La solidaridad acorta la distancia

La solidaridad acorta la distancia

Por Heriberto González Brito

Duniel Abreu Casas es uno de los médicos formados por la Revolución cubana, en el seno de un país donde el internacionalismo siempre ha sido uno de nuestros baluartes, lo que nos ha permitido llevar la atención médica a todos los lugares del mundo que la han necesitado.

Doctor Duniel Abreu Casas
Foto: Heriberto González Brito

Con motivo de su participación este martes en un acto de solidaridad con Venezuela, Trabajadores conversó con el galeno.

 

¿Cuándo cumplió misión en la hermana nación sudamericana?

Por el año 2006, casi que recién graduado, se nos convocó por parte del Ministerio de Salud Pública, así como por las máximas autoridades del Estado, para integrar un proyecto que se venía gestando desde hacía tiempo, que ya había iniciado en el año 2003 con la creación de Barrio Adentro 1.

Esta vez se trataba, por idea del Comandante Hugo Chávez, de la Misión Barrio Adentro 2, con el advenimiento de todos los centros de diagnóstico integrales que se estaban construyendo para brindar atención de primer nivel al pueblo de Venezuela.

En ese país estuve cuatro años. Recuerdo que pisé tierra venezolana un 2 de julio del 2007 y regresé un 11 de agosto del 2011 con la misión cumplida. Presté mis servicios allí como un integrante más de la brigada de intensivistas que fue a trabajar en los centros de diagnóstico integrales. Radiqué un año, recuerdo, en el estado de Mérida,  preciosa ciudad, un estado chavista hasta los tuétanos como decía el Comandante;  y los otros tres los pasé en Lara, con mucho calor, pero calor también venezolano a pesar de que era un estado que estaba siendo gobernado en ese momento por Henri Falcón, un opositor; sin embargo agradecieron grandemente nuestra ayuda.

Todos decían que con la llegada de la Misión Barrio Adentro, los millones y millones que se atendían anualmente en ese país eran muestra de que con el chavismo y el socialismo, que se estaba tratando de llevar a cabo en Venezuela luego de toda una gobernación de cuarta República y de adecos y copeyanos como le llamaban ellos a estos partidos opositores, había llegado la salvación del pueblo venezolano.

 

¿Qué experiencias atesoras de esa misión?

Experiencias que desde el punto de vista personal, las guardo adentro, las llevo conmigo; y han pasado los años, muchos años, y todavía pienso en Venezuela, y todavía siento cuando a las doce de la noche en Telesur ponen Gloria al Bravo Pueblo y siento ese himno como si fuera mío.

Que Venezuela ni por un momento dude que este país, Cuba, esta islita de casi 12 millones de habitantes, siempre va a estar con ellos, y si tenemos que regresar a darles nuestro apoyo lo vamos a hacer, porque ese es el camino, porque no hay otro, porque así nos enseñó nuestro Comandante Fidel Castro Ruz.

¿Cómo valora este gesto de recoger firmas a favor de la Venezuela asediada?

Pienso que esto es una muy buena  idea, el hecho de recoger  firmas para presentarlas ante la Organización de Naciones Unidas; y esto es una muestra más de que Venezuela no está sola, una muestra más de que Cuba siempre va a estar con ella y Latinoamérica también, y a pesar del asedio estadounidense y de su Gobierno, Venezuela va a seguir con su socialismo adelante.

Las firmas que se están recogiendo, que sea una muestra fehaciente de que los trabajadores y el pueblo cubano están con la patria de Bolívar.

Un comentario en La solidaridad acorta la distancia

  1. Mucha felicidades para el Dr. Duniel Abreu Casas. Muy lindas sus palabras. Gracias a la redacción por su entrevista.

    Un saludo de su paciente.

    Milagros Martínez Toledo

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu