Volver (+ Fotos)

Volver (+ Fotos)

Salvador Valdés Mesa, primer vicepresidente cubano, y José Antonio Portal Miranda, ministro de Salud Pública, acudieron a dar la bienvenida al quinto vuelo de profesionales de la salud que laboraron en el programa Más médicos en Brasil
Foto: René Pérez Massola

Es parte de nuestra condición humana que siempre estemos de una u otra forma, muy en la intimidad, volviendo de algo. Regresar puede resultar para las personas, más que una acción física, un sentimiento de rencuentro, de recuperada pertenencia, con cualquiera de sus múltiples orígenes.

La vuelta a la patria quizás sea entonces uno de los más indescriptibles de esos infinitos retornos. Cuando por la ventanilla del avión asoma a lo lejos el verdor de la Isla o las luces titilantes de la Ciudad, una oleada de emociones, inenarrable, nos recorre.

Solo quien lo ha vivido, puede comprenderlo. Volver a Cuba no admite fingimientos, ni imposturas, ni interpretaciones. No necesita discursos, poses ni explicaciones. Basta con verles el rostro, a esa gente buena que regresa, para saber que estamos, casi en su estado más puro, frente a la felicidad.

Y ese fue el estado de gracia, aliento mágico, que pudimos percibir en la mañana de este domingo en cada doctora y doctor que llegaba a la Terminal 3 del aeropuerto internacional José Martí, como parte del quinto vuelo de profesionales de la salud que laboraban en el programa Más médicos en Brasil.

Ocho horas de viaje desde Sao Pablo solo fueron un pestañazo en alma de mujeres y hombres, la mayoría jóvenes, que arribaban con ansiedad de viajante y gallardía de héroes y heroínas.

La santiaguera Ismelda Peña Santana, luego de dos años fuera, con la cómica rana de peluche en brazos para su sobrina Ana Lía. Elaine García Carballea, de Pinar del Río, con un tierno oso para La Cuqui, también sobrina. Desde Cienfuegos, Amaury Vázquez Díaz, abalanzándose sobre el primer teléfono público que halló, a un costado de la sala donde les recibieron las autoridades del Estado y el gobierno, para dar fe de vida a su familia expectante.

Así, amorosas y únicas, hubiéramos podido desgranar las 203 historias de vida de quienes ahora volvían. Detrás quedaba una rica experiencia profesional y humana, junto con la preocupación que asomó incluso en alguna que otra lágrima contenida, al recordar al humilde pueblo brasileño que les acogió y recibió sus cuidados, atenciones médicas que muy probablemente ya no tendrán más.

No por gusto, como primer gesto de gratitud y reafirmación en tierra cubana, tales hijas e hijos espirituales de Fidel guardaron un minuto de silencio como homenaje al Comandante en Jefe, a dos años de su física partida, ¿o sería mejor decir, del inicio también de su perenne regreso?

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu