¿Quién responde por nuestros niños asesinados? (+ PDF)

¿Quién responde por nuestros niños asesinados? (+ PDF)

Este 31 de mayo se cumplen 20 años de que la Sala de lo Civil y de lo Administrativo del Tribunal Provincial Popular de Ciudad de La Habana, recibiera la Demanda del Pueblo de Cuba al Gobierno de los Estados Unidos por daños humanos

 

El actual mandatario de la Casa Blanca. Como parte de su escalada agresiva contra Cuba, ha dado “luz verde” al título III de la Ley Helms Burton lo que ha hecho pensar a elementos anticubanos que les ha llegado con las reclamaciones, la hora de la revancha. Hoy la Ley de la esclavitud  con toda su carga de odio visceral contra la Revolución cubana, se erige como el instrumento fundamental para el Gobierno de la Casa Blanca contra nuestro país, y constituye el principal obstáculo que impide una relación normal entre ambas naciones, como señaló Carlos Fernández de Cossío, director general de la Dirección de EE.UU. del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba.

Los mandatarios estadounidenses, desde el mismo momento en que se aprobó dicha Ley por el presidente  Bill Clinton en 1996, han demostrado tener  muy mala memoria de lo que ocurrió ese mismo año en suelo cubano, pero no fue un olvido involuntario.

Este 31 de mayo se cumplen 20 años de que la Sala de lo Civil y de lo Administrativo del Tribunal Provincial Popular de Ciudad de La Habana, recibiera la Demanda del Pueblo de Cuba al Gobierno de los Estados Unidos por daños humanos.

El dictamen del el Tribunal , con total apego a la Constitución y al Código Civil de Cuba, fue que Estados Unidos en aquel momento debía indemnizar al pueblo cubano con el pago único de 181 mil 100 millones de dólares estadounidenses por el valor de la vida de 3.478 cubanos fallecidos y 2.099 incapacitados, reclamo que no fue escuchado por el agresor.

Más allá de esa justa indemnización, nada podrá borrar el dolor de las familias cubanas por la política agresiva de las administraciones yanquis. Baste por ahora recordar los innumerables casos de víctimas de esa política agresiva, que en la década de los años 60 del pasado siglo  provocaron las bandas contrarrevolucionarias fincanciadas, armadas y entrenadas por Estados Unidos para sembrar el terror entre campesinos y obreros agrícolas, como parte de su estrategia para derrocar a la Revolución..

Tal fue el caso de Yolanda y Fermín Rodríguez Díaz, de 11 y 13 años de edad, quienes el 24 de enero de 1963 fueron asesinados en la finca La Candelaria, Bolondrón, Pedro Betancourt, Matanzas, por la banda de Juan José Catalá Coste, que operaba en la zona sur de dicha provincia.

Otro crimen fue el  ocurrido el 10 de octubre de 1960 en la carretera de Madruga a Ceiba Mocha, cuando la banda de Gerardo Fundora disparó a un jeep que transitaba por ese lugar y resultó muerto el niño Reynaldo Núñez-Bueno Machado, de 22 meses de edad y también resultó víctima la madre del menor.

El menor de 10 años Albinio Sánchez Rodríguez  fue ultimado el 4 de marzo de 1963, por la banda de Delio Almeida como reacción frente al ataque de las fuerzas de las Milicias Nacionales Revolucionarias.

¿Y qué decir de los 101 pequeños muertos a causa del dengue hemorrágico, epidemia introducida deliberadamente por Estados Unidos en el país?

¿Quién responde por nuestros niños asesinados?

¿Y por los jóvenes cubanos que vieron truncadas violentamente sus vidas por el afán  de Estados Unidos de impedir la existencia independiente de un país del que ambicionan volver a dominar?

¿Y por las privaciones que ha padecido el pueblo por los intentos de asfixia económica que se han prolongado por más de medio siglo?

Si hace 20 años  los daños sufridos por el pueblo justificaron esa reclamación, ¿cuánto más podría agregarse de la década de los 90 hasta la actualidad? Los cubanos estamos en pleno derecho de agregar a aquella exigencia los perjuicios acumulados desde entonces al presente, y podría engrosarlos cada año con los nocivos efectos del cerco económico, comercial y financiero contra nuestro país que se ha convertido en el principal obstáculo para nuestro desarrollo.

Las demandas actuales y futuras del pueblo de Cuba al gobierno de Estados Unidos son legítimas y  exigen justicia.

 

Puede descargar aquí: Demanda-del-pueblo-de-Cuba-al-Gobierno-de-Estados-Unidos-por-daños-humanos.pdf (223 descargas)

 

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu