El derecho a ser humanos

El derecho a ser humanos

Parecería una exageración pero casi mil millones de personas en el planeta pudieran gritar que padecen hambre, lo que evidencia la violación de uno de sus más elementales derechos humanos: el de comer.

Pero como casi el doble de esa cifra no saber leer, otro derecho que les pertenece, desconocerá que cada 10 de diciembre, desde 1948, fue proclamada la Declaración Universal de los Derechos Humanos en París por representantes de todas las regiones del mundo.

La humanidad reconoció entonces que este documento marcaba un hito en la historia universal, constituyendo para los pueblos y naciones, por primera vez, los derechos humanos fundamentales que deben proteger en el mundo.

Hoy se pronunciarán discursos en diversos idiomas, la prensa publicará editoriales y reportajes sobre el tema. Habrá promesas para aliviar los sufrimientos de una buena parte de la humanidad y, luego, se hablará de que estamos a fin de año y que debemos celebrar con alegría y fiestas el advenimiento del 2019.

No importa que tal fiesta sea imposible de llevar a cabo por los hambrientos, los sin casa, sin trabajo, sin atención médica elemental, sin enseñanza y otros sin, que los hace descender a una escala inferior que sus congéneres, y los convierte en verdaderas bestias.

En silencio seguirán su penoso peregrinar por esta vida y, en el mejor de los casos, rezarán porque en “la otra” se les reconozca como lo que son, seres humanos con derechos que las Naciones Unidas expuso en un documento y que no solo significa un papel más.

La Declaración precisa en su articulado que “toda persona tiene derecho al trabajo… a un nivel de vida adecuado, que le asegure a su familia la salud, el bienestar y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios y el derecho a la educación”.

Son más los derechos pero los que determinan en la vida de las personas y sus familiares son estos, independientemente que los otros también sean necesarios.

La realidad es muy diferente 70 años después. Hoy el mundo es más desigual, inestable y sujeto a las políticas de unos pocos, que violan los derechos de poblaciones enteras.

Las intervenciones militares, las guerras locales, el desconocimiento de la soberanía de las naciones provocan más daño que los fenómenos naturales. Hace unos años la ONU se lamentaba por la hambruna provocada por la sequía en Yemen. Hoy mueren de hambre en esa nación el doble de personas, sobre todo niños, por la agresión foránea. Es solo un ejemplo.

Gobiernos imperiales aprueban políticas criminales que afectan a poblaciones enteras y las condenan a sufrimientos. Los cubanos padecemos hace más de 50 años un bloqueo que no ha destruido la Revolución gracias a la resistencia de nuestro pueblo.

Sin embargo, los medios de comunicación en manos de los poderosos vuelven cada cierto tiempo a enarbolar la bandera de los derechos humanos tergiversando lo planteado por la Declaración que hoy cumple siete décadas para atacar a naciones por la supuesta violación de estos.

En Brasil los corruptos condenan la corrupción y destituyen a una presidenta en funciones mediante un golpe parlamentario y tienen preso a un líder obrero, expresidente, para evitar que ganara en las recientes elecciones. Ese es solo otro ejemplo.

La verdadera “culpa” de ambos dirigentes fue acabar con el hambre de millones de sus compatriotas y trazar políticas que garantizaran los más elementales de sus derechos humanos.

A punto de iniciarse el año 2019 del actual siglo, ¿cómo explicar el fenómeno de la migración? ¿De qué huyen los centroamericanos? ¿Cuáles son las causas que obligan a africanos y árabes a arriesgar sus vidas en el mar? ¿Qué ha pasado en aquellos países donde las potencias, encabezadas por los Estados Unidos, intervinieron para llevar la libertad y la democracia?

Cuba ha demostrado con hechos concretos —exigiendo siempre el más estricto respeto— su inequívoca disposición al diálogo franco y abierto en todos los temas, incluido el de los derechos humanos.

La Revolución hizo realidad el disfrute de los derechos humanos para todos los cubanos y cubanas, comenzando por la materialización, por primera vez en su historia, de su derecho a la libre determinación y a la dignidad humana.

Es por eso que seguimos comprometidos con la decisión irrevocable de avanzar en el desarrollo socialista, independiente, autóctono, democrático, libremente participativo, próspero y sostenible de nuestro país.

El derecho de comer

2 comentarios en El derecho a ser humanos

  1. Fui invitado hoy al balance anual de Ciencia y Técnica de la Universidad de Ciencias Médicas de Camagüey. La invitación responde a que tengo un proyecto de trabajo que ahorra la mitad de los costos para hacer pruebas de alergia e inmunoterapia, por manejo eficiente de los reactivos . Y, además reduce los ingresos hospitalarios y el consumo de medicamentos. Este proyecto aporta miles de CUC por concepto de cursos y diplomados a extranjeros que vienen a recibirlos, interesados en aplicarlos en sus países. (Servicios Médicos y Economía pueden dar fe de ello)
    El día 1o de enero comienzo además un proyecto con Canadá sobre apnea del sueño. Con el objetivo de mejorar la calidad de vida y reducir las muertes por esta causa.
    !QUE GRAN DECEPCIÓN!
    Cuando se hizo el informe del evento, se señaló como DEFICIENCIAS, la carencias de proyectos internacionales y de proyectos en la APS (Atención Primaria de salud).
    SOBRE DEFICIENCIAS DEL INFORME, levante la mano y expuse lo que estábamos haciendo invitando a que se incorporaran y enviaran pacientes para mejorar y salvar vidas.
    La rectora y un grupo de seguidores de ella se levantó del auditorio y de manera prepotente se sentaron en la mesa presidencial, de manera irrespetuosa LA RECTORA me dijo que a esa reunión no se venía a discutir mi proyecto de investigación sino el informe de investigación. Le dique que estaba hablando precisamente de Las deficiencias del informe con el objetivo de ayudar y que si mis palabras no le interesaban, ME MARCHABA, y así lo hice.
    Espero que ACUSE DE RECIBO y otros medios siguiendo le hermosa historia y las recientes palabras del Presidente Díaz Canel me permitan profundizar en esta problemática que afecta a Cuba

  2. La burocracia puede aplastar a un ratón nunca a un cóndor de los Andes.
    Les cuento, si me lo permiten, que hace más de 6 años siendo profesor Asistente (de la Universidad de ciencias Médicas “Carlos J Finlay de Camagüey) fui pasado a pasivo, en el momento preciso que debía y tenía todos los requisitos (en el expediente de cuadros) para pasar a Prof. Auxiliar. Como soy uno de los profesores que más aporta en CUC (por cursos y diplomados internacionales), me activaron de nuevo la categoría de ASISTENTE nombrándome Profesor de la asignatura Sangre y Sistema Inmune en segundo año de la carrera de Medicina. Este lunes y martes debo impartir clase a 641 estudiantes en un curso adicional de vacunas preventivas para un total de 12 horas. El curso normal con un número similar de estudiantes acaba de concluir luego de 6 meses controlando la disciplina y el conocimiento en estudiantes que la mitad de ellos nada tienen que ver con lo que dijo Fidel que debe ser un futuro médico. El cambio de categoría docente fue violado de nuevo en la más vil de las acciones que se puedan tener en cuenta en una sociedad que se llama Socialista.
    Como me interesa que nuestro país avance presenté un expediente foliado para INVESTIGADOR TITULAR (con el propósito de acreditar una maestría de inmunoterapia de alergia que están solicitando 25 extranjeros dispuestos a pagar 8.000. 00 USD por la matrícula). Según el documento que me entregaron en investigación, se puede optar por cualquiera de las categorías básicas: Aspirante, Investigador Agregado, Investigador Auxiliar, Investigador Titular. Si se tienen los requisitos. Hay dos requisitos fundamentales para Titular: 15 publicaciones, tengo 67. El otro, 2 anexos de introducción de resultados, completé 9.
    Como el expediente le sobran datos me dicen ahora que para Titular hay que ser Dr en Ciencias por lo que debo hacerlo de nuevo. Estoy hablando de un expediente con un costo en papeles y fotocopias que le sobran datos.
    ¿Por qué no le quitan lo que le sobra? En definitiva a mi no me interesa el papelito y está más que demostrado.
    ¿SE AVANZA CON ESTOS ENERGUMENOS?

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu