108 Conferencia Internacional del Trabajo: Contra la violencia y el acoso

108 Conferencia Internacional del Trabajo: Contra la violencia y el acoso

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

Cuba fue uno de los Estados que aprobó en la sesión final de la 108 Conferencia Internacional del Trabajo (CIT) dos nuevos instrumentos internacionales para combatir la violencia y el acoso. Se trata del Convenio sobre la eliminación de la violencia y el acoso en el mundo del trabajo, y una Recomendación de nombre similar. Ambos son parte del legado más importante del evento que  sesionó entre el 10 y el 21 de junio en Ginebra, Suiza.

 

foto: www.globalmedia.mx

 

La abogada Miriam Lau, directora de Relaciones Internacionales y Comunicación Social en el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social y miembro de la delegación cubana a la CIT, aseguró  a Trabajadores que expertos de su país, en representación de los eslabones del diálogo tripartita que defiende la Organización Internacional del Trabajo (OIT) —Gobierno, empleadores y trabajadores— integraron la comisión que elaboró el Convenio y participaron del proceso técnico y de consulta que llaman “doble discusión”.

Según trascendió, el Convenio entrará en vigor 12 meses después de que dos Estados miembros lo hayan ratificado y la Recomendación, que no es jurídicamente vinculante, proporciona directrices sobre cómo aplicarlo.
“Cuba es un Estado responsable, cumple sus obligaciones y ratifica las normas internacionales cuando tiene creadas las condiciones en la legislación nacional y en la práctica. Ahora sobreviene el período de tiempo reconocido por la OIT para que los Estados miembros analicen y comuniquen su decisión definitiva”, explicó Miriam.

El texto afirma que la violencia y el acoso en el mundo del trabajo “pueden constituir un incumplimiento o una inobservancia de los derechos humanos… y poner en riesgo la igualdad de oportunidades, y que son inaceptables para lograr un trabajo decente, e incompatibles con este”.  Define  “violencia y el acoso” como comportamientos, acciones o amenazas “que tengan por objeto, causen o sean susceptibles de causar, un daño físico, psicológico, sexual o económico”.

El objetivo es proteger a los empleados, con independencia de su situación contractual; ampara a quienes realicen actividades de capacitación, pasantías y formación profesional, a los trabajadores cuyo contrato se haya rescindido, a las personas que realicen labores de voluntariado o busquen trabajo, y a los solicitantes de empleo.

La norma se hace extensiva además a espacios que están más allá del puesto de trabajo: donde se efectúan la remuneración y los recesos para descansar o comer; en las instalaciones sanitarias (aseo y cambio de vestuario); durante los viajes para cumplimentar programas de formación, eventos o actividades sociales de índole profesional; en los alojamientos proporcionados por el empleador y también en todas las comunicaciones vinculadas al ámbito laboral (en particular aquellas en las que se usan tecnologías de la información y la comunicación).

Guy Ryder, director general de la OIT, señaló que: “La siguiente etapa consistirá en la aplicación de esas medidas de protección, con objeto de fomentar un entorno laboral mejor, más seguro y decente para mujeres y hombres. Estoy convencido de que, habida cuenta de la cooperación y la solidaridad que hemos constatado al respecto, y el interés público manifiesto en la adopción de medidas, se producirá una ratificación de forma rápida y generalizada para que se lleven a cabo las acciones pertinentes”.
La 108ª Reunión de la CIT ha sido denominada la Conferencia del Centenario, en referencia a la fundación de la OIT, suceso que tuvo lugar en 1919 y en el cual Cuba también estuvo presente.

La delegación cubana a Ginebra estuvo encabezada por Salvador Valdés Mesa, Primer Vicepresidente; Ulises Guilarte de Nacimiento, secretario general de la CTC; y Margarita González Fernández, ministra del Trabajo y Seguridad Social, entre otros funcionarios y expertos, quienes intervinieron en diferentes momentos y espacios para denunciar la hostilidad imperialista contra la Mayor de las Antillas, política que afecta de manera particular a los trabajadores, sus familiares y al desarrollo económico del país.

También argumentaron la necesidad de democratizar los mecanismos de trabajo de la OIT y reconocieron los loables resultados alcanzados por la institución, así como los retos actuales y futuros del mundo del empleo.

2 comentarios en 108 Conferencia Internacional del Trabajo: Contra la violencia y el acoso

  1. Me interesa leer la intrervencion de la Doctora Miriam Lau sobre el tema del Acoso, en la ultima sesion de la OIT. Muchas gracias!

    • La intervención de Miriam Lau sobre el tema no aparece publicada en la página oficial de la OIT, de cualquier forma le comentaremos a ella de su interés.
      Gracias por comentar.
      Saludos,
      Yimel

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu