Advierte ONU sobre urgencia de salvar los océanos

Advierte ONU sobre urgencia de salvar los océanos

El nivel del mar subirá entre 43 y 84 centímetros hasta el 2100 si no se adoptan con urgencia medidas efectivas para enfrentar el cambio climático, lo que ocasionará severos impactos a nivel global, en particular sobre los pequeños territorios insulares y ciudades costeras.

El nivel del mar subirá entre 43 y 84 centímetros hasta el 2100 si no se adoptan con urgencia medidas efectivas para enfrentar el cambio climático. Foto: elagoradiario.com
El nivel del mar subirá entre 43 y 84 centímetros hasta el 2100 si no se adoptan con urgencia medidas efectivas para enfrentar el cambio climático. Foto: elagoradiario.com

La concentración en la atmósfera de los gases de efecto invernadero (GEI) originada por la quema incontrolada de combustibles fósiles ha elevado en 1 ºC la temperatura planetaria respecto a los niveles preindustriales, fenómeno que de continuar provocará catastróficas consecuencias para la vida en la Tierra, según asevera de modo reiterado la comunidad científica internacional.

El calentamiento y la acidificación de los océanos, la pérdida de oxígeno y los cambios en el suministro de nutrientes ya están afectando gravemente a los ecosistemas marinos, lo que incide gravemente sobre la población del planeta, si se considera que más de 3 mil millones de personas dependen de la biodiversidad marina y costera para su sustento y la pesca emplea directa o indirectamente a más de 200 millones de personas.

La alerta está contenida en el Informe Especial sobre el Océano y la Criosfera en un Clima Cambiante, elaborado por el Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC), de las Naciones Unidas.

Montañas sin hielo, ríos sin agua y océanos sin vida, la catástrofe de no reducir las emisiones de los gases que ocasionan el calentamiento del planeta. Foto: news.un.org/es

El aumento del nivel del mar a escala mundial fue de unos 15 centímetros durante el siglo XX, pero el ritmo actual se ha “más que duplicado”, a un ritmo de 3,6 milímetros al año; y el fenómeno “no deja de acelerarse”.

De acuerdo con el estudio, el cambio climático no solo ha incrementado el nivel del mar, sino también la frecuencia e intensidad de las inundaciones y la mayor pérdida de los glaciares; y alerta que afectará la disponibilidad de agua dulce y la calidad de ese vital recurso, lo que influirá en los sectores agrícola e hidroeléctrico.

Asimismo, los científicos pronostican que si no se actúa, los vientos y las precipitaciones asociados a los ciclones tropicales se agudizarán e incrementarán los eventos de mar extremo.

La frecuencia de las olas de calor marinas se ha duplicado desde el año 1982 y su intensidad no deja de crecer, agrega el informe; y añade que con un calentamiento de 2 ºC, su frecuencia será 20 veces mayor que en la época preindustrial, y si las emisiones siguen aumentando su frecuencia será hasta 50 veces mayor.

“En los últimos decenios, el nivel del mar ha subido cada vez más rápido a causa de las crecientes aportaciones de agua de los mantos de hielo de Groenlandia y la Antártida, sin olvidar otros factores contribuyentes, como el agua procedente del deshielo de los glaciares y la expansión térmica del agua debida al aumento de su temperatura”, ha manifestado la copresidenta del Grupo de Trabajo I del IPCC, Valerie Delmotte.

El estudio del IPCC fue divulgado el pasado miércoles en el marco de la realización en la ONU de importantes eventos dirigidos a movilizar a los Gobiernos, empresariado, sociedad civil y entidades internacionales ante la grave amenaza que representa el acelerado calentamiento global en curso. Su confección estuvo a cargo de 104 expertos de 36 países, quienes durante dos años evaluaron 7 mil publicaciones científicas, citadas en el documento.

El IPCC concluye su reporte con la advertencia de que las consecuencias podrán ser incluso peores con una aceleración del aumento de las temperaturas en el mundo, por lo que considera que los Gobiernos tienen, “necesariamente”, que adoptar acciones “urgentes y ambiciosas” para frenar las emisiones de los GEI. Postergar las acciones, advierte, aumentaría los riesgos y los costes.

El informe del organismo de Naciones Unidas tiene como principal objetivo que sirva de contribución científica fundamental para la comunidad internacional, cuyos líderes se reunirán en la XXV Cumbre de la ONU sobre el Cambio Climático (COP 25) que tendrá lugar en Chile el próximo mes de diciembre.

“Si reducimos las emisiones drásticamente, las consecuencias para las personas y sus medios de subsistencia todavía constituirán todo un desafío, pero puede que sean más fáciles de gestionar para las personas más vulnerables”, afirmó el presidente del IPCC, Hoesung Lee.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu