Un proyecto más racional

Un proyecto más racional

“Cuando el proyecto para la edificación del parque solar fotovoltaico Parada I, localizado en el municipio de Puerto Padre, llegó al departamento de Inversiones de la Empresa Eléctrica Las Tunas a los especialistas le pareció exagerada la propuesta de recursos destinados a la fundición de las bases que soportan los paneles.

“Nos dimos cuenta que reduciendo las dimensiones de la cimentación se iba ahorrar una cantidad considerable de materiales y a la vez dinero, sin variar las características técnicas para lo que fue concebido por el proyectista.”

Ingeniera civil Marbelis Reyes Ortega. Foto: Ángel Chimeno Pérez

Así lo recuerda ahora la ingeniera civil Marbelis Reyes Ortega, especialista en esta entidad, a quien le encomendaron buscar posibles soluciones que redujeran los costos de la importante inversión sin poner en riesgo su funcionamiento.

Ahí, en la fundición de las bases del parque fotovoltaico Parada I, fue implementada la innovación. Foto: Ángel Chimeno Pérez

Y ni corta ni perezosa inició la reevaluación de la propuesta original e hizo transformaciones que “fueron consultadas, aclara, con los expertos del centro encargado de los diseños y de todas las personas que tenían que avalarlas para confirmar su pertinencia”.

Según explica la destacada integrante de la Asociación Nacional de Innovadores y Racionalizadores (Anir), “la idea consistió en reducir el diámetro de la cimentación propuesta de 50 centímetros a 30, utilizar el encofrado de madera, que es el más asequible para nosotros, sin alterar, por supuesto, las características específicas de durabilidad y la resistencia ante los vientos y la agresividad del terreno, que es próximo al litoral”.

Con esos cambios lograron disminuir en 405 toneladas el empleo de cemento, en cinco el de acero de media pulgada y en 10 el acero de seis milímetros (alambrón) y también la utilización de madera y de alambre de amarrar, con un ahorro equivalente a 150 mil pesos en moneda total.

Afirma que aunque en la construcción de los parques eólicos han introducido la tecnología china con máquinas de hincado, la modalidad anterior —la de fundir las bases— todavía es utilizada, lo que justifica la intención en el país de generalizar esta experiencia donde sea factible.

Reitera que no hay improvisación, pues “la innovación se fundamenta en estudios ya citados y de resistencia, fundamentalmente al viento y de las condiciones del terreno para evitar la corrosión del acero que está embebido en el hormigón de la base.

El éxito lo demuestra el propio parque Parada I, que sin contratiempos hace dos años genera electricidad ya interconectado con el Sistema Nacional.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu