Caléndula con naranja y orégano con copal… (+ Fotos)

Caléndula con naranja y orégano con copal… (+ Fotos)

Con una labor sostenida durante años a favor de la medicina verde, el doctor Rodolfo Arencibia  “cosecha”  en la actualidad  lo que hace más de tres décadas emprendió cuando comenzó su inclinación por el estudio de las plantas medicinales.

Ese trayecto necesario condujo a que creara, como trabajador por cuenta propia, el establecimiento Flora: La antigua botica de la abuela, proyecto que en los próximos tiempos está llamado a convertirse en la primera cooperativa de productos naturales en el país.

Con tres libros publicados sobre el tema, vastos conocimientos (es Máster en Medicina Natural Tradicional, MNT)  y la inteligencia propia del cubano, Arencibia consideró oportuno hace más de un año crear en el consejo popular Punta Brava —en el municipio La Lisa, al oeste de la capital— un pequeño laboratorio y también espacio de venta, donde pudiera ofertar a la población algunas mezclas de estas plantas, con sus respectivas indicaciones.

¿Por qué La botica de la abuela?

La abuela y la madre ejercieron en él una gran influencia sobre el uso de las plantas con fines medicinales. “En la casa, cualquier padecimiento se resolvía con un cocimiento, y eso se fue quedando en mi memoria”. De ahí el nombre.

Mientras estudiaba la carrera se interesó por la especialidad de Neurocirugía, pero luego se inclinó por la MNT, dentro de esta la acupuntura, y más tarde de manera particular por las plantas medicinales. Esos fueron los inicios hasta que en la década de los años 90`, siendo médico militar, encontró en las Fuerzas Armadas Revolucionarias un gran apoyo para llevar adelante el trabajo.

La idea de Flora, la antigua botica de la abuela  —explicó— surge a partir del conocimiento de la existencia de fincas de plantas medicinales en las provincias y en los municipios del país, pertenecientes al ministerio de la agricultura y a otras instituciones.

Señaló que allí se producían materias primas que el Ministerio de Salud Pública (MINSAP) no empleaba y, por lo tanto, quedaban como un residuo de la producción. Eso fue, quizás, el “bichito” que lo incentivó a crear en Punta Brava un laboratorio para procesar las plantas medicinales secas, teniendo la garantía de la calidad, lo cual es fundamental para la obtención de un buen producto.

“Por tanto, utilizo materias primas cosechadas por el MINAGRI, a nivel de molinado, todas aprobadas por el MINSAP, y sobre la base de evidencias científicas”.

Aliviar problemas digestivos, respiratorios, renales…

En la actualidad Flora: La botica de la abuela tiene tres puntos más de venta, ubicados en La Lisa, en la avenida 51 y 190; en el municipio de La Habana Vieja, en la farmacia ubicada en Teniente Rey, entre Habana y Compostela (antigua Sarrá). Y el 13 de agosto se efectuará la apertura oficial de otro espacio en la intersección de las esquinas de Infanta y Espada.

“No vendo plantas medicinales por vender”, aseguró uno de estos días a propósito de nuestra visita al stand ubicado en el Palacio de Convenciones, frecuentado por quienes acuden a este recinto en labores profesionales de diversa índole.

“Nosotros preparamos diversas mezclas, ya sea para problemas digestivos, respiratorios, circulatorios, renales. Esto es algo fundamental. Por ejemplo, el anticatarral combina cinco plantas, entre ellas el orégano, el copal, la naranja.

“Para tratar las afecciones circulatorias vinculamos dos especies, la caléndula con la naranja;  y en cuanto a las renales las mezclas pueden ser diversas, pero tratamos que esté presente el té de riñón y a veces utilizamos el Palo de Brasil. Tenemos cubiertos casi todos los problemas de salud”.

Precisó que la variedad de productos oscila sobre los 40, aunque en realidad, y por las dificultades con las materias primas, casi siempre se ofertan entre 22 y 25, sobre todo aquellos más solicitados.

“Antes de los años 80 ya el Comandante en Jefe Fidel Castro había incursionado en este tema —comentó Arencibia— y aunque se avanzó en algún momento hoy estamos tratando de impulsar el desarrollo, la producción y el empleo de las plantas medicinales.

“Considero que esto No es una alternativa porque NO tengo, sino una opción para utilizarla, incluso, cuando se cuenta con otros medicamentos.  El llamado primer mundo no afrontó período especial alguno, ni limitaciones económicas, ni la desgracia del bloqueo. Sin embargo, hoy allí un producto natural es más caro que uno químico. Entonces, hay que mirar en ese sentido”.

A propósito del tema

Del 16 al 20 de septiembre próximo Cuba será sede del Congreso Ítalo-latinoamericano de Etnomedicina, en su edición 28, uno de los eventos más importantes de productos naturales que se desarrolla en el mundo.

El programa científico está concebido de una manera integral, es decir teniendo en cuenta desde el surco, la semilla, hasta el ensayo clínico, la evidencia científica, el uso industrial y la comercialización. Participarán alrededor de 600 delegados cubanos y hasta la fecha está confirmada la asistencia de más de 200 extranjeros en representación de todos los continentes.

3 comentarios en Caléndula con naranja y orégano con copal… (+ Fotos)

  1. Compañero para mi es tan interesante el tema que necesito me escribas a este correo para solicitarle algunas recetas en este sentido

  2. Muy contenta por el tema,siempre me ha interesado y de hecho lo práctico em mi familia,me llama mucho la atención que en las farmacia donde se venden medicamentos de plantas medicinales,ungüentos,etc el personal a cargo no le gusta venderlos se molestan y no conocen para lo que sirve el producto .recientemente compré polvo de semillas de calabaza en una farmacia en calle ,44 en varadero y estaba bien surtida y pude constatar lo antes mencionado muchas gracias y que viva la botica de la abuela.

    • Muchas gracias a usted me encantaria que nos vksite y conocerla el 13 de agosto se abrira la botica en infanta y espada, wspero poderla encontrar alli

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu