Industrias en Cienfuegos: Entre la obsolescencia y la modernidad

Industrias en Cienfuegos: Entre la obsolescencia y la modernidad

Una de las particularidades que caracteriza a la provincia de Cienfuegos es su potencial fabril. Las décadas de los años 70 y 80 del pasado siglo fueron de un notable auge en la construcción y montaje de industrias para garantizar producciones diversas. Hoy, salvo excepciones, se mantienen activas a pesar de una notable obsolescencia tecnológica.

En la última década la empresa Oleohidráulica, de Cienfuegos, satisface el 30 % de la demanda nacional de mangueras y cilindros. También producen gatos hidráulicos de botella de dos, cinco, siete y doce toneladas, prensas y transpaletas (carretillas para el transporte manual de las cargas). Foto: Cortesía de la dirección de la empresa
En la última década la empresa Oleohidráulica, de Cienfuegos, satisface el 30 % de la demanda nacional de mangueras y cilindros. También producen gatos hidráulicos de botella de dos, cinco, siete y doce toneladas, prensas y transpaletas (carretillas para el transporte manual de las cargas). Foto: Cortesía de la dirección de la empresa

Están en ese territorio fábricas vitales para la economía del país, como la Oleohidráulica José Gregorio Martínez, única de su tipo en Cuba; la Planta de Gases Industriales; la Papelera Damují, y próximamente debe incorporarse una moderna planta para producir fertilizantes mezclados y granulados.

Tanto el colectivo de la empresa Oleohidráulica como el de la unidad empresarial de base (UEB) de Gases merecieron una vez más la condición de Vanguardia Nacional, otorgada por el Secretariado Nacional de la CTC, por sus exitosos resultados integrales en el año 2018.

La primera de ellas ha logrado estabilizar la producción después de un período, ya lejano en el tiempo, en el cual todo indicaba que quedaría inactiva. Las soluciones encontradas, el espíritu emprendedor y la voluntad de seguir adelante la mantuvieron activa y de manera paulatina ha elevado la producción. Hoy es una de las entidades más eficientes e imprescindibles del Ministerio de Industrias (Mindus) en el país.

El plan de esa empresa para el 2018 ascendió a 11,5 millones de pesos y para el actual se han propuesto 18 millones. Y algo muy importante: apuestan a las exportaciones.

A la fabricación de mangueras y cilindros hidráulicos de diferentes diámetros incorporaron otros renglones de alta demanda, gracias, en buena medida, a una favorable “inyección” de equipamiento, por la materialización de un proceso inversionista que ha permitido mejorar la tecnología e incorporar, por ejemplo, controles numéricos computarizados en viejos tornos fabricados en el antiguo campo socialista, fundamentalmente en las desaparecidas República Democrática Alemana (RDA) y Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS).

Otra buena nueva es la casi terminación del proceso de construcción y montaje de la planta para la producción de fertilizantes, del tipo NPK (Nitrógeno, Fósforo y Potasio). La etapa de pruebas, ajustes y puesta en marcha debe realizarse precisamente en este mes. El plan para el presente año es de 79 mil toneladas (t). La capacidad total asciende a 300 mil t anuales. Ya están en esa planta 4 mil t de materias primas de importación para afrontar la arrancada.

Esa inversión fue aprobada después de un estudio de factibilidad técnico-económica. El monto asciende a 29,7 millones de pesos, de los cuales 2,7 millones provienen de un crédito gubernamental otorgado por la India. Hasta el momento se han ejecutado unos 23 millones, los que representan el 77 % del total, pues aún faltan algunos objetos de obra.

Tras la tormenta…

La unidad empresarial de base (UEB) Sergio González López (Papelera Damují), ubicada en el municipio de Abreus, ha pasado por momentos muy difíciles, fundamentalmente por la notable fluctuación de la fuerza laboral, debido a la inestabilidad en la producción por causas diversas, entre ellas el envejecimiento de la maquinaria fabril, la cual ha estado en explotación continua por más de 50 años.

Las cifras del éxodo laboral posibilitan apreciar la magnitud del problema: año 2016: 71 trabajadores; 2017: 117; 2018: 163, y en lo que va del 2019: 29.

La planta Damují produce el papel denominado de Estraza, Madera o Kraft, de color marrón, altamente demandado en diferentes sectores, como el de la salud pública. Foto: Efraín Cedeño
La planta Damují produce el papel denominado de Estraza, Madera o Kraft, de color marrón, altamente demandado en diferentes sectores, como el de la salud pública. Foto: Efraín Cedeño

A la vieja maquinaria se le ha incorporado algo de modernidad, pues entre otras inversiones ejecutadas se concluyó el montaje y puesta en explotación de equipos de laboratorio, que permiten evaluar con precisión las propiedades de las pulpas y de los productos finales; y se finalizó el montaje y puesta en explotación de tres nuevos motores, los que posibilitan mayor potencia en la refinación y alcanzar mejoras en el grado de molida de la pulpa y altos índices de resistencia en las propiedades físicas finales del papel.

La dirección sindical aprecia con buenos ojos que algunos trabajadores hayan regresado, pues se manifiesta cierta estabilidad productiva y por tanto, una mejoría salarial. Muestra de ello es que se cumple el plan del primer cuatrimestre del 2019.

Guillermo Rossell Cartaya, director de esa UEB, consideró que hubo una buena preparación para afrontar este año, lo que ha favorecido el pago y la estimulación a los trabajadores. Ponderó la labor de los innovadores, pues son los que garantizan el funcionamiento, con la elaboración de todas las piezas de repuesto y componentes necesarios y que no tengan, como sucede con algunos, carácter específico debido a la singularidad de la tecnología.

“El éxodo no se ha debido solo al bajo salario, sino también a deficiencias en la atención a los trabajadores y a dificultades con los medios de protección, con la ropa, el calzado, la alimentación… Estamos atendiendo con prioridad esos aspectos y la situación mejora paulatinamente”, afirmó.

Amado de Armas Abreu, director de capital humano del Ministerio de ese sector, al referirse a ese problema, generalizado en todo el país, explicó que ciertamente se ha originado un éxodo notable de obreros con alta calificación y técnicos de nivel superior, pero también es notable ya el envejecimiento de quienes laboran en las fábricas, lo que precisa a adoptar decisiones que permitan asegurar el personal que operará próximamente las múltiples tecnologías en cada una de las plantas, con la mirada puesta en el futuro.

Subrayó que se organiza un evento científico en la Universidad Tecnológica José Antonio Echeverría (Cujae), de La Habana, el que permitirá comprometer a quienes allí estudian a realizar sus investigaciones, trabajos de diplomas y tesis en las múltiples industrias de la nación e identificarse con ellas. Posteriormente se multiplicará por los restantes centros de la educación superior.

Argumentó además, que la dirección del Mindus ha orientado la categorización docente de los profesionales del sector que tengan condiciones y capacidades para impartir conocimientos en los institutos politécnicos y las universidades, pues en esos niveles de enseñanza también hay déficit de profesores.

Por otra parte, el territorio cienfueguero cuenta con mil 580 trabajadores no estatales vinculados a actividades de carácter industrial. José Saura Suárez, representante del Ministerio para ese sector en Cienfuegos, precisó que 902 de ellos están afiliados al sindicato, y se ha establecido el propósito de fortalecer la vinculación y la atención a ellos.

Entre la obsolescencia y la modernidad tecnológica, las entidades pertenecientes al Ministerio de Industrias y al sindicato de ese sector en la provincia se mantienen activas y sobrecumplen, de manera conjunta, el plan correspondiente a los primeros cuatro meses del actual año, lo cual es una noticia excelente, sobre todo porque el país necesita materializar los compromisos de producción, favorecer la empresa estatal socialista, elevar las exportaciones, disminuir las importaciones y fortalecer el encadenamiento productivo.

2 comentarios en Industrias en Cienfuegos: Entre la obsolescencia y la modernidad

  1. Constantemente se oye hablar de obsolecencia tecnologica y se considera que un equipamiento solo por tener 20 o 30 años, ya de por si, es obsoleto en su totalidad, lo cual en muchos casos es incorrecto y extremadamente tendencioso.
    En determinadas ramas economicas y en determinadas tecnologias, estas se va actualizando en partes y componentes, se le agrega automatización, etc. y con esto se modernizan y no necesitan ser cambiados totalmente, por lo que en estos casos, la obsolecencia tenologica ocurre si no existen las necesarias actualizaciones y adecuaciones con los adelantos de la ciencia y la tecnica necesarios. O incluso la actualización ocurre a nivel organizacional, del flujo del proceso, se logra con esto mayor eficiencia, sin realizar ninguna inversión en equipamiento.

  2. La obsolesencia en las maquinarias ya sea de una fabrica que de la industria agricola en general es debido a que nadie se puso el problema de invertir y cambiar la tecnologia que ya iba pasando por una mas moderna. Logicamente tambien deben saber que mientras mas modernos sean los equipos y maquinarias mas ahorran en consumo de electricidad o de combustible. Quizas en muchas fabricas antes del Periodo Especial del 90 se pudieron muy bien cambiar las maquinarias que eran de la decada de los 70 u 80 por mas modernas, pero no se hizo seguramente y ahora por el recrudecimiento del Bloqueo americano se nos hace mucho mas dificil sustituir y modrnizar las Fabricas como sucede normalmente, y estamos en pleno siglo XXI con maquinarias que ahorran muy poco por ser viejas de mas de 30 anos.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu