Televisión: Sin cruzar los límites

Televisión: Sin cruzar los límites

A Más allá del límite, la telenovela cubana que concluye por Cubavisión, no le han faltado peripecias, tramas confluyentes, conflictos entre personajes, “dimes y diretes”… Ha habido novelería, como se supone que deba haber en un producto como este. Estamos ante un libreto que hace énfasis en la temática social (el rosario de temas es largo, muchos de ellos polémicos y de acuciante actualidad), pero que no olvida ejes cardinales del melodrama: los altibajos del amor, las relaciones sentimentales, la lucha de contrarios.

 

Ciertamente, el entramado pudiera resultar abrumador para el televidente menos asiduo, y ha faltado esa reiteración oportuna que le permitiría a cualquiera reconectarse rápidamente con las historias, aunque se hubiera perdido 10 capítulos. Eso habría que hacerlo con sutileza, pero habría que hacerlo: los recuentos son necesarios en series de largo aliento.

No obstante, Más allá del límite ha demostrado pulso y enjundia en sus planteamientos, y ha sido notable la evolución de las situaciones y sus protagonistas.

El principal problema de esta telenovela es el de casi siempre: el mediocre empaque de la puesta. Al dramatizado televisivo cubano le cuesta trascender los límites que la falta de recursos parece haberle impuesto. Cuando los ha traspasado —las pocas veces que lo ha hecho— ha sido a golpe de rigor, disciplina, imaginación, talento bien encauzado…

Los actuales esquemas de producción no ayudan, pero así habrá que seguir trabajando. Está demostrado que se puede alcanzar una mejor factura en todos los acápites (fotografía, iluminación, decorados, ambientación, diseño de presentaciones y cortinas, sonido…); es cuestión de redoblar empeños.

 

Cualquier capítulo de Más allá del límite es una sucesión de escenas concebidas de la manera más elemental. La frontalidad agobia, el escaso movimiento de los personajes y las cámaras que los siguen, el imperio de la palabra sobre la acción física (y que conste, la palabra es importante en una telenovela, pero siempre será mejor ver una acción que escucharla referida) son cuestiones que debieron solventarse en la puesta.

En momentos en que la televisión ha alcanzado altas cotas de calidad formal (y las producciones extranjeras que transmite la Televisión Cubana son ejemplo permanente), esta telenovela se ha conformado con ser apenas funcional.

24 comentarios en Televisión: Sin cruzar los límites

  1. Pueden también pensar en una que tenga su drama pero a la vez se mezcle con humor de la vida cotidiana del Cubano así todos podremos despejar después de un agitado día de trabajo recuerdo la novela cubana El Año que viene,la telenovela Brasileña de nono correría que todavía en la actualidad se le dice a alguien cuando es tacaño en eso también se debería pensar .

  2. Considero que la novela esta dentro de nuestra vida cotidiana y no debemos querer tapar siempre el sol, cuando de novela cubana se trata, es mejor que nos den nuestras propia situaciones para asi poder valorar las cosas malas que como seres humanos hacemos en algunas ocasciones , siempre vemos en nuestras novelas algo para hacer critica pero no nos centramos en verle el lado positivo para haecer alguna reflecion a todo lo que en momentos como la escuela y no saber para que le damos dinero a nuestros hijos y de profesores sin escrupulos que nos denigran es mejor verlo en blanco y negro para poder sin hacer tanta critica llevar nuestra cotidianidad con mas alegria y con menos cosas negativas gracias y espero no ofender a muchos que en ves de ayudar solo saben criticar

  3. Coincido con Nora, vivimos el día a día y cuando regresamos a casa es como si tuviéramos que retroceder para asimilar 27 ó 45 minutos de los problemas cotidianos, cuando en realidad lo que necesitamos es desconectar de los mismos. Hago un llamado al equipo de aprobación de los proyectos televisivos dramatizados para que evalúen la posibilidad de considerar la adaptación de algún clásico de la literatura nacional o versionar una obra extranjera. Recuerdo con mucha admiración la obra radial “Cuando la vida vuelve” de Josquín Cuartas y siempre tuve la ilusión de que se llevara a la pantalla televisiva, les aseguro que hubiera sido un rotundo éxito tal y como lo alcanzó Radio Progreso…Se los dejo de tarea.

  4. El escritor es una verdadera maravilla y los actores están divinos es muy dificil contentar a todos pero la novela cumple con creces su cometido

  5. Pongo la novela para escuchar el tema musical de inicio que es mejor que la novela que a veces la veo, pero no estoy de acuerdo en que la gente pase el tiempo viendo un programa donde realza problemas negativos y ejemplos que no debian ni televisarse, pues aunque es posible que puedan ocurrir realmente no creo que la mente humana (del cubano)pueda gozarse viendo personajes negativos como si eso fuera un retrato real de nuestra sociedad, es un mal ejemplo para los jovenes, con”Tras la huella” es suficiente, pero ahí al menos hay un escarmiento y una leccion.Deben pensarse muy bien las puestas televisivas pues aunque su objetivo es entretener, revolver la basura en casa, trae mas basura, mejor trabajar en cambiar la casa como dice Tony Avila en su cancion,hay que buscar temas mas academicos que brinden frutos y enaltezcan valores o brinden soluciones,lo que sean las familias es lo que sera la sociedad.

    • No concuerdo con algunos de sus planteamientos, decía Martí”NUESTRO VINO ES AGRIO PERO ES NUESTRO VINO”, la novela refleja problemáticas imperantes en la sociedad cubana actual, es decir, realidades con las que convivimos a diario pero también destaca valores que constituyen un BUEN ejemplo para las nuevas generaciones,por ejemplo el cariño y respeto de los nietos hacia sus mayores,la elección de dos de los personajes que encarnan a la nueva generación (Carlos y Mayito) del trabajo honesto sobre la “lucha de la calle”, la denuncia de los estudiantes al profesor corrupto, el respeto a la diversidad sexual, entre otros, algunos detalles técnicos y aclaro que no soy experta en el tema deben superar los realizadores pero el balance general de la novela arroja un saldo positivo, excelentes actuaciones con actores consagrados que interactuan con el relevo, felicidades y las palmas para Ofelita Núñez,Manuel Porto,Fernando Echevarría, Ana Gloria Bouden, Laura Moras,Alejandro Cuervo.,Yasmin Gómez y Amada Morado.

      • Martí nunca dijo: “Nuestro vino es agrio”, jamás expresó que es agrio. Lo que dijo fue: “El vino, de plátano; y si sale agrio, es nuestro vino”

        • Gracias por su aclaración, nunca es tarde para incorporar un nuevo elemento, pero y sin ánimos de polemisar en sentido general muchas personas, por supuesto entre las que me incluyo.

  6. La novela ha gustado a la inmensa mayoría de los televidentes, el escritor fue muy creativo al concebir tantos conflictos, que se dan así en nuestra vida real, es muy actual, los actores han desempeñado muy bien su papel, no creo que haya que ser superespecialista para evaluar su impacto, es un espacio para distraer, y eso lo ha logrado con creces.

  7. Por favor dejen descansar la mente no mas problemas cotidiano ,busque verdaderas obras literaria que eduquen y hagan disfrutar cultura en nuestros hogares y que me perdonen los escritores de dichas telenovelas televisivas .

  8. No se a otros, en mi caso la excesiva carga de problemas de la novela más los que tengo diariamente, que por suerte nada tienen que ver con la serie, hacen que mi conciencia me grite ¡NO LA VEAS!

  9. Verdaderamente esperaba mucho más en este comentario, sobre todo porque llevaba muchas semanas esperando una crítica acerca de la novela.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu