Encuentro de multitudes

Encuentro de multitudes

El viernes último concluyó en la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña, del Complejo Histórico Militar Morro-Cabaña, la edición 22 de la Feria Internacional de Artesanía (Fiart 2018), la cual fue organizada por el Fondo Cubano de Bienes Culturales (FCBC) bajo el lema Arte, Utilidad y Oficio. Fiart abrió sus puertas al público el pasado 6 de diciembre, como parte de las celebraciones del Ministerio de Cultura por la llegada del aniversario 60 del triunfo de la Revolución y por los 500 años de la fundación de La Habana.

Miles de personas pugnaban por acceder a la Feria, luego de transitar por una fila de más de 700 metros. | Foto: Jorge Rivas

Fue una gran vitrina con excelentes artesanías artísticas —gracias a una rigurosa selección y curaduría—, cuya concurrencia de público la situó, de nuevo, entre los más sobresalientes eventos de la cultura cubana, igualmente dedicado al aniversario 40 de la creación del FCBC.

Tumultuosa y desorganizada fue la gestión de los visitantes para adquirir las entradas. Foto: Jorge Rivas

En la jornada del jueves pasado varios miles de personas, luego de hacer una fila de más de 700 metros de largo, en la medida en que se acercaban al enrejado que da acceso al camino que conduce al vetusto recinto, lo hacían de forma desorganizada, amontonados, imagen que volvía a repetirse en la antesala de la Fortaleza, donde antes de enrumbar por el puente hacia adentro se instalaron las taquillas de venta.

A juzgar por los criterios de los encuestados la Cabaña no es el sitio idóneo para celebrar este encuentro por dos motivos incuestionables: el difícil acceso a esa instalación y los fatigosos recorridos sobre sus adoquinadas calles para poder visitar los cientos de stands de creadores cubanos y extranjeros allí ubicados.

Original estandarte hecho con tejido
deshilado por las diestras manos de
Elia Marta Salabarría Incienso, Triel,
para rememorar el aniversario 500 de la
fundación de La Habana. Foto: Jorge Rivas

“Cuando se hace en Pabexpo, mi mamá de 70 años de edad, a pesar de sus problemas de locomoción, no se pierde esta oportunidad de disfrutar de las creaciones de los artesanos artistas, pero aquí ni soñar. El ómnibus que pusieron como trompo entre La Habana y la Feria deja a los pasajeros en la Vía Monumental, a más de un kilómetro de la entrada del inmueble. Luego, dentro, es muy incómodo caminar”, dijo Yoenia García Estrada, trabajadora de salud pública.

Tal vez por ese motivo fue notable la concurrencia de jóvenes y niños.

Una variada oferta gastronómica en moneda nacional y a precios realmente asequibles, así como ligeras disminuciones en los precios de algunos de los artículos de mayor demanda, caracterizaron el evento en el que los calzados, los textiles, las bisuterías y las reproducciones artísticas enmarcadas —magnífica idea del FCBC al venderlas en llamativos y factibles importes— fueron, como en anteriores ediciones, los más solicitados.

Ante el llamado del Estado, del Ministerio de Cultura y del FCBC, de estimular los diseños y producciones de artículos que propicien la sustitución de importaciones, esta convocatoria de Fiart demostró el empeño de un numeroso grupo de artífices por trabajar en concordancia con esa solicitud, como pudo apreciarse en muchos renglones exhibidos, entre estos los muebles, los calzados y las confecciones textiles. Dentro de las últimas se conoció la novedosa propuesta de la joven diseñadora Karen Santín de poner a disposición de la enseñanza artística sus variadas ofertas de los necesarios leotards, hasta ahora solo adquiribles en los mercados internacionales, así como de probarse, con similares intenciones, en la creación de zapatillas, también para el ejercicio de la danza.

Un gran acierto de esta edición fue el interés de los organizadores de dar a conocer al público cubano las manifestaciones de distintos países, motivo por el cual la primera nación invitada fue México, que “es en el continente, el país madre de la artesanía”, dijo Mercy Correa, directora de Artesanía del FCBC.

Sin embargo, por vez primera, el interés hacia la prensa fue desacertado. En la Cabaña se instaló un espacio de atención para esta labor, el que fue imposible localizar, a lo que contribuyó una insuficiente señalética. Prácticamente solo se atendieron a los colegas que arribaron al lugar mediante los servicios de ómnibus contratados por el FCBC y no a los que lo hicieron por sus medios. La acreditación fue igualmente descuidada, ya que en muchos casos tan necesarias identificaciones no se hicieron, ni siquiera durante el curso de la Feria, en la cual tampoco hubo eficaz nivel de información para el trabajo periodístico, gestión a la que hubiese contribuido la circulación de un boletín digital como los que se realizan en otros eventos de similar trascendencia.

A pesar de todo, ¡enhorabuena Fiart 2018!

4 comentarios en Encuentro de multitudes

  1. El periodista Jorge Rivas expresa: “A juzgar por los criterios de los encuestados la Cabaña no es el sitio idóneo para celebrar este encuentro por dos motivos incuestionables: el difícil acceso a esa instalación y los fatigosos recorridos sobre sus adoquinadas calles para poder visitar los cientos de stands de creadores cubanos y extranjeros allí ubicados”. Sin embargo, el público llegó a montones, de todas las edades, pues vi muchas personas mayores, incluso de más de 70 años con bastones, padres con niños en brazos y en coche. Las condiciones del lugar no fueron frenos al interés de la población en participar en la FIART 2018. El criterio de algunas personas es que la Fortaleza “San Carlos del Cabaña tiene mucho más espacio para acomodar múltiples stands sin aglomeraciones de público. El lugar se encuentra prácticamente en el centro de la ciudad, es casi equidistante para la población del oeste, el este y el sur. Desde el punto de vista geográfico tiene una localización neutral. Los adoquines son materiales de construcción de la época en que se construyó la fortificación, también están presentes en el centro histórico de la capital, siendo parte del encanto y autenticidad de esos lugares. A pesar de los inconvenientes que señala el periodista, hubo personas que en los días que duró el evento visitaron la sede en varias ocasiones.
    Ahora, lanzó la siguiente pregunta para los que estuvieron en la FIART 2018:
    ¿Qué opinan sobre la sede de FIART en la Fortaleza “San Carlos del Cabaña”?

    • La sede en la Cabaña, más lejos (vivo y trabajo en Playa, cerca de Pabexpo), pero me gusto la amplitud de la Cabaña, señores hay que caminar que el sedentarismo nos mata, hay más opciones de transporte desde la entrada del tunel frente al Palacio Presidencial hasta la salida y de ahí a caminar, en Pabexpo que tiene pocas opciones de transporte muchas personas van caminando de la terminal Playa hasta Pabexpo y la distancia es mayor. Para el año que viene es necesario trabajar en la señaletica y organizar los flujos de entrada y salida de personas a los stand, una verdadera odisea. Periodista por favor analice que paso el viernes que no habia casi nada, muchos expositores habian recogido sus productos y la feria estaba semidesierta y eso en una Feria internacional no puede pasar, gracias y buenas tardes

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu