El desarrollo económico como misión sindical (+ Fotos)

El desarrollo económico como misión sindical (+ Fotos)

La responsabilidad del movimiento sindical cubano de contribuir con el desarrollo del país fue analizada en el Pleno Provincial de la CTC en Holguín, espacio en el que primó un análisis profundo sobre los principales indicadores económicos de la oriental provincia, que tiene como retos ampliar sus capacidades para la exportación, la sustitución de importaciones y la producción nacional

Foto: Lianne Fonseca Diéguez

¿Cómo puede el movimiento sindical holguinero contribuir al  mejoramiento de la provincia y el país? ¿Cómo fomentar cada día en los colectivos laborales una conciencia económica que comprometa a los trabajadores e impulse el desarrollo en un contexto nacional difícil?

Esas interrogantes guiaron en todo momento los debates del Pleno Provincial de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) en Holguín, espacio que se caracterizó por la profundidad en los análisis sobre el comportamiento, en el primer cuatrimestre del año, de los diferentes sectores de la economía y los servicios, algunos de los cuales exhibieron resultados poco halagüeños, evidenciados en el incumplimiento de 33 producciones físicas, las utilidades de 9 entidades y algunos rubros exportables, entre otros indicadores.

 

Foto: Lianne Fonseca Diéguez

Como se patentizó en el informe presentado por George Batista Pérez, secretario general de la CTC en la provincia, si bien entre las causas de esas insuficiencias figuraron elementos como la limitación con diversos recursos, también incidió la falta de empuje en distintos colectivos, cuestión que debe revertirse, como expresara el dirigente sindical, con exigencia en la organización del trabajo, el fomento de valores y la búsqueda constante de mecanismos de atención y motivación de la fuerza laboral.

En el Pleno se insistió que para lograr avances en ese sentido, la CTC en la oriental provincia se encuentra inmersa en el aseguramiento político del proceso de análisis con los trabajadores de la elaboración del plan de la economía y el presupuesto del próximo año, cuyo éxito dependerá del nivel de participación consciente que se logre en la base, donde debe existir visión meridiana de las potencialidades y reservas por explotar.

Foto: Lianne Fonseca Diéguez

La participación activa de varios integrantes del Pleno permitió trazar directrices para consolidar, por ejemplo, mejoras en el sector de la agricultura, que requiere un fortalecimiento de su aparato económico y política de cuadros, y de un aprovechamiento máximo de los seis polos productivos existentes en la provincia, tal como insistió Noel Rosado González, secretario general del Sindicato Provincial de Trabajadores Agropecuarios, Forestales y Tabacaleros.

Se abordó igualmente la necesidad de que las entidades de la industria alimentaria, aun cuando han sufrido directamente la carencia de insumos imprescindibles, no cesen en la búsqueda de alternativas para continuar produciendo variedades de surtidos en beneficio de la población.

También se reparó en las afectaciones que provoca el recrudecimiento de las medidas del Gobierno estadounidense hacia Cuba, las cuales se reflejan, fundamentalmente en el turismo, y constituyen una razón para continuar aglutinando esfuerzos en los colectivos laborales. Al respecto, Karelia Fernández Pérez, secretaria general del Sindicato Provincial de Trabajadores de Hotelería y Turismo, enfatizó que el sector presenta un descenso en sus índices de ocupación, sobre todo de clientes internacionales, así como limitaciones de suministros; sin embargo, sus trabajadores se afanan en mantener el confort de las instalaciones y brindar calidad en los servicios.

Ismael Drullet Pérez, miembro del Secretariado Nacional de la CTC y diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular, insistió en que la labor sindical debe enfocarse en mantener la unidad y la motivación en cada centro, garantizar la participación activa de los trabajadores en la gestación de los planes económicos, explotar todas las reservas ideológicas y morales de los colectivos, y priorizar tres frentes económicos esenciales: la sustitución de importaciones, la producción de alimentos y el desarrollo de inversiones.

Arelis Marrero Guerrero, miembro del Comité Central del Partido y del Buró Provincial en Holguín, llamó a combatir las causas de los incumplimientos y transformar positivamente los indicadores económicos del territorio, para lo cual, dijo, se cuenta con una gran fortaleza: el capital humano.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu