Una hoguera para el béisbol

Una hoguera para el béisbol

Confieso que soy un devoto de las acertadas tradiciones. Algunas me hacen sentir orgulloso de lo que somos como nación. Una de ellas es la pelota, a la cual considero un depósito sentimental que debe atenderse con esmero.

La reducción de los partidos a siete entradas que propone la WBSC persigue atornillarse en el calendario olímpico y alcanzar su añorada universalización, dos metas en tiempos donde la avaricia comercial es capaz de convertir en cenizas las esencias del deporte que se cruce en la mirilla de sus intereses.

Aunque prefiero las transformaciones (muchas nos permiten evolucionar como sociedad) esta idea, envuelta en buenas intenciones, ataca la más profunda naturaleza de la disciplina. ¿Por qué? Pues arremete contra la integridad, las reglas y la estrategia.

¿Lo duda? Sin intención de atiborrarlo, se me ocurre marcarles un par de strikes con sencillas interrogantes, que sin profundizar abruman: ¿Cuantos innings deberá almacenar un abridor para descorchar el triunfo? Podría ganar sin desafiar siquiera en par de ocasiones a la alineación rival ¿Se asignará un número de relevistas por duelo y se reducirán las visitas al box?

Ofensivamente también provocaría un cisma. Serán menores las oportunidades en el cajón de bateo, lo cual influiría en los liderazgos, pues habría menos comparecencias por juego. De este modo las estadísticas y los récords sufrirán importantes descensos.

Ello sin olvidar que la idea ataca la savia de un juego que tiene entre sus tesoros más preciados los impredecibles contextos técnico-tácticos que brotan de la acción.

Es justo aclarar que los designios de la WBSC solo serán efectivos en justas que ellos organicen. Es decir los principales certámenes profesionales del mundo, las Grandes Ligas de EE. UU. y la Liga Profesional de Japón no llevarán a efecto la intención. Ambos circuitos, fieles defensores de un legado que se edificó reverenciando su más pura esencia, conocen lo que significaría una mutación de tal magnitud.

Desconozco que camino tomará el béisbol patrio en cuanto a este experimento. Me permito recordar que a pesar de sus tribulaciones, para los cubanos es una necesidad espiritual que nos acompaña y emociona. Es de igual forma arte y ritual vivo, al que nada humano le es ajeno. Su autenticidad, una de las más lúcidas de la nacionalidad, nos convoca a plantar bandera para defender su pura esencia. ¿No lo cree?

2 comentarios en Una hoguera para el béisbol

  1. ¡! EN LA “59 SERIE NACIONAL DE BEISBOL” SE AUTORIZAN LAS PERMUTAS ¡!
    -1-
    La criticada “permuta”
    ya tiene autorización
    pues en esta ocasión
    no existe tanta disputa
    el béisbol cambio de ruta
    lo aprecio con buen sentido
    pues hubo atletas distinguidos
    que en su terruño natal
    no los dejaban jugar
    y en otros bien recibidos.
    -2-
    El caso más latente
    de Samon, el “Alazán”
    hoy “León” con mucho afán
    tras llegar al occidente
    de Pinar precisamente
    Baños,… la suerte acaricia
    al pedirlo tres provincias
    Urquiola, lo dejo marchar
    al su salida aprobar
    con decidida justicia.
    -3-
    Desde Cienfuegos sin malicia
    a Erisbel, su torpedero
    le dan “visado” matancero
    siendo una feliz noticia
    los “Saurios” en su franquicia
    esperan por el cátcher Olivera
    otro caso que espera
    la aprobación de Villa Clara
    donde jamás jugara
    y acá,… es figura cimera.
    -4-
    Si cada atleta decidiera
    sería tan maravilloso
    mas jugadores valiosos
    desarrollarse pudieran
    hasta al “Cuba” ascendieran
    sin mirar donde nació
    como ese Aloma que creció
    en Las Tunas y Artemisa
    pero Anglada,…. con más prisa
    ¡! enseguida lo pidió ¡!.
    —000—
    EL POETA YUMURINO
    29 de Mayo de 2019

  2. DESPAIGNE y SUS 400 JONRONES
    -1-
    Es tanta la algarabía
    con Despaigne, el Alazán
    que nunca con tanto afán
    de un atleta se escribía
    al indagar suponía
    que algo veía mal
    teniendo que investigar
    cual temeraria polilla
    en páginas amarillas
    que tuve de registrar.
    -2-
    Sin querer polemizar
    entre cubanos jonroneros
    Despaigne,… les soy sincero
    es digno de señalar
    pero jamás comparar
    con ese “Tambor Mayor”
    que tiene el gran honor
    de ser el mejor “De por Vida”
    con la cifra conseguida
    en su patria con amor.
    -3-
    Si al “Kinde” en este momento
    le suman su “cota” internacional
    la cifra llegar a cruzar
    por encima de seiscientos
    muy superior rendimiento
    al del “ídolo” granmense
    también inferior con creces
    al del “Niño” Linares
    otro de esos pilares
    que a la historia fortalece.
    -4-
    Con el respeto que merece
    sumando los aquí repartidos
    Despaigne,… en tal sentido
    entre los primeros no aparece
    por eso lo injusto acontece
    al dejar de mencionar
    a otros con mucho andar
    que sobrepasan los cuatrocientos
    pues a Junco en su momento
    ¡! No le agregaron,… la cifra internacional ¡!.
    —000—
    EL POETA YUMURINO
    31 de Mayo de 2019

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu