Llaman a intensificar la lucha contra el Aedes aegypti

Llaman a intensificar la lucha contra el Aedes aegypti

Un llamado a incrementar la vigilancia y lucha antivectorial en relación con el mosquito Aedes aegypti realizó el Ministerio de Salud Pública (MINSAP), por cuanto entre los meses de septiembre a noviembre se encuentran los picos más altos de infestación por el vector.

Hay que elevar la calidad técnica de la lucha antivectorial: abrir casas y locales a la fumigación, avisar a tiempo a la población, e integrar el operario de la campaña al equipo básico de salud de cada área. Foto: Heriberto González Brito
Foto: Heriberto González Brito

“De ahí que la participación del barrio y de la comunidad en esa tarea sea muy importante”, resaltó en conferencia de prensa la doctora Carilda Peña García, directora nacional de Vigilancia y Lucha Antivectorial, de este Ministerio.

Subrayó que en “en este minuto” la campaña de vigilancia y lucha antivectorial cuenta con los medios necesarios, y señaló la necesidad de que todos se sumen de manera activa a la tarea para lograr mantener la estabilidad epidemiológica del país y no lamentar una epidemia de arbovirosis.

La especialista comentó la existencia de un grupo de factores que guardan relación con la transmisión de enfermedades y la generación del vector, como el clima, la ubicación geográfica, las altas temperatura y humedad, la densidad poblacional en algunas zonas, los movimientos de la población y el vertimiento de residuales líquidos y sólidos.

“Hoy no podemos decir que hay una región del país que escape de los elevados índices de infestación por el vector. Indudablemente, la situación entomológica genera condiciones para que al menor descuido de las medidas de control tengamos la transmisión de enfermedad”, precisó.

Todos los municipios del país tienen algún nivel de tratamiento adulticida, pero están con mayor intensidad los 36 que poseen un elevado índice de infestación por el vector. Aquí se incluyen todos los de La Habana, y en el resto de las provincias —por lo general— los municipios cabeceras y algún que otro territorio de importancia. Dentro de los cuales hemos fumigado los universos más amplios y las áreas de salud más complejas.

Consideró la importancia de evitar posibles focos o fuentes de cría del vector, el cual tiene una extraordinaria capacidad de adaptación y resistencia al medio, pues vive en cualquier lugar donde haya humedad.

Informó que en nuestro país del 65 al 67 % de los focos se detectan en los tanques bajos o en otros depósitos que emplea la población para almacenar agua (dígase cisternas, aljibes, toneles), por lo que resulta esencial la realización del autofocal familiar y laboral, además, que se respeten las medidas luego de la fumigación (tratamiento adulticida), pues los locales deben mantenerse cerrados durante 45 minutos.

Una vez que se conozca que en una casa o en un barrio existe un foco hay que exhortar a esa comunidad a que revise y busque otros lugares donde el vector pueda estar presente.

Resaltó que este mosquito pone los huevos en tantas ocasiones y lugares donde encuentre condiciones y, por lo tanto, no se puede pensar que en una cuadra “no me va afectar”.

Hoy la situación de los centros de trabajo ha mejorado con respecto a años anteriores —manifestó— pero sigue siendo un factor detonante. Por lo tanto, este control hay que mantenerlo también en las escuelas.

Aseveró que desde septiembre y durante cinco semanas se ha estado actuando directamente sobre los factores generadores del vector, con el objetivo de disminuir su presencia.   

“Esto no quiere decir que acabamos el 5 de octubre, sino que en este momento en que se está reproduciendo de manera más fuerte estamos realizando acciones para hacerle frente”.

En el encuentro con los periodistas intervino, además, el doctor Francisco Durán, director nacional de Epidemiología del MINSAP, quien brindó una panorámica sobre la presencia de los arbovirus (dengue, zika, chikungunya y fiebre amarilla) en la región de las Américas, donde ha causado mayores afectaciones en Brasil y otras naciones como Honduras, Colombia, Perú, entre otras.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu