Visibilizar la Educación Superior en Proyecto de Constitución

Visibilizar la Educación Superior en Proyecto de Constitución

La propuesta de que las universidades y la Educación Superior merecen estar presentes de una forma más explícita en la Constitución, con independencia de lo que aparece en el documento sobre el sector, fue uno de los criterios expuestos en este ministerio en el análisis del Proyecto de Constitución.

Discusión del Anteproyecto de la Constitución. Ministerio de Educación Superior, La Habana. 17 de octubre de 2018. Foto: Agustín Borrego Torres.
El viceministro Gil Ramón González consideró que los delegados de las asambleas municipales deben elegir a los gobernadores provinciales. Foto: Agustín Borrego

Trabajadores, funcionarios y dirigentes de las áreas de Formación de Profesionales, Asesoría Jurídica y Comunicación propusieron modificaciones, adiciones y realizaron de manera general comentarios sobre los símbolos nacionales, la ciudadanía, el desarrollo sostenible y los deberes ciudadanos, entre otros.

José Luis García Cuevas, asesor del titular del Ministerio de Educación Superior (MES), subrayó que la Educación Superior está muy implicada en los procesos de innovación, por lo cual consideró que “las universidades merecen estar visibilizadas en un párrafo, en un capítulo independiente”.

Coherente con este planteamiento fue el de Yomé Marjories Rodríguez Delís, asesora técnicodocente de la dirección de Formación de Profesionales en este organismo de la Administración Central del Estado. “El Artículo 84, en el párrafo 219, refiere que la educación es un derecho pero no aparece la educación superior. Por lo tanto, propongo se incluya como sistema”.

En ese propio artículo comentó el párrafo 220. “Ahí se señala que el Estado garantiza a sus ciudadanos servicios de educación gratuitos y asequibles, desde el prescolar y hasta la enseñanza universitaria de pregrado, y con posterioridad al mencionar la formación posgraduada no queda claro que esta es gratuita, por lo que sugiero una modificación, en correspondencia con el Artículo 95, que en uno de sus incisos plantea estimular la actividad investigativa.

“Entonces esa formación posgraduada debe estar a tono con el desarrollo científico-tecnológico que requiere el país; no se trata de investigar porque quiero hacerlo, sino que eso debe estar acorde con lo que necesita la sociedad, a partir de la soberanía y la independencia que nos estamos proponiendo”, enfatizó.

En relación con la estructura del Estado, Título VI, Israel Évora Capote expuso algunos elementos relacionados con el funcionamiento de la Asamblea Nacional, como el hecho de que esté activa los 365 días del año.

Consciente de que los planteamientos deben ser recogidos y no debatidos, María Josefa Ruiz Mederos, quien durante años estuvo vinculada a la actividad parlamentaria, sintió la necesidad de explicar que los diputados en Cuba no perciben dinero por ello.

En otros países —manifestó— estas personas devengan altos salarios y se sientan a aprobar leyes. Nuestra Asamblea Nacional es una representación genuina del pueblo y cualquier cubano, aunque viva en una montaña, sabe que en ese espacio legislativo hay alguien que piensa como él, pues allí están reflejados todos los sectores.

Agregó que los diputados son electos por sus condiciones y méritos morales. “Pretendemos que estos ciudadanos no vivan de este trabajo, por eso existe en nuestro país un Consejo de Estado que sesiona con carácter permanente”.

En el encuentro sostenido en la sede del MES también hubo opinión acerca del llamado Gobernador Provincial, tal y como plantea el documento en su Artículo 170, donde se revela que “este es designado, a propuesta del Presidente de la República”.

Luego de alguna que otra intervención al respecto, el viceministro Gil Ramón González, con un lenguaje muy propio aseguró que “no dejaría en el aire esta selección”, y consideró que los delegados de las asambleas municipales —teniendo en cuenta la manera en que ellos son seleccionados en el seno del pueblo— son quienes deben elegir a los gobernadores.

Instantes antes de que concluyera el fructífero y enriquecedor encuentro, Reimundo Quesada, jefe de departamento, realizó una especie de resumen que —aplausos por medio— significó la aprobación de los presentes en relación con la actualidad y la contextualización del Proyecto de Constitución. “En sus postulados se refrendan los intereses de la nación y de su pueblo, lo que garantiza el desarrollo de las actuales y futuras generaciones”, aseveró.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu