Granma, escenario perenne de la historia Patria

Granma, escenario perenne de la historia Patria

Por: Lianne Fonseca Diéguez y Lianet Suárez Sánchez

Desde que el repique de la Campana de La Demajagua anunció, el 10 de octubre de 1868, “el primer día de libertad e independencia de Cuba”, la provincia de Granma ha sido hasta la actualidad escenario de acontecimientos relevantes de la historia de la nación, como los que protagonizó su pueblo en estos días de julio para conmemorar el Aniversario 66 de los Asaltos a los Cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes.

Foto: René Pérez Massola

En vísperas del Día de la Rebeldía Nacional, el mejor encanto que exhibió la oriental provincia fue el espíritu de su gente trabajadora, a la que pudo vérsele esforzada y diligente en el remozamiento de instituciones, el perfeccionamiento de servicios y el incremento de  producciones, acciones que, a la luz de los tiempos actuales, son el mejor tributo cotidiano a la Generación del Centenario, que hizo correr su sangre por fundar un país mejor.

Precisamente para honrar esa laboriosidad del pueblo granmense, la Central de Trabajadores de Cuba entregó importantes reconocimientos a 142 trabajadores de diversos sectores, entre los que puedes mencionarse la profesora María Teresa Arbolaes, agasajada con la Orden “Lázaro Peña” de Segundo Grado, así como la enfermera Amelia de la Caridad Silva y el chofer del sector azucarero Enidio Díaz Machado, quienes obtuvieron igual distinción pero de Tercer Grado.

La actividad, que incluyó la entrega de 17 Medallas “Jesús Menéndez”, nueve de “Trabajador Internacionalista”, 15 sellos conmemorativos “80 Aniversario de la Fundación de la CTC” y 67 distinciones de los diferentes sectores, tuvo su escenario, precisamente, en el otrora Cuartel Carlos Manuel de Céspedes, donde hoy se erige el Parque Museo Ñico López como templo de recordación perenne a los mártires del 26 de Julio.

Al hacer un recuento de las recientes jornadas, que tuvieron a la ciudad de Bayamo como plaza principal, hay que resaltar la Sesión Solemne de la Asamblea Provincial del Poder Popular en Granma, donde, ante la presencia de Miguel Díaz-Canel Bermúdez, presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, se le confirió al General de Ejército Raúl Castro Ruz, primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, la Réplica de la Campana de la Demajagua, máxima distinción que otorga el gobierno del territorio.

La alegría también reinó en la llamada Ciudad Monumento cuando el mandatario cubano Miguel Díaz-Canel se dirigió hasta la ciudad de Bayamo e intercambió con sus pobladores, en sitios como el Combinado Deportivo Jesús Menéndez y zonas aledañas a la Plaza de la Revolución, donde visitó el Cine Céspedes y el Palacio de Computación y Electrónica.

El colofón de estas significativas jornadas no pudo ser mejor en la Plaza de la Patria, donde alrededor de cien mil granmenses, vestidos de negro y rojo, se congregaron para recordar a los caídos en la mañana de la Santa Ana de 1953.

Allí, en la misma explanada donde en el 2006 el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz presidió y clausuró por última vez un acto por el Día de la Rebeldía Nacional, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, en representación de las nuevas generaciones de cubanos,  habló en nombre de los agradecidos y conminó, nuevamente, a pensar como país, “porque nadie va a pensar por nosotros”.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu