Municipio habanero Diez de Octubre, recuperación a todo vapor

Municipio habanero Diez de Octubre, recuperación a todo vapor

El tornado que castigó con severidad a varios municipios de La Habana demostró que el socialismo cubano es único y necesario, dijo a la Agencia Cubana de Noticias Mercedes Romero Lastra, de 63 años de edad, quien perdió su casa de Lawton, en Diez de Octubre.

Dieron medicamentos, ropa y artículos de cocina; son muchas manos sobre las mías para apoyar, sobre todo las de la Revolución, sentenció.

Y es que hasta Diez de Octubre, precisamente a una edificación que por años fueran oficinas de una Fábrica de Calderas de Vapor, se llegó un grupo de miembros de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) para rubricar una sonrisa amiga en cada espacio en construcción.

Integrantes de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC), junto a niños y familiares de damnificados por el tornado que azotó a la capital cubana el pasado 27 enero, en el municipio de 10 de octubre, en La Habana, Cuba, el 21 de febrero de 2019. ACN FOTO/Modesto GUTIÉRREZ CABO
Foto: Modesto Gutiérrez Cabo/ ACN

Bárbara Correoso Dacosta, directora de Albergues en ese municipio, explicó que los 16 núcleos familiares, o sea las 78 personas que allí se encuentran, vivían en edificaciones a los que el fenómeno meteorológico los llevó a la categoría de derrumbes totales tras su paso.

Armando Valera Figueredo, jefe del Albergue Caldera, nombre que recuerda los orígenes del inmueble, manifestó que viven en el lugar 34 niños, los que junto a sus familias, reciben toda la atención sanitaria, alimenticia, material y de seguridad posibles.

Reynaldo Hernández Fernández, jefe de un Centro de Producción Industrial en la Cooperativa no agropecuaria Construcciones Santa Fe, responsable del equipo de nueve hombres encargado de las labores de reestructuración y remozamiento del edificio, informó que desde el día 28 están trabajando sin cesar por crear las mejores condiciones de vida para cada familia.

Indicó que esas otroras oficinas datan de los años 60 del pasado siglo y se erigieron con arena de mar, por lo que el salitre comenzó a reventar el acero y ahora es necesario retocarlo completamente con nuevos materiales.

Se piensa que para la semana próxima todo esté listo y así los distintos núcleos familiares tengan una confortable estancia, aunque quedan algunas cuestiones por resolver como puertas, duchas, pintura, arreglo de paredes y la colocación de unas 15 lámparas, agregó.

Es tanta la voluntad y solidaridad del buen cubano que el jefe del Centro de Producción Industrial en la Cooperativa no agropecuaria Construcciones Santa Fe paralizó por semanas la fabricación de losas de granito y colocó sus 16 trabajadores a disposición de lo que hiciera falta en la obra.

Hernández Fernández destacó que todo el material que se empleó y empleará en el acondicionamiento del local es totalmente asumido por esa Cooperativa no agropecuaria, sin cobrar un centavo siquiera; y ya suman alrededor de 38 mil pesos invertidos.

Danira Valdés Durán, a quien el tornado se le echó encima y lanzó de un segundo piso, se refirió a cómo el pueblo cubano se ha comportado ante los daños causados por el fenómeno meteorológico, en tanto recordó la triste escena en que vio a su pequeño de tres años Yulian Daniel bajo los escombros, los que convirtieron sueños angelicales en una pesadilla inolvidable.

Todo fluirá. No habrá detención. Hay muchos enjambres de abejas laboriosas, indetenibles y esforzadas que llevan luz y confianza a los damnificados, compuestos por trabajadores, familias, amigos y todas aquellas instituciones u organizaciones como la UPEC, que no son pocas.

(Tomado de ACN)

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu