Damasco: Jardín Internacional de Flores

Damasco: Jardín Internacional de Flores

La edición 40 del Festival Internacional de las Flores de Damasco, organizada por el Ministerio de Cultura y el gobierno local en el céntrico parque capitalino de Tishreen, que se extenderá hasta el próximo 10 de julio, es otra expresión de que, al igual que el Ave Fénix, la nación renace entre las cenizas de la impuesta guerra de agresión terrorista, organizada, estimulada y pertrechada por las grandes potencias occidentales y sus aliados en el Oriente Medio.

Festival Internacional de las Flores de Damasco
Foto: SANA

La participación nacional y foránea en más de 55 pabellones, exponentes de esta hermosa tradición cultural de la República Árabe Siria, y sus miles de visitantes confirman la gran victoria sobre sus enemigos, la diaria y creciente estabilidad política y económica y los ingentes esfuerzos que se realizan para la reconstrucción de la enorme devastación causada por la guerra.

No obstante, estos grandes logros, Siria continúa enfrentando las agresiones armadas de los remanentes de las dispersas bandas terroristas, la ilegal presencia de tropas de Estados Unidos en su territorio y las provocaciones en las Alturas del Golán, ocupadas por el ejército sionista en 1967, durante la llamada Guerra de los Seis Días y tras la del Yom Kipur en 1973.

Comarca que el sionismo pretende anexarse, violando, una vez, las Resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, específicamente la 242 que desde 1981 dejó establecida la ilegalidad de esa acción expansionista.

Ahora los dirigentes de Tel Aviv vuelen a exacerbar la confrontación y la violencia en esa zona, gracias a la obsecuencia, admiración y agradecimientos que profesan por el multimillonario magnate empresarial Donald Trump, el iracundo presidente de Estados Unidos, por su público y reiterado apoyo a la propiedad de la meseta.

Con una servil e ilegal determinación, el primer ministro sionista, Benjamín Netanyahu, se arroga el derecho de perpetuar la memoria del inquilino de la Casa Blanca, en una nueva colonia judía en esas Alturas, que legítimamente pertenecen a la República Árabe de Siria, desde tiempos milenarios.

Según medios de prensa internacionales, en los mil 200 kilómetros cuadrados usurpados por el Estado sionista están asentadas 33 colonias judías, en las cuales residen 22 mil judíos y 27 mil sirios.

Mientras Damasco reafirma que los Altos del Golán son parte integral de su territorio, al que no renunciarán jamás, y proclama su determinación a recuperarlas, los residentes sirios en ellos han iniciado huelgas y acciones de protesta en contra de los designios colonialistas y en defensa de su identidad nacional, manifestaciones que están siendo reprimidas violentamente por el ejército israelí.

Según analistas, la tensa situación creada en el Golán obedece también a los propósitos de Estados Unidos e Israel de propiciar respiro y posibilidades de reorganización a los restos de las organizaciones terroristas presentes todavía en territorio sirio, lo que está destinado al fracaso.

Durante 8 años la patriótica resistencia de ese pueblo, ejército y Gobierno en defensa de su soberanía, independencia e integridad territorial, no ha permitido la consecución de los planes imperialistas y, sin duda, más temprano que tarde la República Árabe de Siria recuperará su total normalidad, para que Damasco y toda la nación vuelvan a convertirse en un jardín de fragantes flores, como lo es hoy su Feria Internacional.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu