¿Protección o desprotección?

¿Protección o desprotección?

En días de tan extraordinario calor, el más mínimo detalle puede poner en crisis la bilirrubina, el estrés y la salud de cualquier persona. Sobre eso medité cuando hace unos días entré a la tienda Dita, enclavada en la Calzada de Diez de Octubre, muy cercana a la famosa Esquina de Toyo. ¡Insoportable el calor en esa tienda!

Las puertas abiertas en busca de algún hálito de aire que calmara un tanto el ambiente y algún que otro ventilador revoloteando contra el aire enrarecido. Ninguna muestra mejor de desprotección a clientes y trabajadores, y que igual ocurre en las llamadas tiendas en CUC como en las que venden en CUP.

Si difícil era para los clientes permanecer en la tienda, mucho más complicado era para esos trabajadores del comercio poder cumplir con su tarea durante ocho o más horas continuas.

Lo comenté con algunas de las tenderas del lugar y una mirada incrédula fue la respuesta, que denotaba además falta de decisión para reclamar un derecho ganado, pero también desconocimiento de cómo hacer efectiva la razón que a ellas asistía. El Código de Trabajo habla del tema, agregué. Ustedes no tienen por qué admitir estas condiciones de trabajo. “¿Qué vamos a hacer?”, respondieron.

Igual situación comprobé meses atrás en lo que es el supermercado de la planta baja de la tienda de Carlos III, también en las canchas del antiguo Ten Cent de Galiano —¡un verdadero infierno!— y más recientemente en Ultra. Y en la oficina del administrador: ¿tampoco hay aire acondicionado?, pregunté, pero no obtuve respuesta.

A pesar de tales ejemplos, lamento no haber anotado las tantas unidades del comercio donde también se trabaja sin aire acondicionado, en franco desafío a la estabilidad emocional de trabajadores y clientes.

El Código de Trabajo en nuestro país dispone que la seguridad y salud en el trabajo tienen como objetivos garantizar condiciones seguras e higiénicas, prevenir los accidentes, enfermedades profesionales y otros daños a la salud de los trabajadores. Por ello, el empleador está obligado a cumplir la legislación en esa materia y adoptar las medidas que garanticen las citadas condiciones laborales.

Asimismo, estipula que si un trabajador considera que su vida se encuentra en peligro inminente, por la no aplicación de las medidas de protección pertinentes, tiene derecho a no laborar en su puesto o a no realizar determinadas actividades propias de este. Y es la organización sindical la llamada a exigir el cumplimiento estricto de lo dispuesto en el Código.

Nadie en su sano juicio podría calificar de exagerado nuestro razonamiento: el calor acumulado entre las paredes de una tienda que recibe cientos de clientes en pocas horas puede provocar males crecientes a la salud, el humor y el ánimo.

Nunca mayor virtud que el estoicismo con que este pueblo soportó la virulencia del período especial con apagones de 8, 12 y más horas. Hoy es injusto, inadmisible, entrar a Dita y al resto de las numerosas tiendas que laboran sin aire acondicionado.

7 comentarios en ¿Protección o desprotección?

  1. Pienso que una buena sección sindical que se respete debe cumplir con su fin social y es válido felicitar y estimular a los que así lo hacen, pero desgraciadamente existen elementos que lejos de defender al trabajador como Jesús Menéndez en su tiempo lo hizo, hoy por temor a represarías por parte de la administración o para garantizar un lugarcito en el cumplimiento de misiones al extranjero deciden seguir el juego del administrador contra el trabajador, provocando que se desacredite el sindicato y se vea como se piensa que solo sirve para quitarle dinero al obrero, esto ocurre en el combinado deportivo norte del INDER en caimanera que una vez decidida aplicar medida administrativa contra el obrero sin contar con la opinión del sindicato, en el órgano de justicia laboral tampoco se tuvo en cuenta y el secretario se limita a hacer comentarios en secreto fuera de los predios del local contra la dirección que este mismo apoya en sus atropellos contra el obrero,
    Tal es el caso de una profesora internacionalista que una vez interrumpida la misión en Venezuela por parte del gobierno venezolano, se incorpora a trabajar y solicita traslado a otro combinado deportivo ya que en su ausencia nombran director a su ex esposo y padre de sus hijos con quien no tiene relación alguna, que manifestó este en el recibimiento que no tenía que saludarla, dando muestra de su posición sin ápice de ética ante los trabajadores y directivos municipales, por cuanto solicita en carta su solicitud que dilatan expresando la directora que en septiembre, luego se le hacía tedioso firmar la tarjeta que solo estaba en manos del director o su segunda y en el mes de octubre por problemas de salud se ausenta y comunica vía teléfono su situación además de enviar recados con compañeros de trabajo y se le impone luego arbitrariamente una amonestación en un expediente donde nunca antes figuró una medida de ningún tipo, proceso en el cual mediaron, mañas y la amenaza de la administración que si en el órgano de justicia se le daba razón a la trabajadora el directivo pediría la liberación del cargo, y como era de esperar a los 10 días justos llega la respuesta contra el obrero y sin más otro recurso a que apelar. Es la justicia o injusticia laboral, es el sindicato responsable o no de esto, es el papel a desempeñar por estos secretarios o son capataces.
    Disculpen pero el filo de la verdad en ocasiones hiere la vista del que la lee pero hiere mas el corazón de un obrero.
    Atentamente recibiría cualquier consejo, orientación, critica…

    Otra interrogante para mi es que si con este comentario la voz es escuchada, valorada y con algun resultado ya que la legislacion como tal no proteje al obrero ya que en casos como este ya el organo de “Justicia” laboral falló literalmente contra el obrero y no hay forma de restituir el aniomo y la moral de alguien que fue directora de ese propio centro activa en el sindicato, exigente en que se haga el convenio colectivo aun si hacer, internacionalista en espera de llamado, ya frustrados sus sueños y aspiraciones por la conducta corrupta de directivos……

  2. Es una necesidad de ahorrar electricidad según directivas de el ministerio de energía y minas.Pero ahorrar no significa precarizar los puestos de trabajo ni vulnerar el derecho a la salud de los clientes.

  3. Como puedo comunicarme con usted, necesito comentarle algo que no puede ser tratado públicamente, pero que es de suma importancia.

  4. Si comparto la ideas que los trabajadores tienen que tener condiciones de trabajos, pero estoy conciente de que el pais no cuenta con los recursos que quisiera para hacer eso posible, sin embargo si me siento desprotegida, cuando como trabajadora que soy voy a comprar una o dos libras de carne y no puedo porque me dicen que tengo que comprar, la pierna o la paleta completa
    o la mitad, le he preguntado y exigido que me digan donde esta escrito que deba ser asi, y me dicen que le pidamos que lleven la carne sin hueso, porque ellos tienen que pagar todo lo que quede, no entiendo, eso sucede en 240 y 31 San Agustin La Lisa.

  5. Hablando de ODISEA: ? Cuando, cómo y quienes podrán explicar un grupo de normas, que parece ser— como siempre— la norma no lo dice y el reglamento dice otra y me refiero a los seminarios del T.P.C.P….Esta polémica figura, que tiene una buena parte desde la sombra y otra se manejas frases y expresiones para soltear como seguir y otras personas como escuche, desean entregar las licencias porque ahora hay que sacar y pagar licencia para ofrecer un cafe o un pomo de agua y otro en el grupo de controlara y si te llamas Juana o Pepe, debes inscribir en el registro de la propiedad, misión del flamante IPF VILLA PEPE Y JUANA… O CASA MIGUEL Y RAQUEL Algo ridículo y sin sentido del futura.
    … Se dice y no se entiende….
    – Sacar varias licencias, pagarlas y renovarlas y mostralas..
    – Declarar y situar en la cuanta” fiscal” del Banco el 80% de los ingresos Brutos..
    -El Banco te exige o le dijeron que implante—porque no se sabe que figura jurídica sustenta que te inmovilicen tus finanzas 3 meses anticipadas para los pagos a la ONAT, justificando tal decisión por ejemplos de indisciplinados…
    – Tu pésimo capital de trabajo es solo un 20% de los ingresos…es eso los que los contadores han orientado para resolver…Piensa así el Banco…
    -Nadie habla de seguro, ni contingencia.
    – Nadie habla de depreciación.
    -Nadie habla de capital de trabajo….
    Me refiero en el TPCP, en el estado si se aplica para todos los principios generalmente aceptados en la contabilidad y las finanzas…? Porque se evade la figura contable en el TPCP-?
    –Hay que pagar `por un trabajador…
    —Porque en la renta no hay como es en el estado y en el mundo con sentido, temporada alta y baja…
    -Porque La renta de habitaciones para un impuesto igaul en HV, VIÑALES, PLAZA Y otros igual al de la LISA, MARIANAO, SAGUA LA GRANDE REGLA….COTORRO, Para la venta el estado se protegió gravar diferentes impuestos según área, zonas etc….Pero en los privado o no se como llamarlo, se desentiende. Al final si no es asi, lo que se percibe es un deseo de que las personas renuncien al TPCP, y pone de manifiesto la expresión reiterada ” EL TPCP ES UN MAL NECESARIO”

  6. Así mismo es, entré en la tienda la Ëpoca un día cerca de las 5:00 pm. mientras más pisos subía que son 5, más calor, menos oxígeno y los empleados lo aceptan igual como que no tienen nada que hacer. A la larga esto hace daño a la salud, es algo insoportable. Conozco del ahorro de combustible para intentar no afectar al sector residencial pero es demasiado.

  7. El Código de Trabajo en nuestro país dispone que la seguridad y salud en el trabajo tienen como objetivos garantizar condiciones seguras e higiénicas, prevenir los accidentes, enfermedades profesionales y otros daños a la salud de los trabajadores. Por ello, el empleador está obligado a cumplir la legislación en esa materia y adoptar las medidas que garanticen las citadas condiciones laborales.

    esto esta perfecto pero no se lleva a la práctica, el trabajador que proteste lo ponen de patitas en la calle y donde va a conseguir trabajo??? es la otra parte del cuento…

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu