¿Quién propaga el odio y el racismo en EE.UU.? (+ Fotos)

¿Quién propaga el odio y el racismo en EE.UU.? (+ Fotos)

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

El presidente estadounidense Donald Trump trata de ganar votos a toda costa para las próximas elecciones, pero su situación es incómoda porque recientes masacres en dos ciudades fueron motivadas por odio, racismo y rechazo a los inmigrantes, tal y como ha predicado antes y después de llegar a la Casa Blanca.

El repudio a estas criminales acciones se manifiesta dentro y fuera de los Estados Unidos. Trató, sin lograrlo, de apaciguar los ánimos con una visita a los familiares de las víctimas en los lugares donde murieron o resultaron heridas.

La prensa local considera que el viaje intentó transmitir un mensaje de unidad nacional a dos ciudades marcadas por la tragedia, ocurrida la primera semana de agosto, pero añaden que no resultó tal como esperaba, pues coincidió con el incremento de las críticas en su contra por difundir una retórica de odio y racismo, ignorando olímpicamente los pedidos de que exista un control sobre las armas.

“La enfermedad mental y el odio aprietan el gatillo, no las armas”, expresó el gobernante, con lo cual repitió un argumento frecuentemente empleado por quienes defienden la portación de armas y se oponen a un mayor control de esos artefactos.

Terrorismo doméstico

Hechos de sangre ocurren en esa nación desde su mismísima fundación, pero por primera vez el mandatario aludió a la matanza de El Paso como un “crimen de odio y terrorismo doméstico”.

El causante de la desgracia, ahora detenido, es presuntamente el autor de un manifiesto antiinmigrantes publicado en la web, en el que hablaba de una “invasión” de hispanos en Estados Unidos.

De acuerdo con el diario The New York Times, Trump provocó sentimientos divididos en Dayton y El Paso. Para algunos su llegada proporcionó consuelo, aunque para muchos generó rencor.

Es necesario recordar que solo en el 2018 se produjeron más de 30 mil incidentes con armas de fuego en esa nación. Este año ya suman 251 tiroteos masivos (con cuatro muertos o más sin incluir al responsable o los responsables, en cada caso) que dejaron 8 mil 733 fallecidos, 400 de ellos menores.

Más armas que habitantes

El periodista Eduardo Suárez, excorresponsal en Nueva York del diario español El Mundo, “en EEUU pervive un racismo estructural que hunde sus raíces en la esclavitud que practicaron los estados sureños durante casi un siglo”.

Patrick Wood Crusius escribió poco antes de disparar que su acción era “una respuesta a la invasión hispana de Texas”. Es decir, una reacción típicamente xenófoba.

“Déjenme ser muy claro –subrayó el candidato demócrata a las presidenciales del 2020, Beto O’Rourke–: [Trump] es un racista abierto y declarado. Y está fomentando más el racismo en este país. Y eso es increíblemente peligroso en Estados Unidos».

No es la primera vez que las palabras del jefe del Estado sirven de fuente para justificar atentados racistas. El autor de la masacre  en la sinagoga de Pittsburgh, en octubre del 2018, culpó a los judíos por la caravana de “invasores” que estaban en camino hacia EE.UU. La caravana fue el mensaje de la campaña de Trump.

El sábado 3 de agosto Patrick Crusius se tomó el trabajo de conducir cientos de kilómetros, durante varias horas, para ser el brazo ejecutor de la matanza, en una ciudad considerada entre las más seguras del país.

Aún frescas las noticias de ambas masacres en EE. UU. se muestra días después un video donde dos policías, a caballo, llevan por las calles a un hombre negro atado a una cuerda. La grabación se hizo viral en las redes sociales y provocó una gran indignación entre los internautas.

¿Qué esperar de lo que pueda pasar en los Estados Unidos, cuando en un mitin celebrado en mayo pasado, Trump hablaba sobre los inmigrantes que llegan a través de la frontera mexicana?

 

“¿Cómo se para a esa gente?”, se preguntó. Y alguien gritó: “¡Disparadles!”. Trump contuvo una sonrisa mientras el público se reía a carcajadas. El video es la más clara evidencia de la posibilidad de nuevos crímenes.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu