Aumentar la calidad de los servicios médicos es un imperativo

Aumentar la calidad de los servicios médicos es un imperativo

Un llamado a lograr mayor calidad en los servicios de salud pública realizó el miembro del Comité Central del Partido y Titular del sector, doctor José Ángel Portal Miranda, durante el pleno del Comité del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Salud (SNTS), que se desarrolló mediante una video-conferencia, lo cual permitió el intercambio con directivos (sindicales y administrativos) de todas las provincias, incluido el Municipio Especial Isla de la Juventud.

Foto: Cubadebate

De esta manera se conocieron de primera mano algunas experiencias de los territorios relacionadas con la lucha antivectorial y la situación epidemiológica; el Programa Materno Infantil; la producción de medicamentos; el significativo papel que en las actuales circunstancias de bloqueo y limitaciones económicas desempeñan los racionalizadores e innovadores en cada una de las instituciones, por mencionar algunas.

El doctor Santiago Badía González, secretario general del SNTS, condujo los debates sobre la base de un amplio y crítico informe circulado con anterioridad, el cual abordó —entre otros aspectos— el papel de las secciones sindicales en la batalla y eficiencia económica, el más estricto cumplimiento de la legislación sanitaria y la lucha contra el mosquito Aedes Aegypti, la labor política-ideológica que coadyuve al cumplimiento de las tareas, y el enfrentamiento de los hechos delictivos por parte de los trabajadores y las organizaciones sindicales en sus diferentes estructuras.

Luego de la intervención de la directora del Centro provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología, en la capital, Yadira Olivera Nodarse, integrante también del Comité nacional de este sindicato, Badía resaltó la importancia de la labor que realizan los compañeros de la Campaña de Lucha Antivectorial y señaló que en las asambleas de afiliados resulta imprescindible abordar y debatir sobre los cuantiosos recursos que el país y el Ministerio de Salud Pública colocan en función de esta tarea.

Acerca de la necesidad de lograr mayor calidad en los servicios insistió la doctora Margarita Rodríguez Monteagudo, funcionaria del Comité Central del Partido, consciente de que persisten problemas que inciden en la satisfacción de la población, y sobre los cuales deben accionar los cuadros sindicales y trabajadores del sector.

Una amplia disertación sobre este asunto realizó el Ministro Portal Miranda, quien realizó un detallado análisis de cuestiones relacionadas con la disciplina, la ejemplaridad, la ética profesionalidad y sensibilidad que deben mantener en cualquier circunstancia los profesionales de la salud, así como la debida comprensión de la situación nacional e internacional que en determinados momentos pueden incidir en el quehacer de las instituciones y colectivos.

No es época de discursos —señaló— hay que convencer y se convence con argumentos; para ello tienen que unirse el sindicato y la administración. Ese es el camino real para seguir avanzando, vinculado a la dirección colectiva y al análisis integral de los problemas.

El pleno aprobó un pronunciamiento del SNTS que ratifica “el compromiso de continuar brindando un servicio de alta calidad a nuestro pueblo, con ética y eficiencia, elevando los indicadores de salud para Cuba y para el mundo”.

Asimismo, el secretario general de esta organización sindical convocó a los trabajadores de la salud y de la Organización Superior de Dirección Económica (OSDE) BioCubaFarma a sumarse el venidero 1º de noviembre al tuitazo que se realizará a favor de las misiones médicas cubanas en el contexto del Encuentro Antimperialista de Solidaridad, por la Democracia y contra el Neoliberalismo, que se estará desarrollando en el país en esa fecha.

Pronunciamiento del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Salud

En el marco del 151 aniversario del inicio de la guerra de independencia aquel 10 de Octubre de 1868 y a pocas horas de concluir la histórica cuarta sesión extraordinaria de la novena legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular,los más de 470 mil trabajadores de la salud, unen sus voces para respaldar a la Patria, la Revolución y al Socialismo.

Al mismo tiempo, de manera unánime denunciamos ante el mundo al Gobierno de los EE UU, el cual, en su afán de derrocar a la Revolución Cubana, intenta, con indecentes mentiras, calumnias y manipulación crear una imagen distorsionada de nuestra realidad, ofendiendo a miles de mujeres y hombres, que minuto a minuto garantizan la salud de nuestro pueblo, enfrentándose a un despiadado,cruel, inhumano e injustificado bloqueopor casi60 años.

No es ajeno para el pueblo cubano, ni para el mundo, la acentuada decisión del gobierno de los EE.UU de, según sus palabras,“…aislar financieramente al régimen cubano…”, negando el acceso a Cuba de divisas convertible einfundiendo temor, presionando y amenazando con multas millonarias, para quebrantar las relacionescon nuestro país, lo que afecta la entrada de equipos médicos, tecnologías, reactivos, medios diagnóstico, insumos, material gastables, piezas de repuesto, materias primas para producir medicamentos, y terapéuticas para el tratamiento de enfermedades graves como el cáncer, sin importarles el destino de la salud dela población cubana.

Estas desmedidas e injustificadas acciones, han delatado que dicho gobierno con total desprecio, intenta obstaculizar el avance y funcionamiento del Sistema de Salud Cubano, lo que ratifica, que no le interesa para nada el bienestar, ni la salud de los más de 11 millones depersonas que viven en nuestro país.

Al prepotente y arrogante actual gobierno de los EE.UU, lees difícil entender que a pesar de las innumerables accionesque despliega para denigrar nuestras políticas sociales, desacreditar a la Revolución, confundir,entorpecer, obstaculizar, dividir, desmoralizar e impedir el desarrollo de la Isla,el Estado prioriza y garantiza el derechoa la saludcon calidad, de manera gratuita, accesible yuniversal, alcanzando indicadores de salud y expectativas de vidasimilares a los de países desarrollados; el desarrollo de la amplia red de servicios,la calidad de la formación de los recursos humanos y el avance científico de este Sector, lo cual ha requerido elevada voluntad política y empeñode nuestros dirigentes y el pueblo.

La administración Trump, haacrecentadola campaña para tergiversar, desacreditar y sabotear la ética y esencia de la cooperación médica internacional cubana, intentando desconocer que la solidaridad y el internacionalismo son principios que han caracterizado a la Salud Pública cubana,durante el proceso de construcción de nuestra sociedad socialista.

Pretende ignorar en algunos casos y mancillar en otros el aporte de laColaboración Médica Cubana en los 164 países que ha estado presente.

De igual manera, intentan tergiversar la participación voluntaria y altruista de los másde 400 mil trabajadoresquedesinteresadamente han estado presente en países de África, Asia, América Latina y el Caribe, enfrentando situaciones de catástrofes, epidemias,en zonas de difícil acceso,atendiendo a las poblaciones más necesitadas, loque agrede también a los casi 30 mil colaboradores que en la actualidad están presentes en 65 países.

El teatro insolente, en contra de los cooperantes cubanos que trabajan en otras naciones y de los objetivos de ayudaque ofrece nuestro país; el intento de sabotear la cooperación médica cubana, cuyo propósito es buscar otros pretextos para recrudecer el bloqueo e incrementar la hostilidad contra Cuba; el intento de socavar la calidad de los profesionales de la salud que laboran en programas sociales, de cooperación ycolaboración con otros países, ofende a los trabajadores de la salud y al pueblo cubano.

La infame medidaque ofrece recompensaen dinero a organizaciones, dentro y fuera de la Isla,para desprestigiar las misiones médicas cubanas y la decisión del Departamento de Estado de agregar a Cuba en una lista de países que según Washington incumplen las normas mínimas para eliminar la trata de personas pese a la tolerancia cero declarada por Cuba, ofende a los trabajadores de la salud y al pueblo cubano y constituye una amenaza a la paz y autonomía de Cuba y otros países.

Entendemos que al Gobierno de los EU,centrado en hacer la guerra, le sea difícil considerar que la participación de los internacionalistas cubanos en lucha contra el ébola en África, la ceguera en América Latina y el Caribe, el cólera en Haití y la participación de 26 brigadas del Contingente Internacional de Médicos Especializados en Desastres y Grandes Epidemias “Henry Reeve” en Pakistán, Indonesia, México, Ecuador, Perú, Chile y Venezuela, entre otros países, son el resultado de elevados valores humanos, revolucionarios y patrióticos.

También les será difícil entender que Cuba, un país pequeño, con limitaciones económicas impuestas, haya formado de manera gratuita más de 36 mil profesionales de la salud de 138 países, para contribuir modesta y desinteresadamente con otros pueblos, de los cuales nos queda la gratitud, ratificamosel apoyo incondicional de nuestros trabajadores al pueblo venezolano y a la Revolución Bolivariana.

Como si lo anterior no bastara, de manera grosera, recientemente se le negó la visa a la delegación cubana, impidiendo que se escuchara la voz de Cuba en una reunión de la Organización Panamericana de la Salud, ofendiendo a los trabajadores del sector y al pueblo cubano.

Ante un enemigo irracional, cegado de odio, apostado a cualquier estrategia absurda encaminada a frenar nuestra voluntad de servir al pueblo, no queda otro camino que el de la unidad, multiplicar la creatividad, la inteligencia colectiva, eliminar los problemas subjetivos y la burocracia, elevar la calidad de los servicios, convirtiendo nuestro puesto de trabajo en una trinchera del deber y junto al Partido, el Gobierno y el pueblo seguir construyendo el socialismo, más internacionalistas y más revolucionarios.

Como señaló el compañero Raúl el pasado 10 de abril en la Asamblea Nacional del Poder Popular : “A pesar de su inmenso poder, el imperialismo no posee la capacidad de quebrar la dignidad de un pueblo unido, orgulloso de su historia y de la libertad conquistada a fuerza de tanto sacrificio” y nuestro presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez: “Efectivamente, pensar como país, pensar Cuba es que todos nos entreguemos en cuerpo y alma al servicio de la nación, sacando el mayor provecho de la fuerza más formidable y poderosa de la Revolución: la Unidad”.

El Sindicato Nacional de la Salud ratifica el compromiso de continuar brindando un servicio de alta calidad a nuestro pueblo, con ética y eficiencia, elevando los indicadores de salud para Cuba y para el mundo.

 

Dado en la Habana a los 12 días del mes de octubre 2019.

Año 61 del Triunfo de la Revolución.

 

 

 

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu