Responde Ómnibus Nacionales a Vía crucis en Víazul

Responde Ómnibus Nacionales a Vía crucis en Víazul

La empresa de Ómnibus Nacionales envió al periódico Trabajadores respuesta al artículo periodístico Vía Crucis en Víazul, publicado en la página web el 20 de octubre y en la edición impresa el 29 de ese mes, donde se expresan numerosas irregularidades en el servicio que ofrece dicha entidad.

Entre los mandatos de Víazul está un servicio de alto nivel. Si comparamos sus precios con la calidad, entonces el resultado no debería ser otro que una elevada excelencia, pero no es esa la consideración de muchos clientes, ni de este reportero en particular.

En la citada publicación expresé que nadie informaba al viajero la variedad de opciones que podía utilizar, entre estas, ómnibus con categoría de Expreso, y la contestación fue que “la divulgación de los itinerarios de la programación de la UEB Víazul se encuentra en lugares accesibles a los clientes para que estos puedan elegir correctamente los servicios que se ofertan”. Catalogan Sin Razón mi planteamiento.

Entonces pienso en las tantas personas, nacionales o turistas, que compran boletos y desconocen las opciones que tienen. La información es fundamental. Por tanto, aunque según plantea la carta no tengo razón, sugiero no escatimar esfuerzos y reiterar a los clientes las alternativas que tienen. Eso contribuiría a un mejor servicio.

El periódico criticó el mal servicio de la cafetería y el sofocante calor en el salón de espera de Víazul, en Avenida 26 y Zoológico. La respuesta nos dice que “en reuniones con factores del territorio se ventilaron varios temas de nuestra agencia… Además, la empresa está sujeta a un cambio estructural, donde está concebido el traslado de esta agencia para la terminal de Ómnibus Nacionales, en la cual tendrán todas las condiciones necesarias para un servicio de excelencia…”.

Entonces pregunto: ¿Qué tienen que ver los factores del territorio con los salones de Víazul? Desde su inauguración esos salones no cuentan con aire acondicionado. Quizás podrían instalarse algunos de esos equipos mientras llega el traslado, y no olvidar que solo con el costo del pasaje el viajero debería tener un servicio personalizado en el salón y en la cafetería.

Sobre la venta de boletos sin número de asientos nos aseguran que “el boleto se vende por el sistema Resiber de Amadeus a través de Iberia, por lo que está programado para la venta por aviones, no obstante, se emitieron indicaciones en nuestras agencias y puntos de ventas para que el número de asiento se realice de forma manual a la hora de rectificar los boletos de viaje”.

Si de esa manera se solucionan las dificultades, se ahorrarían muchos disgustos.

Acerca del atraso en la salida del ómnibus para Santiago de Cuba el día 11 de octubre consideran que solo tenemos Razón en Parte. Refieren que “el ómnibus que se encontraba disponible para la salida en este turno no pudo realizar el servicio ya que tuvo fallos técnicos y regresó a la base. Por lo que se preparó el 866, que no se encontraba planificado con su tripulación para ese turno”. El viajero merece mayor respeto. La empresa está en la obligación de prever circunstancias como la que dice que se presentó. Si paga tan bien, el viajero merece el mejor servicio. ¿Por qué la demora en la salida y con un ómnibus que se moja por defectos de los equipos de aire acondicionado?

Sobre la pertinaz gotera, exponen que “nuestra UEB cuenta con un parque de ómnibus envejecidos, en su gran mayoría se mojan, provocando así un grupo de insatisfacciones de nuestros clientes”.

Suponemos que Víazul tenga cierta prioridad en la reposición de equipos. Pero es de lamentar que a pesar del envejecimiento el precio de los viajes sigue siendo el mismo. ¿Por qué?

El artículo periodístico reseñaba vicisitudes en el pequeño salón de espera en Santiago de Cuba, incluida la falta de aparatos de aire acondicionado. Responden que “la UEB allí tomó como medida alternativa colocar varios ventiladores; la medida está cumplida”.

¿Será tan difícil conseguir para allí algunos aparatos de aire acondicionado? ¿Nadie pensó en lo insoportable del calor santiaguero en ese local?

Referí además numerosas incidencias en el viaje de regreso y alegaron que “se analizó a la tripulación del ómnibus 822, que fue la que realizó este servicio. Se decidió en la comisión de disciplina aplicar a la tripulación la medida disciplinaria consistente en cambio de puesto de trabajo a una plaza de menor remuneración y condiciones laborales distintas por el término de hasta un año”.

Aunque no mencionan en su respuesta la parada para comer en una paladar y no en una cafetería o restaurante estatal, confieso que mi primera reacción fue creer que la cadena se rompió por el eslabón más débil, es decir, la tripulación, aunque esta —efectivamente— se comportó con muy poca profesionalidad.

Es extraño que al valorar por separado cada uno de esos siete planteamientos —no sabemos por qué no todos— nos dan la razón en cinco, en uno nos la dan solo en parte y en otro asumen que no tenemos razón. Pero al hacerlo integralmente catalogan nuestro artículo Con Razón en Parte. Sin duda, ¡fuerte la calificación!

La administración tiene la mayor responsabilidad con el mal servicio, y deberá crear condiciones para que los salones de espera tengan buenas condiciones, la cafetería brinde el mejor servicio, eliminar las goteras y la suciedad en los ómnibus, que las salidas sean a la hora señalada, que una tripulación no se comporte con tan poca profesionalidad, y para que las paradas sean en lugares señalados y no donde quieran los choferes.

Los lectores apuntan —y también este reportero— a que administración y colectivo laboral de Víazul deberían empeñar su esfuerzo e inteligencia para desterrar la mala opinión que existe sobre el servicio que ofrecen. Sobre ello un cibernauta, Lesmes la Rosa, afirmó: “De no adoptarse las medidas que correspondan, la vergüenza será mayor”. Comparto tal consideración.

Vía crucis en Víazul

15 comentarios en Responde Ómnibus Nacionales a Vía crucis en Víazul

  1. Yo vine en un Viazul desde santiago de cuba a Cienfuegos mojandome todo el tiempo, ya llovia afuera y la guagua era una regadera, lastima que no ttengo el número, varios turistas y nacionales que viajabamos nos quejamos y la respuesta del conductor era que esa guagua estaba propyuesta a cambio por las que participaron en el mundial de futbol de Rusia, jajajajajajaj, sería muy buena idea pero parquea esa y lo caros que son los pasajes.

  2. Los omnibus los mismos Via Azúl, transmetro, Transtrur y todo lo que se huela a guagua están acabando con la reputación de sus Empresas están explotando al pueblo tabajador paran fuera de paradas te cobran lo que le venga a ellos en gana no te pican boletin y paran donde le de la gana a ellos y se pasan el camino repartiendo paquetes y recogiendo dinero esto es una falta de respeto se están haciendo ricos a costilla del pueblo como si las guaguas fueran de ellos particular y si dices algo te tratan mal.

  3. Lo que pasa es que a viazul no le dan omnibus por mas de quince años, y parece que este año tampoco tienen en proyecto entrar ninguno, los omnibus estan funcionando gracias a la voluntad de los choferes que son los que resuelven los problemas, y lo digo yo trabajador de viazul

  4. Los omnibus de VIAZUL, no pueden ser igual que los omnibus nacionales, no se si deberian ser mas largos o tener menos asientos, el caso es que cuando se tiene un servicio de alta calidad no puede ser igual, en otros paises ese tipo de servicio en vez de llevar cuatro asientes de lado, son solo tres, así no van tan pegados, ademas de fondo no pueden estar tan cerca pues deben tener espacio para poderse reclinar lo suficiente, como para sentirse bien, si cobran mas, mejor tiene que ser el servicio, y estoy seguro que mucho publico lo va a preferir, pues ya se usan baños de hombre y mujer, agua fria y caliente, que se cobre, pero que haya CALIDAD, los compradores nunca han visto nada parecido parece, En vez de comprar 100 autobuses compra 50 de estas condiciones y rapidamente le sacas el costo para comprar 25 mas y así sucesivamente, claro está con todas las piezas importantes y otra cosa, hay que darle capacitacion tecnioca a todo el personal mecanico, o los mandan a China o traen a los especialistas que creo que es mejor la segunda opcion, asi ellos ven por donde corren estos vehiculos, pues en China no corren por los caminos vecinales por donde se corren en Cuba, y se escoja personal capacitado, el merito se obtiene trabajando con honestidad y pasion por lo que hace, en ese sector se cumple ampliamente, pues n hay un turno que salga con un asiento vacio y todo eso debe saberse. Estos servicios se llamaban LIMITADO, y hasta refrigerio daban al subir al omnibus, por eso se cobraba mas, asi lo hacia la linea Santiago-Habana.Si llevan esa terminal a la nacional, bien puede seguirse llamando VIAZUL pero el servicio debe ser ultra especial, con todo lo que lleva, no estar brindando especial y dar servicio regular, que es lo que se acostumbra. Al pueblo hay que tratarlo como seres humanos no como objetos. Como es el caso de las casillas rumanas que estan por todo el pais acabando con las columnas vertebrales de los cubanos.

  5. Es realmente lamentable que en esas guaguas llamadas VIAZUL, con ” caracteristicas especiales “para el uso de los trabajadores y todo un pueblo que lo merece, se permitan actitudes de elementos que viajan en esos medios, pues pareciera que solo existe para ellos. Los asientos reclinables los convierten en camas para un largo viaje, sin importarles las personas que viajen detras. Duermen placidamente practicamente en las piernas del pasajero que les queda por desgracia detras de ellos. Esto se ve en homnbres, mujeres, jovenes y viejos. No vivo en Cuba hace 25 anos, pero en algunos de mis viajes, por no encontrar carros para rentar, me he visto en la necesidad de subir a una de esas guaguas y mi sorpresa ha sido verdaderamente frustrante e irrespetuosa. Son pasajeros comunes como yo, pero deben existir reglas que controlen no solo el confort del transporte, sino tambien una estancia feliz y comoda para cualquier persona que viaje en esas naves de tortura, pudiera decirse sin equivocacion. Esperamos los de alla que estamos aca, que el nuevo gobierno retome la disciplina popular, como digna representante de la idiocincracia del cubano, el verdadero !!.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu