Cuba y México, hermandad a toda prueba

Cuba y México, hermandad a toda prueba

Leticia Martínez Hernández

Ciudad de México.— A pocos minutos de arribar a esta agitada capital para asistir a la toma de posesión de Andrés Manuel López Obrador, el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, escribió de prisa en su cuenta de la red social Twitter: “Llegando a México entrañable. Aquí sufrió, amó y encontró los mejores amigos Martí. Aquí lucharon y se amaron Mella y Tina. Aquí Fidel, Raúl y sus compañeros gestaron nuestra libertad. Aquí nos han respetado y querido siempre”.

Foto: Estudios Revolución

Veinticuatro horas después, ya de regreso en la isla mayor del Caribe, volvió a tuitear: “En vísperas de otro aniversario del arribo del yate Granma a Las Coloradas, partimos de México, con la emoción de haber asistido a un acto histórico en el corazón de la familia latinoamericana”.


El adjetivo escogido por el mandatario cubano para calificar la toma de protesta de López Obrador —así se conoce aquí a la ceremonia de cambio de gobierno—, no fue elegido al azar. Aún resuena el mensaje de AMLO a su pueblo, que lo eligió en las urnas con cifras que superan los 30 millones de votos, para convertirlo en el presidente más votado en la historia del país.

“A partir de ahora se llevará a cabo una transformación pacífica y ordenada, pero al mismo tiempo profunda y radical, porque se acabará con la corrupción y con la impunidad que impiden el renacimiento de México”.

Su toma de posesión se convirtió también en espacio para la apuesta por la unidad de América Latina y el Caribe. No por gusto una decena de jefes de Estado de la región se dieron cita en el Palacio Legislativo de San Lázaro. A ellos dijo: “México no dejará de pensar en Simón Bolívar y en José Martí, quienes junto con Benito Juárez, siguen guiando con sus ejemplos de patriotismo el camino a seguir de pueblos y de dirigentes políticos”.

De manera particular se refirió a Díaz-Canel cuando al presentarlo en la ceremonia protocolar lo nombró como Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la “hermana República de Cuba”, palabra que sonó entrañable ante aquel auditorio diverso, en medio de un aplauso también diferente, quizás hasta cálido.

Sobre esa cercanía con la Isla conversó luego Granma con el embajador de Cuba en México, Pedro Núñez Mosquera, diplomático de larga data, aún estremecido por los acontecimientos del primer día de diciembre del 2018.

“Entre Cuba y México existen profundas raíces históricas y culturales que se fortalecen con la visita de nuestro Presidente. No es casualidad que López Obrador en su toma de posesión se haya referido a Cuba como hermana”.

Cuando a Benito Juárez lo deportan de México a Francia, recuerda el embajador, lo mandan a Cuba para que esperara el barco que lo llevaría a Europa. Ante la demora de la embarcación, el entonces Capitán General lo envía a Nueva Orleans. Allí conoce a los compañeros de la Junta Patriótica Cubana y a quien sería su secretario privado al hacerse presidente de México, el santiaguero Pedro Santacilia.

“Desde entonces, todos los cubanos que a lo largo del siglo XIX y también del XX querían hacer Patria venían a este país. Aquí estuvieron José María Heredia, Martí, Mella y Fidel; de aquí salió el Granma con sus expedicionarios para liberar definitivamente a Cuba”.

Son intensos los lazos que nos unen, enraizados en siglos de historias, que hoy se robustecen: “En la actualidad, México es el segundo socio comercial de Cuba en el área de América Latina y el Caribe”.

Ese intercambio, aseguró Núñez Mosquera, debe fortalecerse mucho más a partir de ahora. Un ejemplo de ello es el reciente registro del Heberprot-P, medicamento cubano, novedoso y único, prescrito para la terapia de la úlcera del pie diabético, que fuera también incluido en el cuadro básico de medicamentos de México, donde la diabetes es un fenómeno que golpea fuertemente, con más de 70 mil amputaciones al año por ese motivo.

A la par deben desarrollarse más las inversiones mexicanas en Cuba, aseveró el diplomático. La primera inversión asentada en la Zona Especial de Desarrollo Mariel, reseñó, es mexicana y existen otras nueve en proceso. Asimismo, el turismo se ha incrementado considerablemente. Este año debemos cerrar con alrededor de 160 mil mexicanos visitando Cuba, “van a un país hermano, donde encuentran no solo seguridad, sino también hospitalidad y hermandad”.

“Creo que las raíces históricas, culturales, esa relación de hermanos con el nuevo gobierno van a continuar mejorando. No tengo duda de que la elección de López Obrador abre un camino de esperanza para el pueblo mexicano y para América Latina y el Caribe. Se fortalecerá la integración por la que abogó Martí, la unidad en la diversidad y trabajaremos por unirnos en contra de los muros que quieren dividirnos y de los bloqueos con los que se pretende asfixiarnos” . ( Tomado del periódico Granma)

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu