Crónica de Piki: Sorpresa de Jans Carlos en Guantánamo

Crónica de Piki: Sorpresa de Jans Carlos en Guantánamo

Jans Carlos Arias, del equipo Las Tunas, celebra triunfo en la primera etapa (Baracoa-Guantánamo 149 km) del VI Clásico Nacional de Ciclismo de Ruta, el 7 de Marzo de 2019 en, Cuba. FOTO: Calixto N. Llanes/Periódico JIT (Cuba)
Jans Carlos Arias, del equipo Las Tunas, celebra triunfo en la primera etapa (Baracoa-Guantánamo 149 km) del VI Clásico Nacional de Ciclismo de Ruta. FOTO: Calixto N. Llanes/Periódico JIT (Cuba)

Guantánamo.- Si alguien sigue siendo amigo, buen ciclista y perfecto rematador cuando hace falta serlo ese es Jans Carlos Arias, quien fue todo el tiempo flotando dentro del pelotón conmigo en la primera etapa del VI Clásico Nacional de Ciclismo, y a la hora cero, cuando entramos a esta ciudad, se envalentonó a tal punto que destronó al virtual triunfador, Leandro Marcos, y arrancará la segunda etapa como líder del giro.

“Piki, no me subestimes nunca. Si logro ahorrar energías subiendo La Farola, en el llano voy a buscar la victoria parcial como hice en el 2018”, me contó el tunero en el Malecón baracoense, cuando preparábamos la bicicleta y la merienda para el trayecto de 149 kilómetros, que pensé no podía recorrer hoy tras par de días con diarreas.

Y así mismo hizo. El lote más grande del pelotón tomó la calle Pedro Agustín Pérez con una libre delante, el holguinero Ángel Pupo, pero poco a poco empezamos a ponerle ritmo al pedaleo y veo a Leandro Marcos bien posicionado para el sprint final, aunque solo cometió un error, no calculó que a su izquierda había espacio para que Jans Carlos sorprendiera como había prometido.

Arrancada oficial de la primera etapa (Baracoa-Guantánamo 149 km) del VI Clásico Nacional de Ciclismo de Ruta. FOTO: Calixto N. Llanes/Periódico JIT (Cuba)

Fue esta otra jornada de belleza, coraje y esfuerzo. Los 90 pedalistas y yo, salimos del Río Miel en busca de la primera gloria, los premios de montaña en Palma Clara y Alto de Cotilla. El santiaguero Pedro Portuondo no creyó en la pequeña llovizna antes de subir la imponente loma de La Farola y se adelantó junto a Yasmani Balmaceda, Yoel Solenzal y Juan Cabrera, quienes pasaron por este orden en el macizo de categoría C.

Desde lejos percibía que Portuondo no iba a aflojar el ritmo y aunque algunos nos pegamos a unos 50 metros la historia en el segundo puerto montañoso quedó en sus pies, escoltado por Solenza, Balmaceda Yoandy Freire y Frank Sosa. “Piki, no te quedes detrás, vamos avanza, fuerza, que ahora en el llano los alcanzamos”, alcancé a escuchar la voz del espirituano Miguel Valido.

Por supuesto, él sí pudo consumar su objetivo, pero yo quedé un tin más atrás. Tanto fue el impulso de Valido que se adueñó de las metas volantes de Imías y San Antonio del Sur, en tanto en Yateritas tuvo que conformarse con el cuarto puesto, detrás del granmense Luis Ramírez, Leandro Marcos y Mario Couso.

Volvió a ser este segmento uno de los más variopintos y hermosos de cuantos paisajes venceremos, pues al conocido desierto cubano (todo el litoral sur de la provincia más oriental) y la serpentina de La Farola se les sumó un clima caliente, pero fresco para pedalear -solo con un poco de aire de lado-, en el cual me di banquete conversando con amigos de siempre.

Ya ando descansando, con los pies en alto tras un masaje imprescindible. “Piki, mañana llegaremos a Santiago de Cuba, donde comenzó esta locura de las caravanas ciclísticas en 1964”, me recordó Yoel Solenzal, uno de los más veteranos del grupo y que con 42 años puede no solo retener su título del 2018, sino también seguirnos mostrando que en este deporte, más que condiciones físicas lo que más vale es la voluntad y el valor de salir y llegar a cada meta, aunque sea como yo, un rezagado que no ocupa titulares nunca.

Ceremonia de premiación de la montaña durante la primera etapa (Baracoa-Guantánamo 149 km) del VI Clásico Nacional de Ciclismo de Ruta. Yasmani Balmacede, Pedro Portuondo y Yoel Solenzal (izquieda a derecha) FOTO: Calixto N. Llanes/Periódico JIT (Cuba)

 

Clasificación de la etapa

1.- Jans Carlos Arias (LTU) 3:51:45

2.- Leandro Marcos (HAB) mt

3.- Yoan Fernández (ART) mt

 

Clasificación de montaña

1.- Pedro Portuondo (SCU)   15 ptos

2.- Yoel Solenzal (SSP)              9 ptos

3.- Yasmani Balmaceda (ART)  8 ptos

 

Clasificación general individual

1.- Jans Carlos Arias (LTU) 3:51:35

2.- Leandro Marcos (HAB) 3:51:39

3.- Yoan Fernández (ART) 3:51: 41

 

3 comentarios en Crónica de Piki: Sorpresa de Jans Carlos en Guantánamo

  1. Karoly Laky, el Tecnico hungaro y ex capitan de la Seleccion nacional de Hungria que supo poner nuestro Polo Acuatico en los primeros planos a nivel Mundial y Olimpico.
    Quien fue Laky? El hombre que los polistas cubanos recuerdan con admiración nació el 11 de julio de 1912 y comenzó a jugar el deporte que marcaría su vida en 1926. Fue la figura emblemática del equipo de los ferrocarriles de Hungría, BVSC, en los años 1954 y 56; 1960-65, capitán del equipo nacional magyar y medallista olímpico en Tokio-64, más integrante del equipo campeón europeo en Leipzig-62.
    El trabajo que más amó ese singular hombre fue el que desarrolló con el club de los ferroviarios, el BVSC, al que tituló como campeón nacional por cuatro años consecutivos, en calidad de invicto, gracias a su estrategia de un polo dinámico, al cual llamó : “ir por ellos”. Con el BVSC llegó a ocupar el sillón de presidente.
    Laky arribó a Cuba en 1967, como muchos de los tecnicos de la ex Europa Socialista que vinieron a darnos ayuda tecnica en muchos deportes como fue el caso del tecnico polaco Zygmunt Zabierzowski quien descubrio a Juantorena o el tecnico de Boxeo sovietico Andrei Tchervonenko quien descubrio al legendario Teofilo Stevenson. El tecnico hungaro Laky encontró en esos inicios de su arribo a Cuba a un grupo de muchachos talentosos, quienes elevaron su nivel técnico tactico gracias a la preparación del profesor hungaro. Los desconocidos hasta entonces polistas cubanos aparecieron en el escenario mundial y enseguida se hicieron notar por su buen juego y porque nunca se dejaron intimidar frente a cualquier contrario, fuera quien fuera. De esa manera, bajo la dirección del entrenador húngaro, el equipo cubano dentro de ese ciclo olímpico conquistó la medalla de plata de los Panamericanos de Calí- 71, un discreto noveno peldaño en Munich-72 y un sonado cuarto puesto en la Copa del Mundo de 1975, solo superado por la URSS, Hungría e Italia y rubricaron el final de la década con un excelente quinto puesto en los Juegos Olímpicos de Moscú-80.

    Vale decir que pese al boicot el cual privó a esa cita olímpica de algunos de los mejores deportistas de Occidente, en el polo acuático no ocurrió así ya que en la lid estaban los mejores equipos del mundo en ese momento que eran los de las naciones de Europa oriental, así como tambien estuvieron en esa Olimpiada Italia y España , y el resultado de los isleños fue sobresaliente porque a Moscu 80 no falto nadie de lo que mas brillaba en el Polo Acuatico Mundial.
    Los cubanos en las décadas de los años 60 y 70 con la estrategia de Laky se hicieron sentir en las piscinas europeas con su juego rápido y férrea defensa, pero sobre todo por su irreverencia ante los contrarios, así fueran los poderosos húngaros o los temibles soviéticos, los polistas cubanos se desempeñaban sin miedo ante esos conjuntos que se encontraban en el tope mundial.
    El veterano Laky hungaro de nacimiento pero cubano de sentimiento regresó a su país natal en 1978, lloro cuando partio de Cuba y aseguro que en ninguna otra parte del Mundo lo iban a querer tanto como en Cuba, y se acogió al retiro aunque no del todo, porque siempre seguía de cerca el desempeño del BVSC y el polo mundial, sin olvidar a sus muchachos cubanos. Un 13 de agosto del 2000 falleció en Budapest y sus restos mortales descansan en la capilla de San Gellert en el poblado de Kelenfold. Esperemos los amentes de este bello deporte que un dia volvamos a ser potencia a nivel Mundial como lo fuimos el los 70,80 hasta mediados de los 90. Aun recuerdo la final por el Oro ganada a los Estados Unidos que venian de titularse en aquel momento en la Copa del Mundo FINA, y en los Panamericanos del 91 en La Habana en la piscina de la Ciudad Deportiva les ganamos 8 – 5 con la presencia de nuestro querido e inolvidable Comandante en Jefe Fidel.

  2. Excelente como siempre mi amigo Piki extraño el Clásico pero nos vemos en la Vuelta 2020, Saludos Manuel Alejandro Pérez Capote.

  3. Felicidades a todos los ciclistas que participan en la competencia pues solo ellos y personas cercanas saben cuanta entrega .sacrificio ‘.dificultades objetivas y subjetivas tienen que enfrentar ,por lo que el solo hecho de estar en competencia los hace ganadores

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu