Yemen no olvida a sus amigos

Yemen no olvida a sus amigos

Por Juan Dufflar Amel y Yimel Díaz Malmierca

Recientemente Cuba y Yemen conmemoraron el 47 aniversario del establecimiento de relaciones bilaterales. A propósito de la ocasión, Trabajadores entrevistó vía correo electrónico al embajador de la nación árabe en La Habana, Exmo. Mohammed Saleh Nasher.

¿Qué principios han regido la relación entre ambos países durante casi medio siglo?

Las relaciones históricas entre nuestros países amigos, Yemen y Cuba, surgieron de nuestra lucha común contra el subdesarrollo y los efectos del colonialismo para dar a nuestros pueblos el derecho a vivir dignamente. Nuestras relaciones se rigieron en todos estos años por los principios del respeto, la cooperación y la solidaridad. También obedecieron a posiciones políticas convergentes que nos han hecho estar en la misma trinchera a la hora de defender los derechos de los países en desarrollo en foros y organismos internacionales.

¿Cuáles son los momentos históricos más importantes en el desarrollo de esas relaciones? ¿En qué situación se encuentra actualmente la Facultad de Medicina en Adén que Cuba ayudó a fundar?

Desde el inicio de las relaciones diplomáticas entre Yemen y Cuba (4 de mayo de 1972) hasta ahora, ha habido muchos momentos y etapas en los que los lazos de amistad se han profundizado. Tenemos una  experiencia verdaderamente histórica en la cooperación bilateral, que no tiene una dimensión temporal solamente, sino que se ha materializado en el terreno con creces.

Cuba ayudó a crear la Facultad de Medicina en Adén por el deseo común de los líderes de ambos países. El líder histórico Fidel Castro fue un impulsor potente. En la República de Yemen la  presencia de nuestros amigos cubanos se encuentra en muchos campos, especialmente en la formación de personal científico calificado en los sectores de las ciencias médicas y el conocimiento técnico, económico y social, que también se extendió a la Escuela Radfan para alumnos yemenitas en la Isla de la Juventud cubana.

Es un hecho único en la historia de las relaciones entre países que un Estado acoja a estudiantes y alumnos de la educación básica para cuidarlos y educarlos. Ello refleja el contenido humano de la política de este gran país y la pureza de sus líderes. A pesar de las condiciones económicas que experimenta, Cuba es un modelo único en la historia.

Muchos no conocen que en el período comprendido entre los años sesenta y ochenta la cooperación cubano-yemenita  se extendió al campo de la exploración petrolera en el norte de la provincia de Hadramout, zona desértica y de difícil acceso, donde un equipo mixto pudo recopilar gran cantidad de información técnica que devino esencial para comprender la naturaleza de la región.

Cuba ha contribuido con cuadros médicos que han tenido una gran presencia en varios hospitales docentes. También contribuyó en la transferencia de sus experiencias exitosas en los campos de la seguridad, la defensa y en la movilización de la sociedad y sus energías al servicio de un Estado yemenita estable.

El pueblo yemení aún recuerda la visita de Fidel a Adén en 1975 que reflejó la profundidad de las relaciones históricas entre ambos países.  Líderes yemenitas también visitaron Cuba en diferentes momentos durante las últimas décadas, entre ellos varios ex presidentes.

Ciertamente, Cuba permanece fiel a sus posiciones  en relación a su amistad con Yemen. Mi país, a su vez, no puede menos que reciprocarla.

En ese sentido se destaca la posición actual de Cuba para con la República de Yemen que está experimentando circunstancias excepcionales como resultado del Golpe de Estado liderado por un grupo sedicioso respaldado por fuerzas externas contra el Gobierno legítimo.

Nuestro país sufre una guerra larga y sin precedentes donde el mundo, Cuba y demás países amigos apoyan al pueblo yemenita en su objetivo de restaurar el Estado constitucional bajo la presidencia de Abdrabbo Mansour Hadi,  y restablecer el proceso político hacia la institucionalización democrática nacional, de manera que todos puedan participar en la construcción de un Estado civil moderno de grandes horizontes que facilite el desarrollo y la estabilidad del país.

¿Cómo aprecia la contribución de Cuba al desarrollo de Yemen?

Tengo que referirme a los esfuerzos conjuntos para mantener el buen nivel de nuestras relaciones como países y pueblos amigos. Siempre estamos buscando diferentes marcos para la cooperación mutua, tomando en cuenta nuestra larga experiencia con nuestros amigos cubanos,  los cambios que se producen en cada momento y  los patrones y las formas de cooperación. Por supuesto, el mundo no se detiene. La lógica del desarrollo nos obliga a tomar en cuenta las aspiraciones de nuestros pueblos mediante la exploración de medios innovadores para desarrollar la cooperación de acuerdo con nuestras capacidades.

No olvidamos que Cuba, un país que está atravesando una situación económica difícil, nos ha apoyado siempre. Todavía tenemos jóvenes yemenitas estudiando en universidades cubanas (en pre y postgrados) carreras como medicina, ingeniería y otras ciencias. Recientemente recibimos nuevas  becas para jóvenes yemenitas que deben llegar a Cuba este año 2019.

Si bien nuestra cooperación médica está suspendida temporalmente debido al estado de guerra en mi país, existe la voluntad bilateral de reanudarla tan pronto se estabilice la situación en Yemen.

¿Cuál es la posición del Gobierno de la República de Yemen sobre las medidas aplicadas por el Gobierno de los Estados Unidos contra Cuba a través de la activación del Título III de la Ley Helms-Burton?

Como siempre, Yemen defiende el derecho. Respetamos la independencia y la soberanía de los Estados en su territorio y la libre autodeterminación de los pueblos sin intervención o intromisión extranjera. Apoyamos a Cuba en su lucha contra el bloqueo, por ello siempre hemos votado en la Asamblea General de las Naciones Unidas a favor de este bello país caribeño.

¿Qué mensaje enviaría al pueblo cubano a propósito del 47 Aniversario del establecimiento de las relaciones bilaterales?

Quisiéramos aprovechar esta oportunidad para expresar nuestra gratitud ilimitada al pueblo cubano y su liderazgo por toda la asistencia que antes y ahora  han brindado al pueblo yemenita. Muchas gracias a todos los expertos y colaboradores cubanos que dejando a sus familiares atrás fueron a darnos una mano.  Debido a nuestras circunstancias actuales de emergencia, no tenemos nada material que ofrecerle al pueblo cubano en términos de cooperación, pero esta situación pasará.  El sufrimiento de la República de Yemen no será eterno y dentro de no mucho tiempo volveremos a hablar de cooperación y beneficios mutuos activos. Yemen no olvidará a sus amigos.

Un comentario en Yemen no olvida a sus amigos

  1. La República de Yemen es un país prácticamente asolado en estos momentos por los conflictos internos y externos, provocados por la pobreza en que está sumido el país y el deseo imperial de administrar el crudo aparecido y el gas. Estos ha contribuído a que el imperio arme a los grupos extremistas islámicos y otros que se han dejado manipular, llevando al país a una situación de caos. También tengo la esperanza de que ésto termine más temprano que tarde. Con la Cuba revolucionaria siempre han podido contar y contarán.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu