Pelota maya en la Habana Vieja

Pelota maya en la Habana Vieja

Por: Walter Frieiro (estudiante de Periodismo)

Cuenta el Popol Vuh que Hunahpú e Xbalanqué eran gemelos y jugaban diariamente con la pelota. Los sonidos incesantes que generaban incomodabana a los dioses del inframundo, los de Xibalbá, quienes, decididos a eliminar tal molestia, enviaron a un búho como mensajero para retarlos a un juego.

Foto: PL

Los partidos fueron numerosos, pero los gemelos se las ingeniaban para no perder, porque les costaría la vida. Su astucia les sirvió para salir vencedores en múltiples ocasiones, pero solo hasta una noche en la que el dios Murciélago Camazotz asesinó despiadadamente a Hunahpú.

Esta acción fue tomada como una victoria por los dioses de Xibalbá, quienes celebraron tal asesinato. Sin embargo, aún restaba un partido. Es entonces cuando Xbalanqué, decidido a triunfar,  se las ingenió y logró alcanzar la inesperada victoria en el último intento.

De esta manera surgía según la leyendael Pok Ta Pok,un juego que llegaría a ser crucial para el desenvolvimiento de la vida en las ciudades mayas.

Más de tres mil años después de aquellos acontecimientos, La Habana, urbe que alcanza su medio milenio,  fue  sede de este legendario juego. El Pok Ta Pok arribó por primera vez a Cuba este 26 de septiembre con el objetivo de celebrar los 500 años de la fundación de la Villa San Cristóbal de La Habana, así como ofrecer a los habaneros una demostración de este suceso, declarado por la Unesco  Patrimonio inmaterial de la Humanidad.

El Jardín Las Carolinas, sede del grupo Danza Teatro Retazos, en Calle Amargura, número 61, entre San Ignacio y Mercaderes, fue centro de la inusual presentación. Con trajes autóctonos maya, los cuatro jugadores realizaron la tradicional ceremonia a los dioses para celebrar un juego limpio y sin accidentes.

Iniciaron el peculiar partido donde solo era posible tocar el balón de caucho con el antebrazo y la cadera. Entre golpes y balones anotados en un pequeño aro vertical, los jugadores siguieron las reglas tal y como si se tratase de una exhibición del maya precolombino.

La muestra impresionó a niños y jóvenes, quienes atónitos veían en un segundo momento a estos valientes golpear solo con la cadera a una pelota, que pesaba cerca de 6 libras y se asemejaba a un coco macizo, con el objetivo de acertar en el aro.

Las palabras de presentación del evento estuvieron a cargo de Michael Gonzáles Sánchez, director de Patrimonio Cultural de Oficina del Historiador, quien expresó la importancia de un acontecimiento de tal magnitud para el conocimiento y el intercambio de culturas vecinas. Comparó este pintoresco juego con el tradicional juego de batos que practicaban nuestros habitantes originarios.

Por otra parte, Jairo Estrada, vicecanciller de Guatemala, indicó que este suceso tenía el objetivo de dar a conocer al pueblo cubano este deporte, Patrimonio inmaterial de la humanidad, así como fomentar y preservar los juegos autóctonos y tradicionales, debido a su valor histórico y espiritual, pilares intrínsecos de la identidad guatemalteca.

Este evento contó con el auspicio de la de la embajada de Guatemala y la Oficina del Historiador de la ciudad de la Habana.

 

 

 

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu