Los 100 de Lucas

Los 100 de Lucas

La primera novia que  tuvo Lucas se llamaba  Nena Madrigal. Y Paulina fue su  primera mujer; pero él era tremendo  cuando aquello, y además tenía otra  novia, entonces los celos de un hermano  de Paulina acabó su romance con  ella.

Los 100 de Lucas
Foto: del autor

Así me contó Lucas Ramón García  Valdivia, la persona más popular  del CDR 2 Arturo Díaz González,  enclavado justo frente al Parque de  Santos Suárez, en La Habana, y quien hace muy pocos días arribó nada menos  que a los 100 años. “Pero todo el  mundo me llama solo Lucas, a secas”.

Es un viejo salpicón, se mete con  las mujeres de la cuadra o que pasan  cerca de él. Siempre tiene un chiste,  un piropo, un doble sentido y por eso  lo queremos mucho. Es muy hablador  y tiene tremenda memoria, aseguran  varias de las personas presentes en la  fiesta que su CDR le regaló al llegar a  la centuria.

“Yo nací en Santi Spíritus —rememora  Lucas— aunque no me acuerdo  bien del nombre del lugar. Era campo  adentro. Hasta que poquito  antes del triunfo de la  Revolución vine para La  Habana, para esta misma  casa en San Indalecio y  Zapotes. Comencé a trabajar  como dependiente  en el hotel Habana Libre  y también en la Antigua  Chiquita, por la Quinta de  los Molinos.

“Siempre fui muy activo  en cosas del CDR.  Hoy tengo achaques y llevo  40 años jubilados, pero  hasta casi el otro día fui  carpintero. Hacía palos de escobas y  de trapear, corrales para niños, en fin,  cosas que me unían con la gente. Pero  no le haga caso a lo que dicen de mí,  son las mujeres las que se meten conmigo.  Se me sientan en las piernas, me  toquetean y me dicen barbaridades.  Como si yo fuera de palo”, comenta  con mirada socarrona.

“Chico no sé por qué he durado  tanto. A lo mejor es porque mi  vida fue siempre ayudar a la gente.  Yo casi no tomaba ron, sin embargo  fumé tabaco por más de 80 años.  Hace poco me caí y me partí la cadera  y el fémur. Me operaron y ahora  apenas camino, con un andador. Así  y todo no hay quien me meta un forro  en el dominó”.

Es imposible atrapar en un breve  espacio 100 años de vida —y menos  entre el jolgorio de su cumpleaños—  pero asegura que lo más lindo para  él es esta fiesta que le hizo su Comité.  “Vino mucha gente. Me compraron  cake, vino, bocadito, refresco”. Y  le suelta entonces una de las suyas a  una joven vecina.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu