La límpida verdad ante las pretensiones del imperio (+Fotos)

La límpida verdad ante las pretensiones del imperio (+Fotos)

Por: Julio Gerardo Hun Longchong (estudiante de Periodismo) y Evelio Tellería Alfaro

Una frase muy cubana expresa “más claro, ni el agua”, cuando durante un diálogo o ante una determinada situación resulta necesario mostrar o queda demostrado lo palpable de un hecho.

Los trabajadores del sector no estatal en la Feria de la calle 23 esquina a M, al patentizar este sábado su total rechazo a las nuevas pretensiones de Estados Unidos. Foto: Abel Padrón Padilla

Tan popular apotegma quedó refrendado por los trabajadores del sector no estatal en la Feria de la calle 23 esquina a M, al patentizar este sábado su total rechazo a las nuevas pretensiones de Estados Unidos con el recrudecimiento de la hostilidad hacia Cuba a través de la Ley Helms-Burton.

Foto: Abel Padrón Padilla

El mensaje a la administración Trump fue diáfano. Héctor Danilo Rodríguez, integrante de ese colectivo, sentenció que el bloqueo nos afecta, pero en ningún momento nos intimida; en nuestro día a día nos acompaña algo que por mucho dinero y poder que tengan los imperialistas nunca podrán comprar y son la razón y la  verdad.

Leonel Alfonso Díaz, administrador del lugar,  señaló que prácticamente todas la labores que allí realizan sus compañeros requieren de materia prima importada y mencionó los hilos y tejidos.

Leonel Alfonso Díaz, administrador del lugar, señaló que prácticamente todas la labores que allí realizan sus compañeros requieren de materia prima importada. Foto: Abel Padrón Padilla

Nada fácil resultan las dificultades materiales para el joven artesano Yoel Boza Wong,  pues solamente dispone de un 20 por ciento de los insumos para la actividad que realiza “Las ventas han disminuido y mi familia  se ha visto afectada”, apuntó.

Foto: Abel Padrón Padilla

“Los cubanos somos muy tenaces y tenemos  mucha historia que enseñar y seguiremos dando ejemplo en salud, en cultura y abrimos nuestras ventanas al mundo”,

Con determinación en sus palabras,  Maricel Cardentey Pérez, artesana en bisutería, recalcó que “no hay ningún desaliento entre los trabajadores por cuenta propia”.

“Todos aquí rechazamos la Ley Helms-Burton y el bloqueo contra nuestro país. Es cierto que ambas cosas nos afectan a nuestra familia y al país, si tenemos en cuenta que tales circunstancias atentan contra el turismo, por ejemplo”.

Precisó que “el 35 por ciento de las personas que laboran en el sector no estatal somos mujeres y eso tiene un peso grande en la economía de nuestros hijos y en los hogares también”.

Suben las anclas, bajan las ventas

Entre decenas de lienzos y artesanías, Jesús Castro Borges espera un cliente. Recorre con la mirada el antiguo almacén San José, ubicado entre Cuba y Habana, en la Avenida del Puerto, buscando un potencial comprador. Otra jornada perdida. Han pasado solo diez días desde que zarpó el último crucero. No sabe qué hacer cuando el mes termine.

Jesus Castro “Antes comercializaba un cuadro diario, y ahora puedo pasar de ocho a diez días sin vender uno”, aseguró Jesús Castro. Foto: Abel Padrón Padilla

“La mayor parte de mis clientes son extranjeros. Estamos en la etapa baja de turismo, pero ahora ha sido excesivo. Si antes disminuía un 30 por ciento, ahora lo hemos hecho entre un 70 y 80 por ciento”, enfatizó el cuentapropista.

El Centro Cultural “Antiguos Almacenes de Depósito San José”, alberga a cerca de 460 puestos de venta de artesanías, joyería y suvenires, entre otros productos. Por encontrarse a pocos metros del embarcadero de cruceros, los visitantes de Estados Unidos eran sus principales clientes. Con las nuevas medidas del Departamento de Estado de la nación norteña, las ventas de ese centro cayeron en picada.

“Antes comercializaba un cuadro diario, y ahora puedo pasar de ocho a diez días sin vender uno. Esto afecta directamente a la economía familiar, pues no dejamos de pagar los impuestos”, explica Jesús, quien además de mantener su hogar, envía dinero y artículos variados a su madre en Camagüey, encamada por causa de una enfermedad.

“Yo le compraba alimentos específicos, medicamentos y otras cosas, e incluso pude viajar y traerle artículos que necesitaba. Ahora solo puedo mandarle algún dinero, pero no puedo ayudarla como antes, en parte también por la escasez”, lamenta.

Sin embargo, las dificultades no minaron su espíritu, ni tampoco afectaron su capacidad para, desde su humilde puesto de venta, analizar la realidad. Por tal motivo, Jesús Castro Borges se unió a sus compañeros del Almacén San José en un acto de repudio colectivo al recrudecimiento del bloqueo contra nuestro país y a la Ley Helms Burton.

“Nuestro pueblo está dispuesto al diálogo con el pueblo norteamericano, que haya un entendimiento. De lo contrario, pienso que no nos entendemos”, expresó ante sus compañeros. Además de Jesús, otros compartieron sus opiniones con respecto a estas acciones, entre ellos Andy Díaz Roque, trabajador contratado en la venta de artesanías.

Andy Para Andy Díaz, las sanciones son resultado de un grupo pequeño dentro del gobierno yanqui, capaz de afectar a sus propias compañías. Foto: Abel Padrón Padilla

“¿Por qué repudiar el Bloqueo y la Helms-Burton? Porque somos cubanos, somos familias que dependen de su trabajo. Hay un país de más de 11 millones de personas que necesita de solvencia económica para poder desarrollarse, desenvolverse, y llevar el pan a la mesa de sus hijos”, declaró el trabajador.

“Esta es una medida política que nos afecta económicamente. No podemos valorarla como una medida económica, porque es una medida contra el gobierno cubano, pero que afecta principalmente al pueblo que representa ese gobierno”, añadió.

Para Andy, las sanciones son resultado de un grupo pequeño dentro del gobierno yanqui, capaz de afectar a sus propias compañías. Sin embargo, este harakiri solo le dará a la administración Trump problemas internos, pues las acciones en Cuba, si apostaron por presionar al sector privado, no llegarán a buen puerto. En palabras de Jesús Castro Borges, “los ‘emprendedores’, como nos llamó Obama, somos una de las partes más afectadas, pero jamás nos vamos a doblegar”.

Foto: Abel Padrón Padilla

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu