Carlos Blanco: de pura cepa

Carlos Blanco: de pura cepa

El ingeniero agrónomo que siembra atención al obrero y recoge bienestar para su colectivo: más salario, tienda de estímulos, viviendas y comedores diversificados en la empresa agropecuaria insignia de la agricultura cubana

Carlos Blanco Sanchez, director de la Empresa Agropecuaria La Cuba, en Ciego de Avila. Foto: José Luis Martines Alejo

El líder durante un cuarto de siglo de la rebelión de los bananeros contra los ciclones, la sequía y otros demonios, depredadores de los platanales en el sureste de la provincia de Ciego de Ávila, sabe de qué tipo de fibra está hecho cada uno de sus mil 960 compañeros de labor, de ellos 423 mujeres.

La oficina más cómoda y fresca está al pie de la cepa, porque Carlos Blanco Sánchez prefiere palpar con sus manos la masa obrera. “El director de una entidad de cultivos varios tiene que estar en el campo…”, afirma el jefe de la Empresa Agropecuaria La Cuba, la mayor productora de plátano fruta de nuestro archipiélago.

“Ni reunionismo, ni papeleo”

Carlitos desanda las 7 mil 648 hectáreas de su radio de acción. Reconoce que no todas se hallan sembradas, pero una parte de estas puede convertirse en el mayor granero del país.

“Solicitamos 2 mil 600 hectáreas para incrementar la superficie cultivable y ya tenemos la mitad buldoceada. Pretendemos romper récords de producción de frijoles este año en esas tierras, donde tenemos también maíz con destino a la elaboración de piensos para el programa porcino.

“Aunque el fuerte de nosotros seguirá siendo el plátano fruta, queremos llegar a las 3 mil hectáreas con riego por goteo para incrementar las exportaciones que hoy se realizan con la pulpa de platanito procesadas en el combinado de Ceballos. Vale destacar que, además de su presencia en los agromercados, sale de La Cuba el 95 % del volumen de los plátanos vianda, fruta y burro que se consumen en los hoteles del país.

“De ahí la importancia de no ocuparle tanto el tiempo a los jefes de finca. En verdad, no me gusta el exceso de reuniones ni el papeleo. Por eso dirijo un contacto operativo y un control semanal a las granjas. Muy importante resulta el análisis de la economía que hacemos en la segunda quincena, cuyos resultados no los explican los económicos, sino los responsables de áreas”.

 

“Nunca puede afectarse el obrero”

“El deber del obrero es producir; no es culpa suya si el producto no se comercializa por equis motivo. Por ejemplo, el huracán Irma nos dejó afectaciones por 22 millones de pesos en el 2017, pero teníamos protegidas con el seguro estatal la producción y las plantaciones. Por cierto, tuvimos utilidades al cierre del 2018.

“Por otro lado, aquí se ha llegado a perder en un año 30 mil quintales de plátanos porque ha faltado el transporte; sin embargo, nosotros siempre protegemos a los trabajadores. En la actualidad tenemos la fuerza laboral completa, lo cual hace tiempo era nuestro principal problema”.

 

“Cuando hay atención, estimulacion, alimentación, viviendas…”

Quien ha estado al pie de la cepa durante más de tres décadas como técnico en Sanidad Vegetal, jefe de finca, subdirector de Producción y director general, conoce muy bien que el trabajo constituye un motivo de realización personal y debe ser remunerado conforme a su cantidad y calidad.

Por tanto, él le ha dado riendas no solo a la gestión de impacto en la eficiencia que posibilitó sobrecumplir el plan de producción de alimentos en mil toneladas hasta la fecha y contabilizar ganancias por 6 millones 200 mil pesos, entre otros dividendos.

“El crecimiento económico de la empresa iba más acelerado que el desarrollo social. En tal sentido, hicimos con nuestra brigada constructora la panadería, la funeraria, el restaurante, la Oficoda, el Banco Popular de Ahorro y un local para el pago del consumo de la electricidad.

“Al decir del refrán, tiene un central quien, como nuestros trabajadores, disfruta de un salario que promedia aquí los mil 600 pesos, tienda de estímulos, comedores con nueve ofertas, placitas en cada batey y viviendas. Hemos construido 750 casas y otras 500 necesitan pasar a un estado confortable, este es nuestro gran reto.

“Claro, La Cuba no es la excepción, porque nos queda organizar mejor la fuerza de trabajo. Además, enfrentamos una situación difícil con los fertilizantes y los pesticidas, pero tenemos que seguir tumbando marabú porque tenemos magníficos suelos, excelente manto freático, fuerza calificada y posibilidades de inversiones en modernos sistemas de riego”, destacó quien fuera diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Un comentario en Carlos Blanco: de pura cepa

  1. Tengo el alto honor de haber conocido a esta gran persona. Compartimos en la VII Leguslatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular. Es un excelente empresario y debemos aprender mucho de experiencias como estas para ganar la batalla economica por la sostenibilidad del socialismo. Gracias por este trabajo y a Carlos por tanta entrega.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu