El Congreso desde cada colectivo laboral

El Congreso desde cada colectivo laboral

Los asistentes al CV Pleno del Consejo Nacional de la CTC valoraron los resultados del proceso de análisis y discusión llevado a efecto por los trabajadores sobre el documento Bases para el Fortalecimiento de la Misión del Movimiento Sindical Cubano

 

Foto: René Pérez Massola


El análisis del documento Bases para el Fortalecimiento de la Misión del Movimien­to Sindical Cubano cumplió el objetivo, como parte de nuestra práctica democrática de favo­recer desde este espacio la participación mayo­ritaria de los trabajadores en el XXI Congreso de la CTC.

Se convirtió en un escenario que tributó al en­trenamiento, preparación y vinculación de los cuadros, caracterizado por una amplia parti­cipación y aportación de puntos de vista y ar­gumentos sobre las complejas problemáticas del mundo laboral y sindical en un contexto de actualización del modelo económico y so­cial del país.

Ratificó el consenso de que los trabajadores necesitan y quieren el sindicato, como parte de nuestro proyecto social socialista, pero a su vez demandaron su perfeccionamiento presente y futuro en términos de liderazgo, capacidad de representación y combate por el mejoramiento de las condiciones laborales y salariales de los trabajadores.

En el 11 % de las asambleas se expusieron opi­niones muy críticas al desempeño de la organi­zación, y aunque minoritarias, se planteó que no jugaban ningún papel ante las administra­ciones.

Permitió identificar con precisión las principa­les tendencias que en términos de transforma­ción de nuestra vida orgánica, métodos, estilos y desde el funcionamiento en sentido general, hoy limitan la visibilidad de la organización. Se criticó la pasividad ante problemas enveje­cidos y ausencia de legitimidad o formalismo en los espacios que tenemos ganados por dere­cho propio, tanto en la Constitución, como en la ley orgánica del trabajo.

Nos dejó un diagnóstico práctico de las insa­tisfacciones, preocupaciones y demandas de los trabajadores, sobre el marco regulatorio laboral del país y las cuestiones que frenan un desempeño más eficiente de la economía na­cional.

Los trabajadores que laboran en las formas de gestión no estatal, si bien reconocen en el sindi­cato una organización que los ha orientado, en el que han encontrado espacios para el debate y canalizado sus demandas, expresan también la necesidad de mayor protagonismo en la repre­sentación y solución de sus intereses ante los organismos decisorios y rectores, unido a una mayor vinculación de estos.

Se defendió la necesidad de continuar per­feccionando los espacios de participación y control por los trabajadores, como un reque­rimiento de la sostenibilidad y defensa de la Revolución como:

– Participación en los procesos de negociación de las cifras del Plan de la Economía y el Presupuesto.

– Convenios de Negociación Colectiva. Regla­mentos disciplinarios, Asambleas de Afilia­dos y Representantes.

Se reclamó estudiar desde una perspectiva más creativa e innovadora:

– Papel del sindicato en las cooperativas no agropecuarias.

– Sindicalización en una misma sección sindi­cal empleadores y empleados.

– Mayor desarrollo en el Código de Trabajo de los derechos y obligaciones del sector no es­tatal en la futura proyección de las micros, pequeñas y medianas empresas privadas.

Más del 85 % de las asambleas señaló que la CTC y los sindicatos nacionales deben tener una mayor participación en la conformación de las políticas aprobadas por el gobierno vinculadas al escenario laboral. Del mismo modo incrementar la iniciativa legislativa ante el Parlamento dentro de la facultad que nos otorga la Constitución.

No obstante haberse aportado durante el aná­lisis los argumentos que condicionan hoy el comportamiento demográfico de la fuerza la­boral del país, en no pocos colectivos laborales se planteó la necesidad de volver a la anterior edad de jubilación tanto para las mujeres como para los hombres.

Foto: René Pérez Massola

En su conjunto, cada planteamiento fue abor­dado desde el compromiso y la responsabilidad de la organización en movilizar a los trabajadores en potenciar las reservas de eficiencia que demanda la economía, como vía fundamental para satisfa­cer las necesidades de nuestro pueblo. Al propio tiempo impulsar las prioridades y programas de desarrollo utilizando los movimientos emulativos-productivos.

Sus resultados constituyen una herramienta que sustentará desde la práctica las valoracio­nes que posicionemos en el informe de gestión que rendirá el Consejo Nacional y el Secretaria­do Ejecutivo al XXI Congreso. Del mismo modo se convierte en una importante contribución a las proyecciones que se elaboran como parte del dictamen de las comisiones que sesionarán en el Congreso.

La valiosa plataforma de planteamientos, sur­gidos del debate, se someterá para su respuesta a los organismos de la Administración Central del Estado y al Gobierno, en el caso de aquellas vincu­ladas con las políticas aprobadas por este nivel.

En nuestras páginas se le dará tratamiento a los asuntos planteados, como fuente de credibilidad a la gestión desarrollada por la CTC.

Relacionado con los planteamientos resultó el más reiterado y denominador común en todos los sectores, tanto de la actividad empresarial como presupuestada, la insuficiente capacidad adquisiti­va del salario frente a los actuales precios minoris­tas.

Los problemas del salario se identifican como el principal obstáculo para el incremento de la productividad y la eficiencia, señalándose en no pocos lugares como causa de desmotivación, apa­tía y desinterés por el trabajo, con afectaciones en la disciplina laboral, y un éxodo significativo de trabajadores con altas calificaciones, lo que ha im­pactado en sectores primarios y básicos de la eco­nomía.

Sin dejar de reconocer la compleja situación económico-financiera que vive el país, se abogó por la aplicación de una reforma general del salario, que responda al principio de distribución socialista y bajo la condición de eliminar la dualidad mone­taria y cambiaria.

En próximas ediciones el periódico Trabajadores reflejará asuntos esenciales derivados del debate sostenido por los colectivos laborales dentro del proceso orgánico del XXI Congreso de la CTC.


Cifras importantes

Se realizaron 61 mil 576 asambleas para el 99 % de lo planificado, la asistencia alcan­zó el 90.3 %, y participaron 2 millones 491 mil 29 trabajadores; fueron realizados 184 mil 728 planteamientos, de ellos, 154 mil 851 propuestas, el 65 % asociado a la bata­lla económica, analizada desde los escena­rios de participación de los trabajadores y la práctica sindical; y el 35 % dirigido al perfeccionamiento del funcionamiento de la organización. Ambas direcciones funda­mentadas en un trabajo político-ideológico atemperado al actual diseño para enfrentar las campañas mediáticas dirigidas a frac­turar la unidad y el compromiso de nuestro movimiento sindical con la Revolución, el Partido y los trabajadores.


 

 

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu