Cambio climático aumenta el hambre en el mundo

Cambio climático aumenta el hambre en el mundo

El número de personas que padecen hambre en el mundo aumentó en 2017 por tercer año consecutivo, principalmente a causa del cambio climático, y alcanzó la cifra de 821 millones de personas, lo que supone un retroceso a niveles del 2010.

El cambio climático está creando más hambrientos

Varias agencias de Naciones Unidas presentaron la pasada semana en la sede de la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en Roma su informe “El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo 2018”, donde se constata que uno de cada nueve habitantes del planeta sufre hambre.

Los datos reflejan un aumento progresivo del número de personas afectadas por la subalimentación (carencia crónica de alimentos) desde 2015 y, según las últimas proyecciones, el incremento fue de casi 17 millones de hambrientos entre 2016 y 2017.

El director general de la FAO, José Graziano da Silva, precisó en conferencia de prensa que esta nueva edición sobre el tema alimentario se centra en el impacto de la variabilidad del clima y la exposición a fenómenos climáticos extremos más complejos, frecuentes e intensos.

Según el informe, “los cambios en el clima ya están debilitando la producción de los principales cultivos en regiones tropicales y templadas”; y advierte: “Si no se toman medidas, se espera que la situación empeore a medida que las temperaturas aumentan y se vuelven más extremas”.

La situación del hambre, apunta el estudio, es “significativamente peor en los países cuyos sistemas agrícolas son extremadamente sensibles a la variabilidad de las precipitaciones, la temperatura y la sequía, y donde los medios de vida de una elevada proporción de la población dependen de la agricultura”.

Esos factores, además de los conflictos y la violencia, están mermando los avances realizados hacia la eliminación del hambre y la malnutrición, según el documento.

La prevalencia de la subalimentación es mayor en África, donde lo padece el 20,4 % de la población, equivalente a 256 millones de personas; Asia alberga al mayor número de individuos con hambre, 515 millones, el 11,4 % de sus habitantes; mientras que en Latinoamérica y el Caribe la cifra subió a 39,3 millones de personas, el 6,1 % de la población.

El informe también recoge otros datos sobre subalimentación, como la que afecta a los 151 millones de menores de cinco años que continuaron sufriendo retrasos en el crecimiento, aunque la tasa descendió del 25 % en 2012 al 22 % en 2017.

Además de la FAO, en la elaboración del informe también participaron el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Con información de fao.org/news, lavanguardia.com y elsiglodetorreon.com.mx

Ver informe completo  “El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo 2018”, de la ONU, en el URL:

http://www.fao.org/3/I9553ES/i9553es.pdf

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu