Tormenta en Puerto Rico

Tormenta en Puerto Rico

Sin desaparecer totalmente, los destrozos provocados por la tormenta María a fines del 2017 Puerto Rico se estremece por otro fenómeno, no atmosférico, provocado por un escándalo que unió a todos los ciudadanos en una sola consigna: Ricky renuncia.

 

“Los vientos huracanados” que hacen tambalear al actual gobernador provienen del enojo de la sociedad boricua, más allá de posiciones políticas o religiosas, lo que ni siquiera la otra tormenta logró hacer.

El gobernador es cuestionado por la filtración de casi 900 páginas de una conversación privada en la aplicación de mensajería Telegram entre él y miembros de su Gobierno. La charla grupal incluye comentarios homófobos, insultos e, incluso, bromas sobre los muertos por el huracán María del 2017.

La gota que rebosó la copa

 

Las protestas en la isla comenzaron después de que el Centro de Periodismo Investigativo de Puerto Rico diera a conocer los comentarios entre Rosselló y otros nueve miembros de su administración.

Pero el escándalo que le mueve el piso al Gobernador viene acompañado de antecedentes de corrupción, incapacidad para resolver los más graves problemas de la sociedad, en especial el económico, a pesar de la intervención de Washington para remediarlo.

 

La marcha del 17 de julio por las calles de la capital boricua –una de las más grandes acaecidas en la Isla– llegó hasta la fortaleza, como se le dice a su residencia en San Juan.

Si algo tuvo la gran marcha y otras manifestaciones de repudio al gobernador es que todos los boricuas están de acuerdo en que su mandato debe terminar ya.

Reconocidos artistas como Ricky Martin, quien fue mencionado en el polémico chat, contestó a través de Twitter que sus dichos son “completamente repudiables” y “denotan su carácter y personalidad intolerante, arrogante, prepotente, homofóbica, machista y violenta”.

“Renuncie de inmediato. Evítele más sufrimiento y vergüenza mundial a nuestro pueblo”, reclamaron otros artistas. “Somos más y no tenemos miedo. Ricky, renuncia”, clamaron por su parte miles de puertorriqueños el miércoles 17 de julio.

¿Podrá ser destituido el Gobernador?

La situación es tal que preocupa y ocupa a quienes deben tomar cartas en el asunto.

La formación política del gobernador, el Partido Nuevo Progresista (PNP), busca un sustituto del exsecretario de Estado, destituido recientemente, ya que en caso de que dimitiera Rosselló, este sería el encargado de asumir las riendas de la Isla.

El presidente de la Cámara de Representantes de Puerto Rico, Carlos Méndez, anunció este miércoles que esa entidad legislativa inició contactos con juristas para que presenten un informe del que dependerá la activación del proceso de destitución del gobernador Ricardo Rosselló.

La decisión de Méndez se produce después de que el gobernador reafirmara su decisión de permanecer en su puesto.

Sin embargo el propio Méndez, tras mantener una reunión con los legisladores del gobernante PNP para abordar la crisis del chat, explicó que esa iniciativa no puede ponerse en marcha porque la Constitución de Puerto Rico establece en qué circunstancias es posible, que no se cumplen en este caso, según su opinión.

Es decir, ya se prepara a la opinión pública para evitar lo que la inmensa mayoría del pueblo puertorriqueño pide a gritos en las calles de las principales ciudades de la Isla.

La inestabilidad se produce mientras Puerto Rico lucha contra una recesión de 13 años, una crisis de deuda y aún no se recupera de los devastadores huracanes del 2017, incluido el huracán María, uno de los peores desastres de su historia.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu