No se puede bloquear la voluntad

No se puede bloquear la voluntad

Sí, el santiaguero Jorge Luis Montejo González, especialista en terapia física y rehabilitación, se siente esclavo, pero de su pasión humanista, valor que lo llevó a la Patria de Bolívar a desafiar junto a su bravo pueblo los ataques del imperio.

El especialista Jorge Luis Montejo González considera un crimen el bloqueo de los Estados Unidos contra Cuba y Venezuela. Foto: Jorge Pérez Cruz
El especialista Jorge Luis Montejo González considera un crimen el bloqueo de los Estados Unidos contra Cuba y Venezuela. Foto: Jorge Pérez Cruz

Jorge Luis tiene 34 años de edad y es parte de las generaciones de cubanos que nacieron bajo el bloqueo económico, financiero y comercial de los Estados Unidos contra Cuba y aprendieron a resistir su envestida -ahora más brutal que nunca-, a sobrevivir y a vencer.

Con esas experiencias llegó hace ya nueve meses a Turmero, municipio Santiago Mariño e hizo trincheras en la sala de rehabilitación ubicada en el Centro de Alta Tecnología en la urbanización La Mantuana, del Centro de Diagnóstico Integral Valle Lindo, en el Estado Aragua, estructuras que sustentan en la práctica las ideas de los comandantes Fidel Castro y Hugo Chávez y sus desvelos por atender a los más necesitados.

Razones para defender la solidaridad

“Yo tengo un paciente Manuel Flores, de 35 años de edad, con el síndrome de Guillain-Barré, que llegó a nuestra consulta completamente cuadripléjico, solamente movía la cabeza. Eso fue en el mes de enero y hoy en día ya se incorpora en posición de bipedestación y se mantiene por un período determinado de 30 minutos y a veces un poquito más. Ha tenido una recuperación formidable, y él está muy agradecido de nosotros los cubanos y nos dice que ya se siente parte de nuestra familia, que somos sus hermanos”.

En esta demarcación venezolana hay 42 Salas de Rehabilitación Integral, en las que también se aplica la citoprofilaxis a las embarazadas, “que las prepara para el parto en el transcurso del período de gestación”, afirma Jorge Luis, y explica que a ellas se les explican varias técnicas y ejercicios que contribuyen a un alumbramiento saludable, de forma natural, sin cesárea, acciones que se integran al programa Parto Humanizado, lidereado por el presidente Nicolás Maduro Moro.

Sin embargo, esa obra de infinito amor sufre ataques difamatorios, campañas calumniosas, y directamente el impacto del recrudecimiento del bloqueo a la hermana República Bolivariana, impuestos por quienes convierten los servicios de salud en mercancía inalcanzable para las personas vulnerables, precisamente las más beneficiadas de la colaboración cubana, cuyos protagonistas llegan a los sitios más insospechados de esta geografía.

La rehabilitación, el bloqueo y las alternativas

 

Muchos equipos de hidroterapia requieren rehabilitación o cambio. Foto: Jorge Pérez Cruz
Muchos equipos de hidroterapia requieren rehabilitación o cambio. Foto: Jorge Pérez Cruz

 

“El bloqueo imperialista nos está afectando directamente desde el punto de vista de equipos y de algunos productos, medicamentos, de los cuales carecemos para la aplicación del tratamiento rehabilitador destinado a mejorar la salud y satisfacer las necesidades del paciente”, denuncia Jorge Luis.

Cuenta este colaborador cubano que no siempre tienen las condiciones óptimas para atender a los enfermos, “disponemos de equipos de magneto, de hidroterapia y de corriente combinados con ultrasonido, entre otros, que son muy importantes en el proceso de rehabilitación, porque ayudan a la relajación, la estimulación. Todos son medios con mucho tiempo de explotación y requieren de mantenimientos que no se les pueden dar porque faltan de piezas como consecuencia del bloqueo.

Sin embargo, “esas carencias, sostiene Jorge Luis, nos dificulta las prestaciones, pero no nos ha frenado en ningún momento, porque nunca nuestros servicios se han paralizado y ponemos en práctica alternativas que apoyan la decisión de continuar acompañando a los necesitados y contribuir a apaciguar sus males”.

Cuenta que han recurrido a la Medicina Natural Tradicional (MNT) con el empleo el hielo, la helioterapia y otros recursos de probada eficacia y “si no tenemos la crema, la solución para aplicar masajes, acudimos a tracciones manuales, estiramientos, todo tipo de técnica manual, porque lo fundamental lo tenemos, que es el recurso humano, el personal capacitado para atender a esos pacientes, el conocimiento y la disposición”.

El agradecimiento

Cuenta que los pacientes venezolanos aceptan muy bien la MNT, porque encuentran solución a sus padecimientos, y que ellos mismos, más conocedores de su entorno natural, “recomiendan algunas plantas para consumir y nosotros les orientamos cómo utilizarlas, prepararlas, de acuerdo con sus padecimientos” y que son múltiples y diarias las muestras de su agradecimiento.

Es muy humanitario darle la posibilidad a una persona de rehabilitarse después de pensar que más nunca en la vida va a ser útil, ni poder valerse por sí misma, ni incorporarse a su trabajo y nosotros le damos esa oportunidad de reincorporarse a su vida social con el mínimo de discapacidad, de impedimento.

Por esa razón califica al bloqueo como “una política hostil, cruel, criminal y nosotros seguiremos siendo ese ejército de batas blancas solidario, cooperador, llevador de salud y sueños a los más desposeídos y vulnerables de los pueblos, cuyos gobiernos requieran de nuestros salvadores esfuerzos y fieles al legado de Fidel vamos a estar al lado del pueblo venezolano en cualquier circunstancia”, enfatiza.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu