Consumir alimentos seguros es un derecho humano

Consumir alimentos seguros es un derecho humano

El Día Mundial de la Inocuidad de los Alimentos se celebrará por primera vez este 7 de junio en todo el planeta, fecha que fue acordada en diciembre del 2018 por la Asamblea General de las Naciones Unidas con el objetivo de sensibilizar sobre la importancia de consumir alimentos nutritivos y seguros, así como evitar enfermedades y otros riesgos.

De izquierda a derecha, Mayra Martí Pérez, Nancy Fernández Rodríguez, Mariana de Jesús Pérez Periche y Ariel Castillo Rodríguez. Foto: Alina M. Lotti
De izquierda a derecha, Mayra Martí Pérez, Nancy Fernández Rodríguez, Mariana de Jesús Pérez Periche y Ariel Castillo Rodríguez. Foto: Alina M. Lotti

A propósito de tal celebración, la Dra. C Nancy Fernández Rodríguez, directora de la Oficina Nacional de Normalización, explicó recientemente en conferencia de prensa que consumir alimentos seguros es un derecho humano, de ahí el reclamo de los sistemas de salud respecto a seguir las normas establecidas al respecto.

Comentó que el asunto ha ido ganando en comprensión en los disímiles escenarios y contextos, y precisó que nuestro país cuenta con la voluntad política del Estado y el Gobierno para ello, amparada en una Ley de Inocuidad Alimentaria y su reglamento.

Asimismo, consideró como “un hecho notable” que la nueva Constitución reconozca el derecho de los cubanos a la alimentación (registrado también en la Carta Magna precedente) y, además, especifica que debe ser una alimentación sana y nutritiva.

Al intervenir sobre el asunto, la doctora Mayra Martí Pérez, jefa del departamento de Higiene de Alimentos y Nutrición, de la dirección de Salud Ambiental del Ministerio de Salud Pública (MINSAP), expresó que este es el organismo rector en relacion con este asunto, por lo cual cuenta con una serie de programas que dan respuesta a los controles y sistemas de vigilancia.

Comentó que todos los años se produce a nivel mundial un estimado de cerca de 600 millones de enfermedades trasmitidas por los alimentos, incluidos fallecimientos.

Muchos países —aseveró— acumulan más de 500 millones de pérdidas por este concepto.  Además de las afectaciones en la salud de los consumidores, es imprescindible tener en cuenta el aspecto económico y lo que ello representa para las naciones.

Manifestó que para garantizar la inocuidad de los alimentos es necesario tener un sistema de vigilancia en toda la cadena alimentaria; es decir producción, cosecha, almacenamiento, transportación, distribución, y el propio consumo que conlleva la manipulación y elaboración.

Resaltó la importancia de la conservación de los productos, pues generalmente es en este eslabón donde se producen las contaminaciones que provocan el deterioro de los alimentos, los cuales después no cumplen los requisitos para el consumo humano.

La doctora agregó que la Inspección Sanitaria Estatal debe exigir el cumplimiento de lo establecido, y otras Normas Cubanas referidas a la manipulación, transportación, envases y embalajes y almacenamiento.

En relación con el sector cuentapropista, explicó que las licencias se otorgan una vez que las autoridades sanitarias realizan la inspección al lugar y comprueban cómo se efectúa la manipulación, la elaboración y el expendio.

Aseguró que el MINSAP trabaja para fortalecer un sistema que abarca toda la cadena productiva mediante la inspección y la certificación sanitaria; la vigilancia activa de contaminantes y la atención y el estudio de las enfermedades trasmitidas por los alimentos.

Por otra parte, la ingeniera agrónoma Mariana de Jesús Pérez Periche, jefa de Departamento Independiente de Gestión de la Calidad, del Ministerio de la Agricultura (MINAGRI), mencionó la aprobación de políticas que tributan a la calidad y a la inocuidad de las producciones, sobre todo en el sector cooperativo y campesino, donde se alcanza el 70 % de la producción del país.

Se refirió a la importancia de identificar los riesgos. “Hay factores del suelo, del agua, que inciden en la inocuidad de los alimentos. Por tanto, hay que conocerlos para luego diseñar estrategias con el objetivo de minimizar los riesgos”.

El Máster Ariel Castillo Rodríguez, director en funciones de Sanidad Vegetal, entidad adscrita al MINAGRI, explicó que la misión de la entidad es controlar y prevenir la introducción de plagas exóticas de plantas y productos vegetales, y regular el uso de los plaguicidas (químicos, biológicos y naturales).

Nosotros velamos —dijo— por el procesamiento, beneficio y almacenamiento de los productos, o sea participamos en toda la cadena. Además, tenemos estructuras en frontera, en los puntos de ingreso, donde se detecta la entrada de plagas exóticas, lo cual complementa el trabajo de la vigilancia fitosanitaria.

Subrayó que es voluntad y política del Estado trabajar por una alimentación sana e inocua, y para eso no solo atienden la introducción de plagas, sino tratan que los alimentos lleguen al consumidor cada vez con menos plaguicidas.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu