Convertir el talento en un recurso económico

Convertir el talento en un recurso económico

Por Alfredo Machado López

La Ciencia, la Tecnología y la Innovación, como categorías del Plan y el Presupuesto de la economía, tienen en el desempeño de los innovadores y racionalizadores un elemento muy significativo a considerar, por dos razones fundamentales.

“El innovador siempre hace la parte más difícil: la solución del problema”. Foto: Agustín Borrego
“El innovador siempre hace la parte más difícil: la solución del problema”. Foto: Agustín Borrego

La primera: la experiencia, la elevada preparación profesional y técnica, el enorme potencial creativo y el alto compromiso y consagración de estos trabajadores; y la segunda, la historia de aportes y soluciones que han contribuido al funcionamiento de equipos y medios con alto grado de obsolescencia tecnológica.

La planificación de la actividad innovadora y su aseguramiento financiero y material resultan decisivos para concentrar el potencial creativo de los innovadores en aquellas cuestiones que limitan el cumplimiento del Plan o el Presupuesto de la economía; es decir, en las tareas contenidas en el plan temático, una herramienta de la planificación, derivada del banco de los problemas de cada entidad.

Es importante comprender además, que en el proceso de planificación y de información y debate con los trabajadores, la participación activa de los aniristas favorece la identificación de las reservas de productividad y eficiencia, a la vez que los compromete en la solución de los mencionados problemas que afectan el cumplimiento.

Son los innovadores, con su dominio de las normas e índices de consumo y las debilidades o limitaciones de cualquier equipo o medio de trabajo —por su utilización diaria—, quienes mejor conocen cómo sacar el mayor rendimiento en cada una de las circunstancias que se presentan en la producción o la prestación de servicios.

Por otra parte, cuando se alarga la vida útil de equipos y medios, se usan racionalmente los recursos disponibles, se fabrican y recuperan piezas de repuesto, no solo se sustituyen importaciones, sino que se contribuye a elevar la productividad del trabajo con un menor gasto financiero; sobre todo, en esta etapa de resistencia por las limitaciones que nos impone el bloqueo que obstaculiza también las inversiones para introducir nuevas tecnologías.

También en el proceso de planificación económica se hace necesario considerar los recursos que emplearemos para el reconocimiento, la estimulación, la dignificación y remuneración oportuna de quienes han contribuido, con su ingenio creador, al cumplimiento eficiente de los planes, teniendo siempre presente que los recursos financieros ya fueron creados y constituyen un resultado económico tangible y auditable, según se establece en la Resolución 1006/2015/ MFP, para la creación del fondo del 30 % del efecto económico de las innovaciones aplicadas, destinado precisamente para dichos fines.

Es preciso tener en cuenta en todo momento el contenido del Lineamiento 105, ratificado en el VII Congreso del Partido, que plantea la necesidad de “Actualizar las vías existentes y definir e impulsar otras para estimular la creatividad de los colectivos laborales de base y fortalecer su participación en la solución de los problemas tecnológicos de la producción y los servicios, así como la promoción de formas productivas ambientalmente sostenibles”.

La obra de la Revolución también está en los cientos de miles de obreros, técnicos y especialistas del más alto nivel profesional y científico, formados en estos 60 años, con una experiencia y compromiso a toda prueba, que atesoran una rica historia creativa en todos los sectores y ramas de la economía y la defensa del país. Este recurso humano está dispuesto en nuestros colectivos, más allá de los organizados dentro de la Asociación Nacional de Innovadores y Racionalizadores, Anir. Nos concierne favorecer su participación —como trabajadores— en la planificación económica, pues de su ingenio dependen, en gran medida, sus ingresos.

El Plan aprobado, como dijera el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez es lo mínimo que nos proponemos; por tanto, nos corresponde favorecer, con las herramientas que tenemos a nuestro alcance, la efectiva participación de los innovadores en la planificación económica, para sacar a flote las reservas aún existentes y continuar convirtiendo el talento en el recurso económico que necesitamos y hacer avanzar nuestra economía.

*Presidente nacional de la Anir.

2 comentarios en Convertir el talento en un recurso económico

  1. El ejemplo puesto por Jose Luis Amador es una muestra que existen servidores de Liborio que la ARITMETICA DE BOEGA ES UNA ASIGNATURA DE ARRASTRE, pues no comprar rodamientos de 300 Usd para proteger a los motores que cuestan 50,000 , solo puede concebirse en una mente cuyo razonamiento ECONOmico es totalmente ABSURDO.

    ¿ QUIEN DEVOLVERA EL DINERO INVERTIDO PARA RESOLVER EL PROBLEMA DEL MOTOR AL PATRIMONIO PUBLICO?

    ¡ EL ESPIRITU SANTO ?

    Esta situacion no es nueva en los medios se publico la NEGATIVA DE UN DIRECTOR a aplicar una tesis de grado para resolver el calentamiento de los omnibus, la decisión contribuyo a incrementar el rigor del INFIERNO DE LA DIVINA COMEDIA del ciudadano por la carncia de transporte. Dos años mas tarde la acepto, pero el directivo continua en su cargo.

    ¿ Los servidores de Liborio que NO APOYAN EL MANTENIMIENTO DE LOS EQUIPOS EN EL TIEMPO FIJADO Y LA APLICACION DE LOS AVANCES DE LA CIENCIA Y TECNICA, cumplen con la orientación de ORDEN DISCIPLINA Y EXIGENCIA DEL PARTIDO, FUERON PIONEROS, FIRMARON EL CONCEPTO DE REVOLUCION Y COLABORAN CON EL PERFECCIONAMIENTO y LA CONSTRUCCIÓN DEL SOCIALISMO CUBANO PROSPERO Y SOSTENIBLE?
    saludos
    cordiales
    Oviedo

  2. Es mi obligación aclararle al compañero en base a mi experiencia en el mantenimiento de una fábrica de 40 máquinas semiautomáticas y de 300 motores eléctricos que las importantes y necesarias innovaciones y racionalizaciones deben hacerse dentro del marco del establecimiento del Mantenimiento Preventivo Planificado, actividad que no la pueden hacer nuestros obreros calificados innovadores.

    Lo que le da vida a los equipos es el Mantenimiento sistemático. Las innovaciones resuelven un problema cuando no existe la pieza, o el rodamiento u otro recurso planificable, así como los planes anuales de piezas de repuestos, que dicho sea de paso, no los ejecuta un obrero calificado innovador, sino los profesionales técnicos graduados en nuestras universidades (ingenieros mecánicos, eléctricos, hidráulicos, industriales, químicos, etc.).

    Todo esto se lo aclaro porque se nota que no conoce realmente la actividad, como la mayoría de los periodistas. El que le escribe es innovador destacado, y tuve la suerte de hacer con otros compañeros unas 25 innovaciones en mi fábrica y en una Empresa de Proyectos Hidráulicos.

    Como un simple ejemplito de los miles que hay en el país actualmente por no dar mantenimiento, hace poco en una potabilizadora del país, que atiende el agua de una ciudad de 300 000 habitantes, se explotaron 2 motores de 2300 volt, de 250 kW de potencia, por no recambiar a tiempo los rodamientos que llevan, que fueron planificados pero no comprados nunca por el organismo correspondiente. Estos rodamientos cuestan unos 300 USD y los 2 motores que se achicharraron unos 50 000 USD según precios en Internet actuales. Como usted ve, esto no se puede resolver con las innovaciones solamente.

    Si me manda un correo electrónico suyo, le puedo enviar toda una serie de datos, como arreglos de normas obsoletas de hace 35 años que se siguen usando para hacer proyectos hidráulicos y todos los cientos de millones de USD que se pierden cada año por no establecerse en todo el país el Mantenimiento mecánico-eléctrico-civil desde hace más de 57 años, de una forma rígida y sin subjetivismos por ignorancia a todos los niveles, fundamentalmente en los Ministerios.

    Con el fin de ayudarles a comprender mejor esto (ya que no son técnicos), les dejo mis coordenadas como siempre, por si quieren algo más.

    MsC. Ing. José Luis Amador Vilariño
    (46 años graduado como ingeniero eléctrico, especialidad Energía)
    E-mail: jlamador48@nauta.cu
    Teléfono: 32-297339
    San José # 741, Camagüey

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu