CTC contesta a sancionada

CTC contesta a sancionada

En reciente carta que nos enviara Ana Mercedes Roche Álvarez, de San Antonio 155, entre Vargas y Gallo, Santiago de Cuba, nos planteaba su inconformidad con una sanción disciplinaria por considerarla injusta.

cartaRemitida a la Oficina de Atención a los Trabajadores de la CTC, la licenciada Ana Teresa Rill Revé le responde e informa que “con la solicitud de procedimiento de revisión, usted agotó las vías a las que le dio derecho el proceso.

“No obstante, como es nuestra función orientar a los trabajadores en el ejercicio de sus derechos, consideramos oportuno informarle que acorde a lo reglamentado en la Ley 116 Código de Trabajo, las partes pueden solicitar procedimiento de revisión ante el Tribunal Supremo Popular contra las sentencias firmes dictadas por los tribunales municipales en materia de derecho de trabajo”.

En cuanto a la medida disciplinaria inicial impuesta, es la de separación definitiva de la entidad, pero siempre que se conozcan nuevos hechos de los que no hubo noticia con anterioridad, o aparezcan pruebas o exista evidencia de su ilegalidad.

Precisa Ana Teresa que “de ahí la importancia de que los elementos que usted haya aportado demuestren objetivamente que no es responsable de lo imputado, porque si tuvo en cuenta lo aportado en su escrito, lamentablemente lo que hizo fue distorsionar el sentido y la naturaleza del proceso”.

Explica la misiva de la CTC que “para tramitar su denuncia nada impide que se dirija a los órganos de control de su territorio o del país, según sea conveniente para que de considerarse oportuna la solicitud procedan según lo establecido”.

Y concluye con lo que puede servir para este y para distintos casos que nos llegan, cuando se señala en la respuesta: “La CTC no interfiere en la esfera de atribuciones que solo son de competencia de otros organismos”.

9 comentarios en CTC contesta a sancionada

  1. Cre en la mayoria de los casos el sindicato ño esta jugando el papel que debe jugar ya que cuando se da un hecho de este tipo el la direccion del sindicato se hace aliado fiel de la administracion y destruyen al trabajador y no tienen en cuenta la trayectoria del mismo.

    Aprobecho el momento para dar a conocer que en estos momentos me encuentro en un proceso similar que ha sido del conocimiento de los Organismos de direccion del Territorio. me refiero a PCC, Asamblea Municipal, Fiscalia, Sindicato y hasta la fecha no he recibido respuesta alguna. quisiera que de alguna manera se me ayudara a encontrar una respuesta a mi problema.Soy Trabajador del Secto Eduacional en el municipio de Niquero, Provincia Granama.

  2. Hay un gran problema conceptual entre nosotros los trabajadores, cuando una organización sindical de base, o, quizás municipal o provincial, funciona mal o no satisface el requerimiento que se le hace, casi siempre se critica y se dice que “el sindicato no sirve”, que “no representa a los trabajadores”, que “es aliada a la parte empleadora”, etc, etc, etc, tal y como se puede leer en los comentarios que me anteceden. Yo soy del criterio y defiendo que no es el sindicato “quien no sirve, “quien no actúa”, hay que tener presente que el sindicato es una organización y como tal tiene sus reglamentos, así como la CTC tiene sus estatutos. Hay que leer estos documentos y no solo leerlos, sino conocerlos y dominarlos por parte de los afiliados, de hacer esto nos daremos cuenta de la misión del movimiento obrero cubano. Ahora bien, nosotros, los afiliados, somos responsables de la(s) persona(s) que elegimos y aprobamos en forma democrática en asamblea, para la dirección del sindicato en nuestro colectivo laboral. Si se elige a una persona que no tenga capacidad de escucha, con bajo nivel cultural (téngase en cuenta que los empleadores generalmente son personas bien preparadas), sin preocuparse por su autopreparación en materia de legislación laboral, con carácter débil, sin valentía política para decir las cosas como son y en los tantos escenarios que posee (Consejos de Dirección, Asambleas de Afiliados, Activo sindical municipal, etc.), entonces, ¿qué se puede esperar?, pero si a ello le sumamos que en las asambleas no se plantean problemas (que después forman parte de los comentarios de pasillo, que tanto daño hacen) y que los que están verdaderamente preparados y con condiciones, no quieren ser dirigentes sindicales, entonces qué?. A la mata de aguacate no se le puede exigir mangos. En no pocas ocasiones escucho comentarios referentes a dirigentes administrativos tales como: “fulano está acabando”, “hace lo que le da la gana y nada se le opone”, “acaba con los trabajadores”, varias etc. Categóricamente digo, todo ello es responsabilidad de los trabajadores, que permiten lo mal hecho y actitudes indolentes, a veces se convive con lo mal hecho y estamos tan acostumbrado a ello, que “lo anormal” lo vemos como normal. Nada que los dirigentes sindicales serán como nosotros queramos y permitamos que sean.

  3. Hoy día, en la mayoría de los centros laborales de nuestro país, el Sindicato representa más a la Administración que al trabajador y recordar que estos son nuestros representantes ante el mismo. En mi experiencia, en mi centro laboral dígase el Policlínico Salvador Allende del municipio Boyeros, mi secretaria del Sindicato mejor no la queremos y rezamos porque sea vitalicia.

  4. ZER

    Considero que aún cuando un trabajador haya incurrido en una indisciplina, el papel del sindicato debe ser no menos de mediar entre la administración y su representante y no es justificar lo mal hecho pero debe para ser justo y cumplir su papel contribuir a demostrar que no estamos exentos de errores, pero que se debe buscar las causas que conllevan al trabajador a caer en indisciplinas porque no hay efecto sin causa y en muchas ocasiones los malos estilos y métodos de dirección, propician las indisciplinas y al final el que sale perjudicado es el trabajador.
    Hoy imagino a Jesús Menéndez enfrentandose por mejoras para el obrero, a nuestro querido Lázaro Peña abogando por los sindicalistas cubanios. Debemos compararnos los representantes de sindicato y aterrizar que no se representa una organización de masas que el término es abstracto, se representa a los trabajadores, a sus intereses y a los problemas a los que se pudieran enfrentar, es en ese momento que el trabajador lo necesita, que se debe demostrar que existe el sindicato.

  5. Si todos los trabajadores pudieran opinar sobre el trabajo de la ctc anónimamente porque persiste el miedo de perder el empleo, estoy casi seguro que sus representantes se iban a sentir apenados con el mal criterio que se tiene al respecto. Cuantas veces escuchamos que el sindicato sólo sirve para tumbarle a uno dinero a la hora de cobrar su cuota y jamás está ahí cuando se le necesita. Y claro que no puede servir para nada porque el sindicato de toda la vida de Dios se concibió para luchar por la mejora de los trabajadores,por sus salarios y sus condiciones de trabajo, no para discutir planes y cosas que la mayoría no comprenden y por supuesto marchar a la par con los empleadores justificando todas sus medidas. Si duda de su ineficiente labor pregunte usted a su representante sindical, de su centro de trabajo sobre cualquier tema del código de trabajo y agarrese para oír su respuesta, o al órgano de Justicia laboral sobre las medidas disciplinarias y verás en que manos está la justicia laboral. No saben nada y es por lo ineficiente que es el sindicato que ahora para colmo ni recursos tiene para estimular a los mejores trabajadores y ganadores de falsas emulaciones. Ojalá el Congreso sirva para que se replantee su labor por el bien de la Revolución y el socialismo.

  6. Creo que la CTC debe estar más cerca de los trabajadores, que de las administraciones.
    Es mi criterio muy personal que la CTC conozca el problema del trabajador y como en este caso en que la trabajadora cree que su sanción no ha sido justa, pues pelear con ella hasta el final en lugar de dejarla sola, si eso no sucede y la CTC ni siquiera conoce el asunto se pierde credibilidad en su secretariado.
    Muchas veces sucede que el sindicato se hace aliado de la administración y es incapaz de reclamar nada para no sentirse involucrado en el asunto, para qué queremos un sindicato así?

  7. Creo que la CTC debe jugar un papel más protagónico en defensa de los derechos de los trabajadores, por lo menos echar una ojeada, si se actuó con certeza y equidad, la mayoría de los procesos Judiciales en lo laboral tienen una inclinación de la balanza hacia lo administrativo, en un careo la credibilidad siempre es de la administración y es aquí donde tenemos que sentarnos para buscar más garantías de los trabajadores, papel que le corresponde a la CTC, por tanto no coíncido con la Respuesta, La CTC no tiene que interferir, sino representar y se le debe de dar el derecho de Revisar.

  8. Y pata que tenemos sindicatos? No es acaso para que acompañen a los trabajadores en sus litigios y no sólo para exigir el pago de la cuota sindical. Por expresiones como con la que termina la respuesta es que han perdido credibilidad y crecen las desafiloacioned,

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu