Miguel Díaz-Canel continúa intensa agenda en Nueva York (Jueves 27)

Miguel Díaz-Canel continúa intensa agenda en Nueva York (Jueves 27)

Además de proseguir este jueves una amplia agenda bilateral en la ONU, el presidente cubano Miguel Díaz-Canel continuará sus encuentros con empresarios estadounidenses, así como con autoridades locales de Nueva York

Reunión fraternal entre Presidente cubano y líderes religiosos

Por: Leticia Martínez Hernández, René Tamayo León y Alina Perera Robbio

Foto: Estudios Revolución

NUEVA YORK.- El Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, sostuvo en la tarde de este jueves, en la sede de la misión permanente de Cuba ante Naciones Unidas, una reunión fraternal con miembros del Consejo Nacional de Iglesias de los Estados Unidos y su Presidente Jim Winkler.

Durante el encuentro el mandatario cubano reconoció la larga tradición de amistad entre los pueblos de Cuba y Estados Unidos y agradeció la solidaridad del Consejo Nacional de Iglesias, reflejada en múltiples momentos y acciones a favor del levantamiento del bloqueo, en la batalla por el regreso del niño Elián González, y por la liberación de los Cinco Héroes.

Igualmente destacó las relaciones entre las iglesias de los Estados Unidos y de la Isla, e hizo énfasis en que las restricciones de los viajes a Cuba limitan el intercambio entre las denominaciones religiosas de ambos países y los vínculos de miles de sus miembros con sus familiares en la nación caribeña.

A la salida del intercambio la reverenda Joan Brown Campbell, a quien el pueblo cubano recuerda con gratitud por su lucha en el rescate del niño Elián González, fue abordada por los periodistas cubanos aquí acreditados. A ellos confesó estar impresionada por el encuentro con el Jefe de Estado: «Me tocó el corazón; tiene un sentido de responsabilidad con su pueblo», dijo la reverenda.

«Para los que hemos trabajado por mucho tiempo en este asunto de Cuba y los Estados Unidos, nos ha impresionado que él considere importante la continuación del trabajo común. Nuestro país es el obstáculo, no el de ustedes», añadió.

«La convicción nuestra —destacó Brown Campbell— es que hay que terminar con el bloqueo para que las relaciones de nuestros pueblos puedan llegar al punto a donde parecían haber estado hace poco tiempo. Muchos norteamericanos están trabajando por terminar el bloqueo».

La reverenda comentó que ahora es más difícil viajar a Cuba que antes: «Necesitamos eliminar eso para poder tener una presencia en el pueblo cubano, como la teníamos anteriormente».

Jim Winkler, secretario general y presidente del Consejo Nacional de Iglesias de Cristo, declaró en relación con la lucha contra el bloqueo: «En primer lugar necesitamos hablar con nuestros representantes, congresistas y senadores, además de mantener conversaciones en las mismas iglesias sobre los temas de Cuba. Necesitamos, también, presionar a la Casa Blanca para que cambie su política».

Winkler recordó que hace 50 años nació una batalla con la primera declaración, en 1968, del Consejo Nacional de Iglesias de Estados Unidos en contra del bloqueo. Cada año, desde ese momento, se ha hecho la denuncia; y como le prometimos al Presidente de Cuba esta noche, la lucha será todos los días, hasta el fin de esa hostil política.

Sobre el encuentro con Díaz- Canel, el líder religioso dijo que ningún gobierno en el mundo les ha dado la bienvenida y les ha abierto los brazos como el de Cuba.

«Estamos convencidos de que los millones de cristianos en Estados Unidos, y los de Cuba, pueden lograr, juntos, cambios significativos», aseguró Winkler.

Por su parte Stan Hastey, representante de la Alianza Bautista de los Estados Unidos, visiblemente emocionado por la recién concluida reunión, también ofreció declaraciones a la prensa. Expresó que el Presidente cubano les había recibido con bondad, con generosidad, y que sus palabras evidenciaron la confianza que tiene en religiosos como ellos, en sus causas que han sido fijas y fuertes por décadas.

«Muchos lo vimos por primera vez esta noche —resaltó Stan Hastey sobre Díaz-Canel—; como él dijo al final, este es un asunto de familia y ustedes son parte de esa familia».


 

Díaz-Canel a empresarios agrícolas estadounidenses: Venimos con un mensaje de diálogo y convocatoria

El Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, sostuvo en la mañana de este jueves un ameno y constructivo encuentro con empresarios y líderes de distintas organizaciones del sector agrícola estadounidense, organizado por la Coalición Agrícola de Estados Unidos para Cuba (USACC) y la Asociación Nacional de Departamentos Estaduales de Agricultura (NASDA).

Foto: Estudios Revolución

Al darles la bienvenida en la sede de la Misión de Cuba ante las Naciones Unidas, el mandatario calificó de indispensable esta reunión con «uno de los sectores que más ha defendido las relaciones de Estados Unidos con Cuba».

De hecho, argumentó, es «el sector con el que hemos tenido alguna posibilidad, muy limitada, para poder tener intercambio económico y comercial».

Díaz-Canel recordó que «hubo momentos en que importamos de Estados Unidos más de 1 100 millones de dólares en un año, cifra que ha ido reduciendo porque, con las limitaciones del bloqueo, se nos impone que tenemos que pagar al cash y se nos limitan también las cifras en que podemos hacerlo».

Independientemente del recrudecimiento de esa política aberrante y de las medidas contra Cuba que ha tomado la nueva administración de los Estados Unidos, «nosotros seguimos abiertos al diálogo», reiteró el Presidente cubano.

Consideró que el motivo por el cual se ha producido un retroceso en el restablecimiento de relaciones, «solo tiene que ver con que hay intereses de una minoría que, lucrando con la política, trata de frenar esas relaciones».

«Queremos ante ustedes ratificar que venimos con un mensaje de diálogo. No vamos a cerrar en ningún momento la posibilidad de conversar, pero siempre sobre una base de respeto, sin condicionamiento y sin imposiciones»

El Jefe de Estado comentó la importancia que reviste expresar estos asuntos a empresarios y líderes de organizaciones del sector agrícola estadounidense, «porque ustedes han estado permanentemente activos en la relación con Cuba».

Que se logre levantar el bloqueo y que se fracturen las medidas en contra de las relaciones entre nuestros países, tiene que ver también con la actividad que ustedes hacen, con la manera en que ustedes negocian o muestran su inconformidad con estas restricciones, consideró.

«Es muy importante que personas como ustedes puedan visitar Cuba, que podamos conversar, intercambiar para que se conozca realmente nuestra realidad y, a partir de eso, ir creando toda la fortaleza y la construcción de unidad que nos permita acabar con el bloqueo».

Díaz Canel refirió que la Mayor de las Antillas tiene que importar anualmente más de 2 000 millones de dólares en alimentos, «en condiciones muy complejas, con países que están a una enorme distancia, donde el pago por flete es muy alto, donde, de hecho, nos suben los precios porque saben las necesidades y limitaciones que tenemos».

Foto: Estudios Revolución

Valoró además las oportunidades del mercado cubano que aunque pequeño en tamaño, es seguro, porque implica abastecer a toda una población de once millones de personas.

El estadista opinó que el intercambio puede ser mutuamente beneficioso. Lo que sí nos molesta y duele, enfatizó, es que a veces va un barco cargado de comida desde Estados Unidos hacia Cuba, porque lo hemos podido comprar, y después regresa vacío cuando pudiera regresar con mercancías nuestras.

Igualmente expuso que podían producirse transferencias de tecnologías e intercambios científicos, porque aunque somos un país con modestos recursos también tenemos un buen desarrollo científico.

Hemos traído, concluyó, un mensaje de paz, de unidad, de comprensión y también de convocatoria.

En el encuentro participaron, entre otros, Bárbara Glenn, directora ejecutiva de NASDA; Paul Johnson, presidente de USACC; Thomas Sleigth, director ejecutivo del Consejo de Granos de Estados Unidos; y los comisionados de Agricultura de los estados de Connecticut, Virginia y Nuevo México.

Gracias a la labor de este sector, desde el año 2001, se iniciaron las ventas de productos agrícolas y alimentos a Cuba, las que se realizan en una sola dirección, pues se mantiene la prohibición de las exportaciones de la Isla con destino a los Estados Unidos.

Díaz-Canel con representantes agrícolas
Miguel Díaz-Canel se reúne con autoridades y ONGs del sector agrícola en los Estados Unidos. Los presentes coincidieron en la necesidad de levantar el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto a la Isla. Fotos: @CUBAONU

En días pasados, el Senado de este país aprobó una enmienda al proyecto de Ley Agrícola que, de ser finalmente respaldada por la Cámara de Representantes, permitiría la promoción en Cuba de productos agrícolas estadounidenses con fondos oficiales.

Esta enmienda, que es un paso en la dirección adecuada, aún está lejos de facilitar el comercio agrícola con Cuba y los créditos privados, tal como reclama la comunidad agrícola estadounidense.

 


Cuba es bienvenida en la Catedral de San Patricio

A las 10:00 de la mañana en punto, llegó el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, a la Catedral de San Patricio, donde fue recibido por el cardenal Timothy Michael Dolan, el carismático arzobispo de Nueva York.

«Gracias por su visita, sea bienvenido», fueron las palabras del prelado, siempre con una amplia sonrisa, saludo que reciprocó el mandatario en un ambiente distendido y familiar.

 

Foto: Estudios Revolución

 

Tras el intercambio informal en el zaguán de las áreas privadas del arzobispo en la arquidiócesis de Nueva York, ambas personalidades pasaron a una de las saletas, donde el Jefe de Estado cubano le comentó sobre su jornada en la ciudad este miércoles 26 de septiembre de 2018.

Ayer fue muy significativo para nosotros —le dijo Díaz-Canel—, 58 años atrás, este mismo día, Fidel dio un gran discurso en Naciones Unidas. Y también estuvimos en la iglesia Riverside, que fue visitada por él, añadió.

Díaz-Canel comentó a Timothy Michael Dolan que la iglesia católica y el gobierno de Cuba mantiene vínculos de respeto y comunicación estable y fluida. Foto: Estudios Revolución

—Sí, me acuerdo cuando él estuvo por aquí. No se me olvida que dijo que las calles de Nueva York estaban peor que las de La Habana, por los baches —le comentó el arzobispo.

A continuación, el cardenal Dolan se refirió a la gran diversidad religiosa que existe en Cuba y le preguntó al mandatario cubano sobre la comunidad judía.

Díaz-Canel le señaló que él mismo ha participado con ellos en actividades, como en la festividad judía de hanuka, y que incluso en el parlamento ha estado representada esa comunidad.

Los dignatarios mantuvieron un diálogo que duró poco más de media hora, conversación en la que también participó el canciller Bruno Rodríguez Parrilla. El Presidente resaltó los vínculos de respeto y comunicación estable y fluida entre la Iglesia Católica y el Gobierno de Cuba.

También explicó al arzobispo que el retroceso experimentado con el actual gobierno de EE.UU. afecta a las familias cubanas y ratificó la voluntad de avanzar hacia un mayor entendimiento con sectores diversos de la sociedad estadounidense.

Cosas de Cuba

Al concluir el encuentro, el presidente y el cardenal intercambiaron obsequios. Díaz-Canel le entregó un cuadro con una imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre —a la cual Dolan besó y dijo que la amaba— y una escultura en madera de la Patrona de Cuba, tallada por un artista del pueblo de El Cobre, le explicó el mandatario.

—Esta (la estatuilla) la pondremos en la iglesia —le señaló el Cardenal, y arropó a la virgencita en su pecho.

Entre los obsequios entregados por el arzobispo de Nueva York al presidente cubano estuvieron unos ejemplares de tabacos estadounidenses.

cardenal y Díaz-Canel, imagen virgen cubana
El Arzobispo de Nueva York recibió con júbilo un cuadro de la Virgen de la Caridad del Cobre y una estatuilla tallada de madera de la Patrona de Cuba. Foto: Estudios Revolución

 

Timothy Michael Dolan despidió a Miguel Díaz-Canel en la escalera que da a la puerta de salida de los aposentos.

«Siempre será bienvenido», le dijo.

En un breve intercambio con la prensa, el Arzobispo de Nueva York expresó que el Presidente cubano «es un hombre de honestidad, esperanza y sueños. Me ha conmovido muchísimo compartir con él, las esperanzas de una nueva amistad entre Cuba y Estados Unidos. Amo y respeto a los obispos de Cuba y ellos comparten esta esperanza también».

Al preguntársele sobre el bloqueo, expresó: «Como dice el Papa Francisco, siempre estamos mejor cuando construimos puentes y no muros… Además, quiero tener más puros (tabacos) cubanos».

 


 

En esta misma jornada, el Jefe de Estado y de Gobierno sostuvo un intercambio con la Presidenta de la 73 Sesión de la Asamblea General de la ONU, María Fernanda Espinosa, quien manifestó que fue “un placer darle la bienvenida a mi querido amigo, el Presidente Miguel Díaz-Canel, y a su ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla, a mi oficina. Hablamos de la importancia de fortalecer la cooperación Sur-Sur y nuestro firme compromiso con el multilateralismo”.

 


 

La víspera, el dignatario se entrevistó con el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, según indicó la parte cubana. En declaraciones a la prensa, el político demócrata señaló que le gustaría ver una relación positiva entre los dos países.

 

Desafortunadamente —añadió de Blasio— creo que algunas de las decisiones de la administración de Donald Trump lo han hecho más difícil y no más fácil.

Díaz-Canel tuvo el lunes un encuentro con miembros republicanos y demócratas del Congreso de Estados Unidos, a quienes ratificó la voluntad de promover el avance de las relaciones bilaterales.

En ese evento, celebrado en la Misión Permanente de Cuba ante la ONU, fue ratificada también la disposición de La Habana a aprovechar las potencialidades de la cooperación sobre la base de la igualdad y el respeto mutuo.

Asimismo, el martes dialogó con ejecutivos de varias compañías estadounidenses del sector de las tecnologías de la información y las comunicaciones interesadas en las potencialidades del mercado de la isla.

Invitado por Eric Schmidt, vicepresidente de la empresa Alphabet, que tiene como principal subsidiaria a Google, en cuya sede se realizó la reunión, el presidente cubano dialogó con los participantes sobre el desarrollo de las nuevas tecnologías.

Washington se ha dedicado a fabricar, con falsos pretextos, escenarios de tensión y hostilidad contra la Isla que a nadie benefician, señaló la víspera el presidente cubano en la Asamblea General de la ONU.

Pero tal postura es contraria a las aspiraciones compartidas por ciudadanos estadounidenses y cubanos residentes fuera de la isla, agregó el mandatario.

Todo ello contrasta con el hecho de que mantenemos vínculos diplomáticos y programas de cooperación en un grupo limitado de áreas, aunque las potencialidades para una relación comercial fluida son conocidas y un entendimiento beneficiaría los intereses de toda la región, consideró.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu