Desde lo pequeño hagamos lo grande

Desde lo pequeño hagamos lo grande

Presidente Miguel Díaz-Canel visitó la Industria Deportiva. Foto: Estudio Revolución
Presidente Miguel Díaz-Canel visitó la Industria Deportiva. Foto: Estudio Revolución

Yaima Puig Meneses (TOMADO DE GRANMA)

Tenemos el desafío de garantizar la formación integral de nuestros atletas, que sean jóvenes revolucionarios, verdaderos patriotas y con amplio desarrollo como deportistas, reflexionó el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, al clausurar este viernes el XXXI Seminario Nacional de preparación del curso escolar 2019-2020 en el sistema deportivo cubano, cuyas dos últimas jornadas se llevaron a cabo en la Empresa Deportiva Batos.

A su vez –dijo– debemos trabajar en la preparación integral de nuestros profesores, entrenadores, cuadros de dirección y todo aquel que de una u otra manera esté involucrado en el próximo periodo lectivo, el cual tiene por delante enormes retos relacionados con la compleja situación internacional que y en el que se definirán además la actuación y los resultados que pueda tener Cuba en los juegos olímpicos.

Díaz-Canel reconoció la integralidad y amplitud de los temas abordados en el Seminario, que sesionó en La Habana durante cuatro días con la participación de más de 400 personas vinculadas al sistema deportivo cubano, y que a partir de ahora tienen la responsabilidad de implementar y ejecutar en la base lo que se debatió en las jornadas de trabajo.

Presidente Miguel Díaz-Canel visitó la Industria Deportiva. Foto: Estudio Revolución
Presidente Miguel Díaz-Canel visitó la Industria Deportiva. Foto: Estudio Revolución

Tras esbozar aspectos sobre las crecientes amenazas del Gobierno de ­Estados Unidos en la región y el recrudecimiento del bloqueo económico, comercial y financiero a nuestro país, el mandatario cubano insistió en la necesidad de «romper la mentalidad importadora que a veces frena la iniciativa y las propuestas para superar los problemas», y ejemplificó con la propia industria deportiva, donde se va demostrando que podemos producir parte de lo que se necesita para el desarrollo del deporte, rompiendo así con el hábito al que nos habíamos acostumbrado de que nos donaran o importáramos lo que hacía falta para unos juegos regionales.

Ahora –destacó– la industria importa materias primas y en el territorio nacional se producen los medios con los que compiten nuestras delegaciones, con diseños cubanos en los que aparecen los colores de nuestra enseña nacional. A pensar en cómo hacemos cada vez productos de mayor calidad, con una mentalidad de ahorro y también vocación exportadora, convidó a reflexionar el Jefe de Estado cubano.

Este es un curso escolar en el que igualmente nos corresponde continuar enfrentando desde el socialismo la banalidad, la ignorancia y la vulgaridad, elementos que trata de cultivar el imperialismo y que son fruto de las prácticas colonizadoras que aplican en el mundo a través de la seducción capitalista. Y tenemos que hacer comprender a nuestros jóvenes deportistas –subrayó– que la construcción del socialismo es algo ­retador, porque se basa en el sacrificio, en el colectivismo, en la defensa de todos y para todos.

Presidente Miguel Díaz-Canel visitó la Industria Deportiva. Foto: Estudio Revolución
Presidente Miguel Díaz-Canel visitó la Industria Deportiva. Foto: Estudio Revolución

Especial énfasis hizo en acercar más a los jóvenes a la historia del país, con métodos que los motiven y atraigan. «Todo hay que apoyarlo con la memoria histórica de nuestra gente, con la historia de nuestra nación y del deporte cubano, en la cual existen muchas páginas dignas, que pueden afianzar valores en los jóvenes», apreció.

Asimismo, instó a una mayor vinculación con la base y a evitar la chapucería en lo que hacemos, incluidos los eventos deportivos, se presenten o no por televisión. Los juegos escolares tienen que ser organizados y bellos, así como el Sub-23 de béisbol, donde está la base del desarrollo de nuestro deporte nacional.

Consideró fundamental lograr que el profesor de Educación Física, el ­docente y el entrenador que van formando al atleta desempeñen su rol para que el deportista preserve su identidad. Al referirse a las clases de Educación Física manifestó que en ellas se forman valores, se moldean personalidades, se fraguan el colectivismo y la solidaridad.

Trabajemos en el sentido de instalar la belleza y la cultura del detalle como prácticas de vida también en el deporte; desde lo pequeño hagamos lo grande, reflexionó.

BATOS: LA INDUSTRIA QUE RENACE

La Empresa Deportiva Batos renace en Cuba y las cinco letras que la identifican y mostraban insignes campeones de nuestro país, adquieren otra vez significados especiales para el movimiento deportivo nacional.

Al recorrer el complejo industrial capitalino, perteneciente al Grupo Empresarial de la Industria Ligera, el Presidente Díaz-Canel pudo apreciar la exquisita limpieza y organización que reina en las naves-talleres, en las cuales nacieron el pasado año 256 tipos de artículos deportivos.

Batos, fundada en junio de 1965, produce y comercializa artículos, implementos deportivos, confecciones textiles, insumos y servicios para el sistema deportivo cubano, y en 2018 sus más de 700 trabajadores elaboraron unos 600 000 artículos, cifra que no alcanzaban desde los años previos al periodo especial.

Presidente Miguel Díaz-Canel visitó la Industria Deportiva. Foto: Estudio Revolución
Presidente Miguel Díaz-Canel visitó la Industria Deportiva. Foto: Estudio Revolución

Acompañado por Osvaldo Vento Montiller, presidente del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación, y Andrés Alberdi Valero, director de la empresa Batos, el mandatario cubano recorrió áreas como la de talabartería, de trabajo con madera y de confección de pelotas para diferentes deportes, donde se interesó por la estabilidad de la fuerza laboral y la calidad de las producciones, entre otros.

A su paso por el taller de confecciones textiles reconoció los nuevos modelos que se elaboran, con diseños propios y de calidad, donde resaltan los símbolos patrios. Ello es una muestra del compromiso e iniciativa con que allí se trabaja para convertirse en la industria deportiva que el país necesita.

«Ahora vamos a seguir haciendo cosas», fue el reto final que dejó Díaz-Canel en trabajadores y directivos de Batos.

 

 

2 comentarios en Desde lo pequeño hagamos lo grande

  1. Qué bueno sería que pudiera usar un guante de béisbol de la marca Batos, los cuales en varias ocasiones lo he puesto de ejemplo, por la calidad que tenían; tengo fe en que se recupere totalmente esa industria.

  2. Y que tal si también empiezan a producir para la venta a la población, con varias lineas (economica, cara y para turistas). Y tampoco es descabellada la exportación, por ejemplo, y solo para empezar, como aseguramiento al programa Barrio Adentro Deportivo en Venezuela. Todo esto les permitiría además tener mas ingresos y contribuir en benefecio de sus trabajadores y para futuras inversiones, ampliaciones, investigaciones, etc., en fin, para su desarrollo.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu