El caudal de Flora y Fauna

El caudal de Flora y Fauna

Resguardar la belleza de las cristalinas cascadas y pozas de Rancho Querete, la leyenda del Pelú de Mayajigua, las cotorras de las lomas de Banao, o simplemente los árboles que permanecen como testigos de tanta historia revolucionaria —tal vez cuya sombra cobijaron a los combatientes del Ejército Rebelde al llegar a las montañas de centro de Cuba— y poner esos productos en función del esparcimiento de cubanas y cubanos, son intereses que enrumban el quehacer de quienes laboran en la Empresa para la Protección de la Flora y la Fauna en Sancti Spíritus.

La Empresa Provincial para la Protección de la Flora y la Fauna en Sancti Spíritus resguarda más de 42 mil hectáreas de áreas protegidas de la central provincia, que incluye hermosos parajes.
La Empresa Provincial para la Protección de la Flora y la Fauna en Sancti Spíritus resguarda más de 42 mil hectáreas de áreas protegidas de la central provincia, que incluye hermosos parajes.

Cuando en los últimos años en esta provincia y en el resto del país, se suscitó el proceso transitorio de varias empresas a Unidades Empresariales de Base (UEB), ocurrió lo contrario con esta institución espirituana, que por esta fecha celebra un año de su constitución como empresa.

Cuando Pablo Medina Pérez, secretario general del Buró Sindical de la entidad, llegó hace casi tres décadas a aquel reducido colectivo de medio centenar de personas en el poblado de Meneses, no podía imaginar que se convertiría en el centro que es hoy. Integrado por nueve UEB, que agrupan a alrededor de mil 300 trabajadores encargados del manejo, administración y cuidado de más de 42 mil hectáreas de áreas protegidas de toda la geografía espirituana.

“Atribuyo el crecimiento al sentido de pertenencia y a la cohesión con que hemos trabajado siempre. Poco a poco se sumaron tareas y  proyectos, hasta convertirnos en un gran colectivo, no por el número de personas, sino por los méritos que acumula”, sostiene el dirigente sindical.

Durante 25 años han sido reconocidos como Vanguardia Nacional, merecedores de la medalla Jesús Menéndez, la orden Lázaro Peña de Tercer Grado, recientemente le fue otorgada la Bandera 80 Aniversario de la Central de Trabajadores de Cuba y por su sede empresarial, se enarboló al ritmo de la tradicional bunga yaguajayense, el estandarte que presidirá las sesiones finales del XXI Congreso de la organización obrera.

La Bandera XXI Congreso de la CTC ondeó en la sede de la Empresa Provincial para la Protección de la Flora y la Fauna en Sancti Spíritus. De la autora
La Bandera XXI Congreso de la CTC ondeó en la sede de la Empresa Provincial para la Protección de la Flora y la Fauna en Sancti Spíritus. De la autora

Sin detenerse en esas loas —méritos al sudor y al desvelo— los trabajadores de Flora y Fauna, refuerzan su gestión medioambiental y la diversificación de sus funciones, que incluye el desarrollo agropecuario con énfasis en la conservación de la genética vacuna, equina y ovina en centros dedicados a la reproducción y cuidado de esas especies; la exportación de carbón y  el despegue del turismo de naturaleza. Esfuerzo colectivo que redundó en una producción en valores ascendentes a los 25 millones de pesos, al cierre de 2018.

 

Elvira, ejemplo y guía

A María Elvira Dávila Viamonte, una dama inmaculada al tiempo, fuerte y a la vez sencilla como la naturaleza a la que ha dedicado gran parte de su vida, le toca tutelar cada designio de la institución. Todavía no le cabe en el pecho la aflicción por el impacto del huracán Irma sobre casi todo el patrimonio de la entidad.

“Se trabajó duro y nos recuperamos en poco tiempo. En Yaguajay se reconstruyó todo lo maltrecho y trabajamos todavía en Banao con el imperativo de que quede mejor”, precisó la directiva.

“En la actualidad somos una empresa docente, preparamos a nuestro personal culturalmente, con amor y sentido de pertenencia. Estamos formando técnicos medios, obreros calificados de conjunto con la sede universitaria de Yaguajay y pretendemos alcanzar el perfeccionamiento empresarial, que repercutiría en un incremento salarial y en un trabajo con mayor calidad.

“Intentamos poner la naturaleza, que tanta falta nos hace, como el pulmón de la vida, en función del pueblo, para que disfrute de espacios sanos y bellos.

“Flora y Fauna, fue concebida como una entidad capaz de transformar lo que está mal, para el bien de la sociedad, y esa encomienda marca nuestro sendero”, aseguró la también delegada directa al XXI Congreso de la CTC.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu