Polos productivos: Alimentos competitivos

Polos productivos: Alimentos competitivos

Para vincular adecuadamente a las grandes empresas agrícolas y la industria procesadora, a fin de garantizar el abastecimiento a las ciudades, la exportación y al mercado interno en divisas, se crearon los polos productivos agropecuarios.

Foto: Agustín Borrego Torres

Miguel Rosales Román, director general de Agricultura, del ministerio de igual nombre, comentó que su concepto está implícito en los Lineamientos aprobados por el VI y VII congresos del Partido, y entre los objetivos está estimular las producciones de viandas, hortalizas, granos y frutas en amplias áreas donde confluyen la empresa estatal, las cooperativas y productores.

Los polos productivos plantean un concepto superior de organización para hacer más eficiente, sostenible y coherente el desarrollo integral de una zona o cultivos, y una oportunidad para que la empresa estatal recupere su liderazgo ante la base productiva y del desarrollo local, con prioridad en la distribución de insumos, de tecnologías y la capacitación, argumentó.

En la rama agrícola existen 67 polos productivos con variadas encomiendas en dependencia de los cultivos históricos de cada lugar, la vocación de los suelos, la cultura agrícola y las necesidades apremiantes de la diversificación, informó.

Según las definiciones, están dirigidos por las empresas para organizar el proceso agrícola y comercial, cerrando el ciclo productivo y haciendo formación local de precio, y la integración de los productores es mediante un sistema incluyente y excluyente.

No suplantan a ninguna de las estructuras actuales, ni entran en contradicción con leyes y disposiciones vigentes, pero sí ordenan, mediante documentos legales, las regulaciones técnicas y administrativas que lo rigen en beneficio de los que se integran voluntariamente.

La recuperación del papel hegemónico de las empresas pasa por el fortalecimiento de su estructura para prestar y dar servicios técnicos, desarrollar la comercialización, que incluye su especialización en el desarrollo de la técnica de beneficio, almacenamiento y conservación de los productos frescos y procesados en las industrias.

Para su mejor funcionamiento se categorizan como polo productivo agroindustrial especializado (los arroceros); no especializados (antiguas empresas citrícolas que hoy se diversifican), y los de cultivos varios, donde se espera la satisfacción de los alimentos con mayor surtido, calidad y precios asequibles; el cumplimiento con los contratos de producción para el turismo, aplicar tecnologías y acciones más amigables con el medio ambiente, el desarrollo tecnológico de la base productiva y el fortalecimiento de la empresa estatal, la cual adecuará su gestión económica a las nuevas condiciones y transformaciones que ha tenido la agricultura.

Miguel Rosales comunicó que se trabaja en la creación de los polos productivos de las montañas, en pequeñas áreas donde sea factible aprovechar las condiciones del suelo, el clima y la cultura agrícola para lograr producciones de hortalizas fuera de época y abastecer al turismo disminuyendo las importaciones.

Se observa un crecimiento de las exportaciones de productos frescos y procesados procedentes de los polos productivos, lo que confirma lo oportuno de su creación, precisó Rosales.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu