Ley Helms-Burton: Trabajadores de la salud rechazan su esencia injerencista

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

“Inaplicable en Cuba, extraterritorial, ilegal y cruel”, así calificaron a la Ley Helms-Burton los trabajadores del Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología de Las Tunas durante un mitin de denuncia a ese engendro jurídico que pretende asfixiar a la Revolución y causar malestares al pueblo.

Fotos: Jorge Pérez Cruz

Y lo hicieron después de escuchar los comentarios del profesor Ismael Cruz Escobar, quien expuso el contexto y las razones por las que William Clinton, a la postre presidente de los Estados Unidos, firmó el 12 de marzo de 1996 la Ley para la Libertad y la Solidaridad Democrática Cubanas, con lo que quedó codificado el bloqueo económico, comercial y financiero contra nuestro país.

Explicó que de esa manera solo es facultad del Congreso decretar el fin de esta aberrante práctica que viola los convenios internacionales y es públicamente rechazada por el mundo.

Señaló entre los principales objetivos de esta legislación intimidar y desestimular la inversión extranjera directa y el comercio internacional con la Isla; promover la subversión interna y derrocar al gobierno cubano.

De manera interactiva el estudioso y los más de 200 trabajadores presentes configuraron el nuevo escenario de enfrentamiento y las acciones que deben acometer para someter al fracaso los esfuerzos anexionistas del imperio.

El experimentado Pauside Calisté Semanat recordó que la sede que ocupan era, antes del triunfo de la Revolución, una clínica particular y hoy es una institución que irradia beneficios populares, a partir de sus servicios de estudios clínicos y de otras labores preventivas de salud.

Al respecto, Licet Pérez Hidalgo enfatizó en cómo el colectivo desarrolla las tareas de educación para la salud con las cuales favorece la prevención de afecciones y contribuye al aumento de la autorresponsabilidad de las personas en la conservación de su integridad física.

Otras intervenciones versaron acerca de la importancia de la institución y su impacto en la calidad de vida de la gente y la calificaron como conquista irrenunciable de la Revolución.

fotos: Jorge Pérez Cruz

Hubo consenso que para enfrentar el acoso es decisiva la participación de todos en las tareas de ahorro y uso racional de los recursos materiales disponibles, incluidos los reactivos que son costosos y escasean en coyunturas como esta.

En ese sentido el doctor Aldo Cortés González insistió en que el momento actual exige el aumento de la combatividad revolucionaria en todos los escenarios para combatir malas intenciones e ingenuidades que perjudican la imagen de la Revolución y les hacen el juego a los enemigos.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu