Ha sido un excelente Congreso

Ha sido un excelente Congreso

Aseguró en la clausura el segundo secretario del Comité Central del Partido, José Ramón Machado Ventura.

Lo imprescindible que resulta el ahorro, no darse por satisfechos con cumplir el plan, aprovechar cualquier posibilidad de exportar y pensar antes de importar algo si es posible producirlo en el país, fueron varias de las ideas que expresó el segundo secretario del Comité Central del Partido, José Ramón Machado Ventura, al clausurar este miércoles el XXI Congreso de la CTC.

 

Foto: José Raúl Rodríguez Robleda

 

Machado Ventura destacó las conferencias brindadas a los delegados y la realización de encuentros entre directivos de cada organismo y sus dirigentes sindicales, un método que elogió.

Calificó la cita como un excelente Congreso, a la altura del especial momento que vive la patria, lo cual constituye una contundente respuesta a las agresiones, amenazas y mentiras con que el imperialismo pretende derrotar a la Revolución.

El movimiento sindical se enfrentó a retos en los últimos cinco años, en medio de constantes y profundas transformaciones en la economía y el entorno laboral, a lo cual se suman una situación internacional adversa.

En tal sentido, reconoció el dinamismo, creatividad y voluntad de superación de los dirigentes sindicales de base, en aras de impulsar la economía en beneficio de toda la sociedad, y a la vez sin dejar de representar los intereses específicos del colectivo laboral.

Para ello, retomó la frase del Comandante en Jefe Fidel Castro, quien definiera desde 1959 que la Revolución es la demanda de hoy y del futuro.

El segundo secretario admitió que puede no ser sencillo para un dirigente sindical de base discernir entre exigir el cumplimiento de los deberes laborales y el justo reclamo de un colectivo de trabajo o un trabajador individual.

Ello se complejiza por las condiciones de bloqueo, una política que solo en 2018 representó más de 4 mil 300 millones de dólares dejados de percibir, el doble del valor de las importaciones anuales de alimentos y el equivalente a unos 12 millones de dólares diarios.

Admitió además que en ocasiones la premura por solucionar deformaciones de la economía llevó a atender más los deseos que las posibilidades reales y a cometer errores cuyas consecuencias aún sufrimos en algunos casos.

Reconoció, no obstante, que hay avances evidentes en la actualización del modelo económico y social, sobre todo en sentar las bases para no repetir viejos errores.

Fue resaltada por Machado Ventura la importancia de seguir consolidando el sentido de pertenencia al centro laboral y la vergüenza colectiva cuando algo no marcha como debe.

La inercia, las justificaciones y el derrotismo siempre han sido y serán muy dañinos, aseveró.

Apuntó que habrá que enfrentar el proceso para poner orden en el sistema monetario y paralelamente en los salarios, los subsidios y las gratuidades, con un análisis que requiere tacto y sensibilidad, voluntad para escuchar y modestia para reconocer las razones.

Llamó a tener la valentía política necesaria para rebatir criterios equivocados o improcedentes, aunque predominen en un colectivo, una capacidad que otorgan los argumentos.

Indicó que no se trata de cerrar los ojos ante las deformaciones del sistema salarial, a veces agravadas por medidas parciales, problemas reales e importantes a los cuales se les debe seguir buscando soluciones.

Ante las dificultades objetivas, llamó a meditar en cuánto ha hecho la Revolución en materia de igualdad y justicia social, con muchas y grandes conquistas que por cotidianas vemos como naturales, pero son quimeras para la mayoría de los trabajadores de otros países.

Recordó las palabras del General de Ejército Raúl Castro el pasado 10 de abril, cuando explicó los retos y peligros presentes y la posibilidad de que se agraven, y la prioridad que merecen las tareas de la defensa y la economía.

Machado Ventura calificó de despiadada la ofensiva del imperialismo, con consecuencias no solo para Cuba sino para países hermanos, y ratificó la solidaridad con Venezuela y Nicaragua.

En particular, fustigó las medidas más recientes del gobierno de Estados Unidos, entre ellas la activación del capítulo tercero de la Ley Helms-Burton, la restricción de las remesas y de los viajes de estadounidenses a la isla, las cuales justifican con una retahíla de descaradas y absurdas mentiras.

Al respecto, conminó a los países y fuerzas progresistas que tienen la gran responsabilidad con la historia de no permitir al imperialismo borrar el sentido de independencia de la región, adueñarse de las riquezas y convertirla en una neocolonia.

Estamos seguros de que los pueblos no permanecerán en silencio ante el intento de la mayor potencia militar de destruir a Cuba, enfatizó, para valorar que un hipotético éxito de tan aberrante concepción conllevaría a que ningún país, grande o pequeño, estaría exento de sufrir sus consecuencias.

Ratificó que a los cubanos no van a quitarnos el sueño esas medidas y mentiras, las cuales se enfrentan desde hace muchos años, y resaltó que tales peligros sobrepasan los límites de lo económico y constituyen amenazas a la libertad, soberanía e independencia.

Seguiremos haciendo cuanto sea necesario para preservar la invulnerabilidad militar mediante la concepción de la guerra de todo el pueblo, aseguró.

Advirtió que en el frente económico habrá que avanzar a menor ritmo hasta que se recuperen las condiciones materiales para ello, pero confirmó que se respaldarán los principales programas de desarrollo.

Para finalizar, destacó que los delegados hablaron con los pies en la tierra, lo cual atribuyó a un proceso previo profundo y con una participación responsable de los colectivos.

Pidió que la información recibida, las conclusiones y acuerdos adoptados lleguen a cada colectivo laboral y que esas ideas y conceptos se materialicen en acciones para producir más o brindar un mejor servicio.

Recordó a los dirigentes sindicales históricos y felicitó en nombre del Partido y el Gobierno a los trabajadores, sus dirigentes sindicales y al ratificado secretario general de la CTC Ulises Guilarte.

Como conclusión, exhortó a todo el pueblo a dar el próximo primero de Mayo una contundente demostración de unidad, resistencia y victoria.

 

Foto: Abel Padrón Padilla

 

 

Un comentario en Ha sido un excelente Congreso

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu