Lo pequeño y lo grande

Lo pequeño y lo grande

Afirma Paulino Reyes que si una persona natural como él, con unas pulgadas de alambre y unos trozos de cámara de neumáticos pudo controlar un salidero, al menos por un tiempo, una empresa está en condiciones de hacerlo mucho mejor, y más si está especializada en esas faenas.

Pequeñas soluciones pueden ayudar a resolver grandes problemas. Foto: Arturo Chang
Pequeñas soluciones pueden ayudar a resolver grandes problemas. Foto: Arturo Chang

Ya acogido a la jubilación, preocupado por el despilfarro del líquido en la barriada del reparto Escambray, de Santa Clara, con más decisión y voluntad que medios para evitar el riachuelo de agua potable que corría cerca de su casa, en un rato resolvió el escape existente durante días, semanas, meses…

Su acción es suficiente para demostrar que si con escasos recursos de un simple ciudadano, pudo solucionarse un problema que daña a la comunidad, las entidades especializadas pueden hacerlo mucho mejor.

Una cosa es pensar en grande, en hacer cosas grandes y otra muy diferente la chapucería de dedicarse únicamente a obras de enorme magnitud,como por ejemplo: embalses, canales trasvases y redes conductoras, y descuidar los pequeños escapes que van desde una gota frecuente hasta los chorros que se ven en cualquier calle.

Por supuesto que no se trata de crear una unidad empresarial de base o algo parecido con trabajadores dotados de alambritos y trocitos de algún material propicio para sellar el salidero de la tubería, un alicate y una latica para escarbar como hizo Paulino.

Un comentario en Lo pequeño y lo grande

  1. La cuestión es que si el gobierno de cada municipio no le presta la atención que merece, y pone en marcha un plan eficaz para acabar de elim inar todos los salideros de agua corriente y de aguas albañales, más nunca erradicaremos la problemática del dengue, el zica y todas estas enfermedades transmitidas por mosquitos. Pero no solo los mosquitos, proliferan, están las ratas, el caracol gigante africano, y toda clase de plagas y bichos.
    Si no erradicamos este problema sequiremos con los hospitales llenos de enfermos, las enfermeras caminando pesquisando, la guagua gastando combustible buscando los casos febriles.
    En mi caso particular, vivo en el reparto Rosario, en la Guinera, y en cada cuadra un comité y un salidero de cualquier tipo. La basura copa la calle, incluso, detrás del Centro Comercial Capri y la estación de la PNR, la basura ocupa la mitad de la calle. Es una asquerosidad. A alguien le importa. Que conste que no es solo responsabilidad del gobierno, la población tampoco ayuda, pero es que el churre atrae churre, y las multas, traen disciplinas. Que cada cual haga lo que le toca.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu