Mercado Estatal Plaza-Cerro: Emblema del comercio de alimentos (+Fotos)

Mercado Estatal Plaza-Cerro: Emblema del comercio de alimentos (+Fotos)

Muchos habaneros —entre los que  me incluyo— sienten preferencia por  el Mercado Estatal Plaza-Cerro, ubicado  muy cerca de la Ciudad Deportiva,  donde ante todo sobresale el buen trato a  los clientes y una esmerada limpieza entre el  espacioso recinto donde se expenden las frutas,  vegetales, viandas y hortalizas, cuya diversidad  es más fácil de encontrar allí que en otros establecimientos  similares.

En la unidad, remozada hace poco y habilitada  con múltiples fines de comercialización de alimentos,  laboran cerca de 100 trabajadores, de los cuales  más de 70 son hombres y los otros mujeres, quienes  en su mayoría se desempeñan como dependientes.  Son estibadores (18), custodios (9) y los demás de  servicios o administrativos. Entre todos prevalece el  interés por satisfacer las demandas de los clientes  provenientes de diferentes municipios de la capital.

 

Verdadero hormiguero. Unos cargan pesados  sacos para abastecer las tarimas sin que se produzcan  baches; algunos pendientes del orden y la salubridad  para evitar que entre los amplios pasillos que  dividen los estantes caigan desechos que puedan  ocasionar accidentes. No hay tranquilidad laboral  en este lugar donde nos fue imposible conversar con  su administrador, Oscar Ortiz Durán, siempre inmerso  entre los problemas puntuales —inevitables  en este tipo de comercio— y la atención a las personas  que lo visitan. Por tal motivo dialogamos con  Ileana Rivero Nabasafg, especialista principal comercial  y segunda al mando.

“Nuestro trabajo diario parte de la discusión e  implementación de la Resolución 54 del 2018 de Protección  al Consumidor. Antes de comenzar la jornada  laboral nos reunimos con los trabajadores y les  advertimos sobre la gravedad que significa incumplir  esas normas. Somos implacables con el robo en  los pesajes de los productos que se venden aquí, cuyo  peso puede ser verificado en el área existente para  tal fin. Si detectamos una alteración, por leve que  sea, inmediatamente adoptamos la medida que corresponde”.

 

 

Cerca de un millón de pesos mensuales se comercian en este mercado donde no solo se ofertan  provisiones agropecuarias, sino además hay otras  dependencias en las que el público puede adquirir  panes, galletas y dulces (Unidad básica de la industria  alimentaria, Ubia); carne de cerdo, variedad de  embutidos, vísceras y ternilla de res (Empresa de  Ganado Menor Egame); pollos, patos y huevos (Empresa  Avícola); aves de fantasía, flores e hierbas medicinales  (cuentapropistas); pescados y sus derivados  en croquetas y embutidos (Empresa Mercomar);  helados, yogur, quesos y leche cremosa (Lácteos  Habana); además de frijoles, arroz y otros granos,  especias, mermeladas, y enlatados con multiplicidad  de dulces y ensaladas; algunos de estos llevados  allí por la dirección de Comercio en el municipio del  Cerro y otros por la cooperativa de créditos y servicios  Sierra Chiquita, la cual además se encarga del  abastecimiento de mercancías agrícolas.

 

 

También funciona una cafetería en la que se  ofrece pluralidad de alimentos ligeros de buena calidad,  aunque con precios un poco elevados, como el  de frutas a cinco pesos, moneda nacional; así como  de una juguera y una expendedora de helados frozen  —con una calidad que no siempre es la mejor—,  estos últimos también en manos de cuentapropistas.

En la plaza existe excelente señalización.  Cada una de las unidades posee tablillas actualizadas,  con el valor de los productos y su peso.

Mercado Plaza - Cerro

Un lugar emblemático dentro del Mercado Plaza-Cerro es el destinado a la venta de frutas selectas, con diversidad de estas, así como de  viandas y hortalizas a precios razonables. Ángel  Hernandez González, el Ruso, quien labora allí y  es conocido por su buen trato al cliente, dijo que  “es muy alentador ver que las personas vienen,  compran y se van contentas, así debiera ser en todas  partes”.

 

Yusiel García Escofet, un laborioso joven jefe del departamento cárnico, asegura que “tratamos  de ofrecerle al pueblo una amplia variedad de productos  cárnicos con calidad. No resulta fácil mantener  el abastecimiento diario, pero tratamos de que  en las tarimas siempre haya un alimento apetecido  por quienes nos visitan”.

Lógicamente, en un mercado con tales dimensiones,  en el que los fines de semana transitan más de  mil personas cada día, siempre existen desacuerdos  con algunas ofertas, como sucede con el despacho de  gallinas a 25 pesos que en una de nuestras visitas  tenían un peso aceptable y en otro momento eran  minúsculas aves que más bien parecían palomas, aspecto  que concierne a la empresa avícola resolver y  que no debiera de aceptarse para su mercadeo.

Mercado Plaza- Cerro

Asimismo, en la planta superior (pasillo central  del edificio) se producen grandes aglomeraciones  de público, las que se hacen más intensas cuando  coinciden los expendios de helados —oportunidad  que aprovechan los revendedores— y carne de cerdo;  aunque la esmerada labor de los custodios del  centro, encabezados por Roberto Recio Ugarte (el  Nene), permiten el orden y la disciplina en esa área  por demás oscura, a falta de iluminación.

“Los custodios que trabajamos por el día —la  mayoría lo hace en los horarios de la noche— hemos  logrado estabilidad en la disciplina social; mientras  que luchamos para que los revendedores no acaparen  lo que debe distribuirse entre todos”, dijo el Nene.

La limpieza permanente es un sello distintivo  en este mercado, al respecto, Celia González Díaz,  al frente de esa actividad, puntualizó que bastan  solo tres empleados para mantener ese estado higiénico  elogiado por todos. “Eso es producto de entrega  y laboriosidad”, dijo.

Lilia Tejeda Rodríguez y Georgina Allen Larraque,  vecinas del municipio del Cerro y asiduas visitantes  de este establecimiento coinciden al afirmar  que “debiera de lucharse porque se mantenga como  ejemplo del comercio de alimentos en la capital”.

3 comentarios en Mercado Estatal Plaza-Cerro: Emblema del comercio de alimentos (+Fotos)

  1. Da pena ver como en los mercados de la habana hay papas liberadas y en el resto del pais no, sera acaso que el resto del pais no tiene derecho a comer igual

  2. CUANDO SE VERAN LAS PAPAS EN LAS TUNAS EN LOS 90 AÑOS DEL PERIODO ESPECIAL
    HABIA OFERTAS SE COSECHABAN EN LA VEGUITA POR LA DIVICION MAMBISA CON MASTRAPA AL FRENTE.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu