Diputados cubanos debaten Proyecto de Constitución (Cobertura Especial)

Diputados cubanos debaten Proyecto de Constitución (Cobertura Especial)

En la sesión de trabajo de este jueves los diputados de la Asamblea Nacional del Poder Popular, reunidos en tres grupos, debaten el Proyecto de Constitución, luego de una intensa jornada de estudio.

Fotos: Abel Padrón Padilla

El análisis del texto, enriquecido con el criterio popular tras la consulta celebrada entre el 13 de agosto y el 15 de noviembre, se efectúa en el Palacio de Convenciones de La Habana.

Las jornadas de estudio preceden la presentación detallada mañana del nuevo proyecto, en el marco del segundo período ordinario de la IX Legislatura de la Asamblea.

Se espera que el fin de semana y tras una discusión profunda, los diputados aprueben el texto, lo que de ocurrir, correspondería a los más de ocho millones de cubanos habilitados para votar, decidir en un referendo la sustitución o no de la carta magna vigente desde 1976.

Casi nueve millones de personas participaron en la consulta para opinar sobre el proyecto inicial -respaldado en julio en el Parlamento- en la que emitieron 783 mil propuestas.

El proceso materializado en 133 mil reuniones en barrios y centros de trabajo y estudio incluyó de manera inédita el aporte de los cubanos que cumplen misión o residen en el exterior, quienes emitieron más de dos mil 100 propuestas.

Las más de 700 mil solicitudes de añadir, modificar o eliminar artículos del documento previo se transformaron después de su procesamiento en cerca de nueve mil 600 propuestas tipo.

De ellas, cuatro mil 809 opiniones tienen reflejo en la nueva versión, lo que representa algo más del 50 por ciento de aceptación.

En declaraciones a Prensa Latina, la vicepresidenta de los Consejos de Estado y de Ministros, la diputada Inés María Chapman, destacó el carácter democrático del proceso de reforma constitucional en Cuba.

Chapman significó que el proyecto que hoy se estudia en la Asamblea Nacional es bien diferente al que fue sometido a consulta, gracias al aporte del pueblo.

El texto ratifica el carácter socialista de Cuba y el papel rector del Partido Comunista en la sociedad.

Asimismo, amplia los derechos individuales, propone cambios en la estructura del Estado, estimula la inversión extranjera y reconoce el papel del mercado en la economía y varias formas de propiedad, entre ellas la privada.

(Con información de PL)


Trabajo, ¿obligación o necesidad?

Por: Alina Martínez y Ariadna Pérez

En torno al trabajo, los diputados realizaron en la jornada de este jueves varias intervenciones. En el análisis efectuado en todo el país este tema tuvo 51 mil 414 propuestas en 40 mil 420 reuniones, fundamentalmente referidas a establecer su carácter obligatorio.

APP_trabajo en comisiones
Foto: Abel Padrón Padilla

Al respecto se pronunció el parlamentario cienfueguero Rey Luis Sánchez. Señaló que hay un grupo de personas que reciben los mismos beneficios, sin aportar al desarrollo del país. “Pienso que en el artículo cuando se habla de trabajo debe agregarse la palabra obligatorio”.

La diputada y miembro de la Comisión Redactora, Johana Odriozola reconoció que efectivamente hubo muchas propuestas en torno a este particular, pero si se considera su obligatoriedad en la Constitución tendría que existir una sanción jurídica para todos los que no trabajen y, eso nos llevaría a tener una ley para recluir o sancionar a los incumplidores; algo que no está acorde a los convenios internacionales que Cuba tiene suscrito.

Más adelante hizo hincapié en que tenemos que lograr regulaciones indirectas que conduzcan a los sujetos pero no que los obliguen. En otras palabras, “se trata de implementar medidas y hacer funcionar los mecanismos económicos para que los individuos vean en el trabajo la fuente de ingresos y satisfacción de sus necesidades”, afirmó.

Víctor Manuel Gutiérrez opinó que los organismos competentes tienen que exigir a los que no trabajan. “La población tiene mucha inquietud por los que viven haciendo negocios y cometiendo ilegalidades y tienen los mismos derechos que los que trabajan. Debemos retomar bien duro este tema, el país necesita de nuestro trabajo para salir adelante”.

Por su parte, otro diputado cienfueguero recordó que en las reuniones la población se trató el tema con mucha fuerza. “Cuando usted pasa cerca de una tienda hay personas que te recitan una lista de productos que a veces no hay en las tiendas; tenemos que ocuparnos de esos elementos que están encadenados con ilegalidades. Los organismos relacionados con eso deben accionar fuerte. Es del criterio de muchas personas la necesidad de luchar contra los que no aportan a la sociedad y cuentan con los mismos beneficios de los que si lo hacen”, dijo.

“Cuba tiene convenios internacionales en materia de trabajo que no podemos violar, subrayó José Luis Toledo Santander, presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales y Jurídicos. No procede establecer el carácter obligatorio del trabajo, debe ser la propia sociedad que haga ver al trabajo como fuente de satisfacción de necesidades materiales. Ahora, con relación a esas personas que no lo hacen el Estado tiene todos los mecanismos para enfrentarlo, al igual que para poner freno a las ilegalidades. No debemos mezclar las dos cosas”.

El diputado José Antonio Carrillo valoró que debido a las múltiples opiniones que genera el asunto debería discutirse en la sesión plenaria de este viernes. “Estamos en un proceso de reflexión y es un planteamiento que se hizo en muchos lugares. La población ve las diferencias, las personas que no trabajan viven mejor que el resto”.

Sobre el artículo 24 del título II referido a los fundamentos económicos, se produjo un debate en relación con que la propiedad socialista de todo el pueblo incluya otros bienes como las principales infraestructuras.

Unos delegados consideraron que debía obviarse el término principales, otros dijeron que debía mantenerse ya que a causa de la inversión extranjera podían existir infraestructuras que pertenezcan al inversor. El diputado Marino Murillo argumentó que están ocurriendo transformaciones en la economía por lo que habrá aunque sea temporalmente infraestructuras que no sean de propiedad estatal.

La diputada Gradys Bejerano acotó que la redacción que continúa a ese párrafo deja bien clara la situación cuando aclara que esos bienes pueden  son inembargables y pueden trasmitirse en propiedad solo en los casos excepcionales que se destinen al desarrollo económico y social del país, y no afecten los fundamentos políticos, económicos y sociales del Estado, previa aprobación del Consejo de Ministros.

Vilma Alvarado, diputada de La Habana consideró que esa aprobación excepcional debe estar concatenada con el derecho preferencial del Estado para su adquisición nuevamente para que no pase a propiedad de terceros.

Otro asunto traído a colación por la diputada Daycar Saladrigas de Camagüey y directora del periódico provincial, fue apoyar el artículo 55 donde se agregó que los medios fundamentales de comunicación social son de propiedad socialista de todo el pueblo o de las organizaciones políticas y de masas y no pueden ser objeto en ningún caso de propiedad privada. Ello, subrayó, constituye un reclamo del sector periodístico. A este criterio se agregó la propuesta de incluir que no podían ser objeto de ninguna otra forma de propiedad.


Refuerzan papel de los trabajadores en proyecto de Constitución

Por: Francisco Rodríguez Cruz

La participación de los trabajadores en los procesos de planificación, regulación, gestión y control de la economía fue incorporada como un nuevo artículo en el proyecto de Constitución como resultado de la consulta popular, según trascendió este jueves durante los debates en comisiones de trabajo en el Parlamento cubano.

APP_trabajo en comisiones
Foto: Abel Padrón Padilla

Diputados de las comisiones permanentes de atención a los servicios, agroalimentaria y de atención a la niñez, la juventud y los derechos de la mujer, debatieron punto por punto el texto reelaborado a partir de las propuestas ciudadanas, que también consagra la participación de los colectivos laborales en la administración y gestión de las entidades empresariales estatales y unidades presupuestadas, la cual normará una ley complementaria.

Al revisar y comparar las dos versiones del proyecto, los parlamentarios plantearon varias sugerencias adicionales que abarcaron temas tan variados como la incorporación al preámbulo de una mención a la tradición de lucha en el sector estudiantil o el análisis sobre el órgano decisor más competente para aprobar inversiones extranjeras.

Particular reconocimiento hicieron los diputados a la incorporación de una mención explícita de la aspiración a construir una sociedad comunista, asunto sujeto al debate parlamentario en sus primeros análisis y que también brotó de la consulta popular.

El mayor énfasis en el concepto de justicia social y la jerarquización de la soberanía popular en sendos artículos del proyecto fueron también objeto de atención en esta comisión de trabajo.

También fueron esclarecidos aspectos que suscitaron dudas en la población como los sujetos que pueden detentar la propiedad privada, personas naturales y jurídicas cubanas o extranjeras, y la adición de las playas y los yacimientos minerales como bienes de dominio público.

Un debate interesante se produjo a partir de la inquietud de una diputada sobre la compra preferente de la tierra por el Estado a sus propietarios privados, que permitió esclarecer por parte de integrantes de la comisión redactora la naturaleza de ese llamado derecho de tanteo, al cual el Estado nunca renunciará.

Profundo análisis motivó la discusión del incorporado capítulo sobre las familias, sobre el cual predominó la opinión sobre su carácter progresista e innovador.

Los diputados continuaron el análisis en la sesión vespertina, para repasar todo el proyecto en función de llegar con una mejor preparación a la sesión ordinaria de la Asamblea Nacional del Poder Popular, que comienza este viernes y donde debe quedar aprobado el texto constitucional que se someterá a referendo popular en los primeros meses del año 2019.

 

Salud, educación y Relaciones Internacionales

Por: Alina Mena Lotti

Todo esto a lo que hemos llegado tiene un sentido moral, expresó Eusebio Leal, historiador de la Ciudad, durante un encuentro de los diputados, víspera de la sesión ordinaria de la Asamblea Nacional del Poder Popular, en su IX Legislatura. Reunidos en grupos de trabajo, los legisladores de las comisiones de Relaciones Internacionales, Salud y Deportes, y Educación, Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, enriquecieron una vez más el Proyecto, con el objetivo de perfeccionar al máximo sus postulados.

Foto: Abel Padrón Padilla

Muchas intervenciones manifestaron propuestas sobre justicia social, la no discriminación por causa alguna, la defensa del Estado laico y la libertad religiosa, entre otras.

Respuestas a dudas, precisiones y esclarecimientos recibieron los diputados por parte de algunos miembros de la Comisión que tuvo a su cargo la redacción de este texto, ampliamente debatido desde el pasado 13 de agosto.

Al puntualizar sobre el tema de la concentración de la riqueza, Homero Acosta, secretario del Consejo de Estado, señaló que se trata de un asunto complejo, pues resulta difícil determinar los límites de esa riqueza, cuando hoy precisamente se habla de alcanzar una sociedad próspera y sostenible.

El Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Salvador Valdés Mesa, presidió la jornada de trabajo, la cual fue conducida por Ulises Guilarte De Nacimiento, integrante de la Comisión redactora, miembro del Buró Político y Secretario General de la CTC.

 

 

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu