Analizan delegados del Comercio Interior principales preocupaciones (+Fotos)

Analizan delegados del Comercio Interior principales preocupaciones (+Fotos)

Los delegados del comercio, la gastronomía y los servicios al XXI Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba, iniciado la víspera, analizan este domingo con directivos y administrativos los principales planteamientos y preocupaciones de quienes laboran en ese sector, expuestos en el proceso de análisis del Plan de la Economía 2019 y en los debates del documento Bases para el Fortalecimiento de la Misión del Movimiento Sindical Cubano, debatido en todos los centros laborales del país.

La tienda Sensación reabrió sus puertas con una amplia gama de ofertas en el año precedente. Foto: Loraine Pino Morales
Foto: Loraine Pino Morales

Divididos en varias comisiones de trabajo, los delegados analizarán, entre otros temas, aspectos vinculados a los sistemas de pago que hoy se aplican y los criterios en la búsqueda de fórmulas que contribuyan a elevar los salarios.

Al respecto, los trabajadores del comercio insisten en que se garanticen los aseguramientos del plan y velar por la entrega de los recursos en tiempo para no afectar, precisamente, el ingreso.

Por otro lado, quienes laboran en unidades del comercio interior destacan la necesidad de incrementar o reparar los medios informáticos, y de medición y pesaje para la venta de los productos alimenticios.

También exigen la revisión de los Reglamentos Disciplinarios, ya que ―por ejemplo― la imposición de una multa por alguna infracción genera varias consecuencias, y que se solucionen las graves afectaciones provocadas por la falta de equipos de refrigeración para brindar un buen servicio.

La falta de refrigeración constituye, nacionalmente, una dificultad en la prestación de los servicios, tanto en la calidad, en la inocuidad de los alimentos, y en los faltantes que incorrectamente se justifican por estas limitaciones.

Nuevas formas de gestión

El sector del comercio, la gastronomía y los servicios es el que acoge en el país el mayor número de trabajadores por cuenta propia, de ahí que el análisis de los asuntos que más preocupa a esos laborantes también constituye hoy tema prioritario en los encuentros de los delegados al XXI Congreso de la CTC con sus administrativos.


A pesar de los pesares es posible mejorar la oferta de bienes y servicios a la población

Foto: Agustín Rey Borrego Torres
Foto: Agustín Rey Borrego Torres

Ante más de 100 delegados de su sector al XXI Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba, Betsy Díaz Velázquez, ministra del Comercio Interior, dijo que estamos en condiciones de mejorar la oferta de bienes y servicios a la población y transformar para bien los resultados que hoy se observan en esa actividad.

Los delegados del comercio, la gastronomía y los servicios al XXI Congreso, iniciado el sábado último en el Palacio de Convenciones de La Habana analizaron este domingo con directivos de su ministerio los principales planteamientos y preocupaciones de quienes laboran en ese sector.

Sin duda, la jornada, previa al trabajo en comisiones de este lunes, resultó pequeña para abarcar los temas expuestos en el análisis del Plan de la Economía 2019 y en los debates del documento Bases para el Fortalecimiento de la Misión del Movimiento Sindical Cubano, como parte del proceso previo al cónclave sindical que concluirá el próximo miércoles.

Divididos en varias comisiones de trabajo, los delegados analizaron y expusieron, diversos temas, entre ellos asuntos vinculados a los sistemas de pago que hoy se aplican y los criterios en la búsqueda de fórmulas que contribuyan a elevar los salarios.

Foto: Agustín Rey Borrego Torres
Foto: Agustín Rey Borrego Torres

Al respecto, los trabajadores del comercio insisten en que se garanticen los aseguramientos del plan y velar por la entrega de los recursos en tiempo para no afectar, precisamente, el ingreso.

Díaz Velázquez anunció que los sistemas de pago que hoy propone su ministerio hablan del plan y resultados de la unidad o centro de base, no de la empresa, un concepto recibido con aplausos por los asistentes, toda vez que hasta ahora prevalecía el criterio de que aunque una unidad cumpliera su plan, si la empresa incumplía, pues esos trabajadores no recibían los beneficios un mayor ingreso.

 

La Ministra del Comercio Interior, luego de exponer con claridad las principales vertientes de la labor de su organismo, destacó que el presupuesto nacional no está para financiar la ineficiencia y el delito que se observa en el Mincin. “Los problemas que acusamos solo se resuelven con el concurso de todos, con la eficiencia de todos”, subrayó.

La titular destacó críticamente los 2 mil millones de pesos en inventarios ociosos y de lento movimiento en el comercio interior cubano, y puntualizó la necesidad de agregarle valor a los productos.

Cuando Digna Morales, directora de la Empresa de Comercio de Villa Clara, y delegada al XXI Congreso, explicó sus apreciaciones sobre las incongruencias del salario en un sector que no solo acciona en busca de ganancias, “cuando supe que hay unidades de esa rama en el país donde el faltante de dinero es mayor que aquel que se deposita en el banco, cuando conocí de las millonarias reservas que se esconden en el entramado comercial cubano, corroboré el  concepto de que los vericuetos del salario van más allá de una imposible Reforma General de Salarios y su solución se alcanza solo con la voluntad de todos”.

“Es más fácil vender un cartón de huevo que preparar diversos platos con ese insumo, pero en esto último está la solución del problema”, dijo la ministra, y se refirió también al potencial incalculable que en servicios pudiera brindar a la población la fuerza de trabajo existente en el Mincin.

Por otro lado, quienes laboran en unidades del comercio interior destacaron la necesidad de incrementar o reparar los medios informáticos, y de medición y pesaje para la venta de los productos alimenticios, aunque dijeron conocer que lo fundamental en este aspecto es el hombre que pesa. “El año pasado distribuimos 6 mil equipos de medición, pero algo raro sucede y es que los que más se rompen son las pesas digitales. ¿Por qué?”, se preguntó la Ministra.

También exigen la revisión de los Reglamentos Disciplinarios, y que se solucionen las graves afectaciones provocadas por la falta de equipos de refrigeración para brindar un buen servicio.

La falta de refrigeración constituye, nacionalmente, una dificultad en la prestación de los servicios, tanto en la calidad, en la inocuidad de los alimentos, y en los faltantes que incorrectamente se justifican por estas limitaciones.

 

A debate problemática de las nuevas formas de gestión

 

Foto: Agustín Rey Borrego Torres
Foto: Agustín Rey Borrego Torres

El sector del comercio, la gastronomía y los servicios acoge 158 mil trabajadores por cuenta propia, el mayor número en todo el país, de ahí que el análisis de los asuntos que más preocupa a esos laborantes también constituyó tema prioritario en los encuentros de los delegados al XXI Congreso de la CTC con sus dirigentes administrativos.

El fructífero intercambio estuvo encabezado por Ulises Rosales del Toro, vicepresidente del Consejo de Ministros. En su clausura, Milagro de la Caridad Pérez Caballero, miembro del Secretariado Ejecutivo de la Central de Trabajadores de Cuba, indicó que muchas de las cuestiones debatidas hay que llevarlas al centro laboral y a la asamblea de representantes.

Señaló que el sector del comercio siempre fue de Referencia Nacional por sus sólidos movimientos emulativos, “de ahí la importancia de revitalizar las Unidades Modelo, del Pueblo y para el Pueblo, así como rescatar los colectivos vanguardias nacionales”, dijo.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu