Bibliotecarias escolares ¿Especialistas o auxiliares?

Bibliotecarias escolares ¿Especialistas o auxiliares?

Evacuar sus dudas en cuanto a la categoría que se les da a las bibliotecarias escolares —junto con otros docentes en las funciones de instructor de arte, computación, educación física, y de logopeda psicopedagogo— es el objetivo de la carta que nos escribe Rasel Ramírez de la Rosa.

Bibliotecas escolares
Foto: Roberto Suárez

Ella labora en la primera especialidad mencionada, en la escuela especial Ciro Frías Cabrera, ubicada en el municipio santiaguero de Tercer Frente, y afirma que “están en desventaja respecto al salario y a los recursos que les entregan al iniciar el curso”.

Dice que ha planteado su preocupación en todas las instancias de educación (no refiere cuáles), en las que asumieron justas sus consideraciones, si bien le recomendaron esperar respuesta pues no estaba en sus manos dársela, “pero todo ha quedado ahí”.

Rasel asevera que tampoco se puede marcar la diferencia en cuanto a los turnos de clases, en tanto “todos tenemos una o dos frecuencias a la semana”. Sin embargo, subraya que las empleadas como ella llevan toda la labor técnica de la biblioteca, además de atender a los usuarios del centro y a quienes acudan en busca del servicio.

La lectora reitera que las bibliotecarias escolares se encuentran en desigualdad de condición al analizar los datos aportados y el artículo 2, del capítulo 1 del Código de Trabajo, que entre otros elementos se refiere a la igualdad de salario y “que el trabajo se remunera (…) en correspondencia con los productos y servicios que genera, su calidad y el tiempo real trabajado”.

“Nos acercamos más a las auxiliares pedagógicas que al resto de los docentes”, por eso su gran interrogante de si son o no especialistas, una duda que de seguro tienen otros de sus colegas.

6 comentarios en Bibliotecarias escolares ¿Especialistas o auxiliares?

  1. Al parecer se ha hecho muy difícil, dar respuesta a esta inquietud que preocupa tanto a todas bibliotecarias, cada lunes, lo primero que hago es revisar y una vez más decepcionada por no encontar respuesta alguna, me pregunto, qué siginificamos???, POR QUÉ NO RESPONDE.

  2. Es cierto, mi mamá fue bibliotecaria, y mucho es el saber que acumula para sí y los demás. Trabajadora incansable, se destacó en todas las actividades que realizaba, e inclusive de títeres, muy conocida, por su gran labor pasó a ser metodóloga, ¿quién no conoce a Lily o Lilí?. Ahora está jubilida, ganando un salario no adecuado a todo su agnegado aporte a la sociedad, pues también fue especialista del 1er grado de primaria, trabajando 46 años de su vida.

  3. Estamos totalmente de acuerdo con el planteamiento de la colega Rasel Ramírez de la Rosa y los comentarios realizados hasta el momento. Al fin una colega tuvo la valentía de expresar nuestras preocupaciones donde abordamos también que el bibliotecario dentro de sus funciones están las de ofrecer las efemérides y trabajarlas, lectura del mes, concursos convocados por el sistema y otros por el centro, impartimos actividades de promoción de lectura contribuyendo a la consolidación del trabajo independiente de los estudiantes como vía para la elevación de la calidad de la clase donde se deben atender las diferencias individuales: pregunto en qué se diferencian estas de las clases, por otro lado a la hora de repartir los materiales se nos dice que somos otros docentes, que no es la misma norma, por que no estamos con la tiza en la mano, vuelvo a preguntar y reflexionar es que a caso damos la espalda a la hora de impartir las actividades a nuestros estudiantes y lo único que nos diferencia es la tiza con el plan de actividades, y siempre somos los últimos en recibir los materiales, por otro lado el salario no es igual que los profesores y nos hacemos licenciados y máster igual que ellos y se nos evalúa de la misma forma. Cuando llega una visita a una escuela uno de los primeros lugares en visitar es la biblioteca porque en ella se irradia cultura.
    En el caso de los centros internos tenemos que realizar las guardias igual que los profesores exigiéndonos con la misma responsabilidad, a parte de trabajar en horario nocturnos para ofrecer nuestros servicios.
    Sería bueno darle seguimiento a estos planteamientos para que no queden abiertos y guardados en un comentario

  4. Estamos totalmente de acuerdo con el planteamiento de la colega Rasel Ramírez de la Rosa y los comentarios realizados hasta el momento. Al fin una colega tuvo la valentía de expresar nuestras preocupaciones donde abordamos también que el bibliotecario dentro de sus funciones están las de ofrecer las efemérides y trabajarlas, lectura del mes, concursos convocados por el sistema y otros por el centro, impartimos actividades de promoción de lectura contribuyendo a la consolidación del trabajo independiente de los estudiantes como vía para la elevación de la calidad de la clase donde se deben atender las diferencias individuales: pregunto en qué se diferencian estas de las clases, por otro lado a la hora de repartir los materiales se nos dice que somos otros docentes, que no es la misma norma, por que no estamos con la tiza en la mano, vuelvo a preguntar y reflexionar es que a caso damos la espalda a la hora de impartir las actividades a nuestros estudiantes y lo único que nos diferencia es la tiza con el plan de actividades, y siempre somos los últimos en recibir los materiales, por otro lado el salario no es igual que los profesores y nos hacemos licenciados y máster igual que ellos y se nos evalúa de la misma forma. Cuando llega una visita a una escuela uno de los primeros lugares en visitar es la biblioteca porque en ella se irradia cultura.
    En el caso de los centros internos tenemos que realizar las guardias igual que los profesores exigiéndonos con la misma responsabilidad, a parte de trabajar en horario nocturnos para ofrecer nuestros servicios.
    Sería bueno darle seguimiento a estos planteamientos para que no queden abiertos y guardados en un comentario

  5. Concuerdo con lo anterior planteado, además se dejó de mencionar que el bibliotecario es el divulgador del centro,que por tanto es el responsable de la actualización de los murales, de los concursos y no se le entregan materiales correspondientes para realizar todos esos trabajos.
    A los biblioecarios escolares se les exige como si fueran maestros,y es cierto que el salario no se corresponde con las funciones que realiza.

  6. Estoy de acuerdo con el planteamiento de Rasel Ramírez de la Rosa, es una profesión que requiere estudios,dedicación, forman al igual que cualquier docente y no se considera como tal, estan al frente de un aula con planificacion de sus actividades. Entonces vemos al bibliotecario como la persona que cuida los libros con espejuelos y que cuando hay que hacer una tarea mandada por el maestro de debe ir al lugar. El bibliotecario brinda de su saber, guia a los muchachos, es el profesional que en muchas ocasiones nos ayuda a descubrir el mundo vinculado a la lectura, al conocimiento y que seremos en el futuro. Seria bueno hurgar en esta profesión por nuestras escuelas para que realmente salga a la luz quienes son, hasta donde hacen en las escuelas, por que se van. Comparar en otros lugares hasta donde pueden crecer y como crecen y que maravillas realizan con sus conocimientos, cuantos biliotecarios existen detras de maestrias, doctorados, tesis.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu