La victoria sobre lo imposible (+ Fotos)

La victoria sobre lo imposible (+ Fotos)

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

Este 30 de noviembre se celebra el aniversario 60 de la victoria de la Batalla de Guisa, la cual estuvo dirigida personalmente por Fidel Castro y que constituye una de las acciones que posibilitaron el triunfo definitivo del 1º. de enero de 1959

El espíritu que nos trajo a estas montañas, el espíritu que nos llevó a estas montañas, es hoy como ayer, y será siempre nuestro espíritu, el espíritu de nuestra Revolución.

 Fidel

Una de las 40 batallas decisivas que tuvieron lugar en 1958, cuando ya se vaticinaba el derrocamiento de la tiranía de Fulgencio Batista, fue, indiscutiblemente, la acaecida en San José de Guisa, durante los últimos 11 días de noviembre, en que se registraron verdaderos hitos para la historiografía cubana.

Durante la constitución de las MTT Foto: Museo Municipal Guisa
Durante la constitución de las MTT Foto: Museo Municipal Guisa

Esta plaza, al estar ubicada en los predios del macizo montañoso Sierra Maestra, constituía una de las formas más acertadas de acceso al llano y hacia Santiago de Cuba, por lo que su liberación era impostergable.

Con ese afán llegó Fidel un día antes al territorio, por la zona de Santa Bárbara, con el fin de organizar las acciones y tomar posiciones ventajosas. Los campesinos al conocer de su presencia acudieron a prestarle colaboración y le orientaron sobre la existencia de una cueva espaciosa donde el líder estableció su puesto de mando para dirigir, personalmente, la contienda.

El propósito era dar un golpe contundente que desmoralizara al ejército de la tiranía y movilizar todo el puesto de mando de Bayamo, a solo 11 kilómetros, para lo que utilizaría el factor sorpresa, explica Inés de Lourdes Ferrera González, una de las estudiosas de esos hechos.

El día 20 de noviembre inició la batalla. La orden era tomar el cuartel militar de la localidad, emplazado en la carretera principal Guisa-Bayamo, y rechazar los refuerzos del enemigo que pudieran llegar de esta ciudad,  el que, en efecto, envió apoyo en tres ocasiones sin poder penetrar la defensa de los guerrilleros, debido a lo cual las acciones de esa primera jornada fueron exitosas.

Durante la constitución de las MTT Foto: Museo Municipal Guisa
Durante la constitución de las MTT Foto: Museo Municipal Guisa

“A partir de este momento violentos combates se desarrollan ―expone la especialista— fundamentalmente en Monjará y Loma de Piedra, las dos vías de acceso posibles a Guisa. Hasta el día 25 el ejército de la tiranía no había podido irrumpir el cerco, por lo que se sabía que el 26 iban a potenciar las patrullas y enviar todos los refuerzos con que contaban en Bayamo, con el objetivo de ocupar el pueblo y atacar por la retaguardia a las fuerzas que combatían.

“Fidel ya conocía que a la Ciudad del Himno estaban llegando asistencias de los fortines de Barranca, Manzanillo y Contramaestre. Orientó dejar entrar el apoyo que llegara a Guisa ese día, sin dejarse ver ni hacer frente, para dar la impresión de que los rebeldes habían abandonado el pueblo, así como completar una zanja que había dejado una mina en la carretera y que quedara así cercado el refuerzo de los refuerzos. Y de esta manera dieron paso al más violento de los combates que tuvieron lugar durante los 11 días de ofensiva.

Durante las preparaciones militares en la Sierra Maestra Foto: Museo Municipal Guisa
Durante las preparaciones militares en la Sierra Maestra Foto: Museo Municipal Guisa

“A las 3:45 p.m. el enemigo se vio obligado a pedir ayuda a Bayamo. Ya en la noche emite un parte de guerra: ‘Batalla de Guisa se considera decisiva. De perderse casi seguro evacuación Bayamo. Lo tenemos comprometido todo. Fidel Castro es personalmente quien dirige sus fuerzas. Necesario apoyo aéreo y gran refuerzo de artillería’.

“Esto nos da la idea que fueron los batistianos quienes declararon perdida la batalla, incluso antes de que culminara”, acotó.

Al Comandante en Jefe le llega la noticia en la madrugada del 27 que llegaría un refuerzo superior ese día y que incluye tanques Sherman, lo que se hizo efectivo. Las avionetas localizaban las posiciones de los rebeldes y los atacaban.

Fidel ordenó al capitán Braulio Coroneaux Betancourt, quien defendía una posición elevada desde donde se avistaba la carrera principal, que no podía dejar entrar esta artillería pesada. Su respuesta fue inmediata: ‘Descuide Comandante, por aquí no pasarán’, e hizo valederas sus palabras. Sin embargo, en medio de las escaramuzas, un impacto de un tanque T-17 impactó su trinchera y le costó la vida y la del joven soldado Guillermo González Polanco. Las integrantes del pelotón Las Marianas quedaron heridas y sepultadas.

En horas de la tarde el líder revolucionario, acompañado por Celia Sánchez, llega hasta este lugar y personalmente, allí mismo, dio sepultura a los restos de aquellos valientes hombres. Sus tumbas permanecen intactas desde entonces.

Triunfo y coincidencias

Fidel junto a Raúl luego del discurso pronunciado el 20 de enero de 1981 en Guisa. Foto: Museo Municipal Guisa
Fidel junto a Raúl luego del discurso pronunciado el 20 de enero de 1981 en Guisa. Foto: Museo Municipal Guisa

De forma general el empuje del Ejército Rebelde logró rechazar nueve batallones en 18 acciones combativas. El 30 de noviembre a las 9:00 p.m.  entraron victoriosos al pueblo y fue calificada la batalla como la operación militar más audaz llevada a cabo por esas huestes.

“Lo ocurrido en Guisa marcó el derrumbe del ejército de la tiranía, abrió las puertas hacia el llano cubano y permitió que se unieran los tres frentes orientales que formaron un triángulo estratégico, donde Fidel iría por el vértice central”, afirma Ferrera González y apunta:

“Podemos  asegurar que en este municipio se organizó la Caravana de la Victoria. Las tropas continuaron su avance con más hombres incorporados y mejor armados. Ese día el Comandante en Jefe expresó: ‘Esta vez los mambises sí entrarán a Santiago de Cuba’. Con sus palabras hizo referencia a otro trascendental hecho. También en noviembre, pero de 1897, el poblado fue escenario de la última batalla de la Guerra del 95, y cuando Calixto García, ya victorioso, tomaba disposiciones para tomar esa ciudad se le orientó retirar a sus hombres. La injerencia de los norteamericanos en Cuba, era un hecho”.

De acuerdo con la especialista, luego del triunfo revolucionario de 1959 Fidel visitó el territorio guisero en 13 ocasiones. Entre las fechas de mayor connotación están el 20 de enero de 1981, cuando creó las Milicias de Tropas Territoriales (MTT), y el 30 de noviembre de 1988, para celebrar las tres décadas de la victoria alcanzada, ocasión en la que expresó: “Y como en Guisa demostraremos muchas veces más que nada es imposible”.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu