Consulta popular: Confianza y consolidación

Consulta popular: Confianza y consolidación

Uno de los papeles que le corresponde al periodismo en este momento es recoger y reflejar reflexiones que profundicen más en la significación y el alcance de ese documento

La consulta popular del Proyecto de Constitución de la República de Cuba, una muestra más de democracia participativa en nuestro país, ha despertado un interés marcado en todos los segmentos de la población. Los trabajadores, como entes esenciales de la sociedad por sostener el peso de la economía, tomaron y toman parte en el proceso y lo han asumido como un deber esencial, al igual que el análisis del documento Bases para el Fortalecimiento de la Misión del Movimiento Sindical Cubano.

En los múltiples encuentros ya realizados resultan numerosas las intervenciones sobre los diferentes capítulos y aspectos abordados en el Proyecto, con el aporte de sugerencias de adiciones y supresiones para hacerlo más sólido cuando sea sometido al referendo.

La inmensa mayoría de los cubanos sienten plena confianza en que la nueva Constitución posibilitará la consolidación del proceso iniciado el Primero de Enero de 1959, en el cual los seres humanos hemos estado siempre en el centro de la atención estatal, con los derechos humanos esenciales garantizados.

Uno de los papeles que le corresponde al periodismo en este momento es, a mi modo de ver, recoger y reflejar reflexiones que profundicen más en la significación y el alcance de ese documento, en el valor real que tiene una consulta de tal magnitud y en propiciar que lo publicado en los medios no queden solo rozando la epidermis de lo señalado.

En tal sentido, solicitamos a tres experimentados especialistas en diferentes esferas sus consideraciones al respecto.

Andrés García Suárez, periodista cienfueguero con 56 años de servicio ininterrumpido en esa profesión, investigador histórico y escritor, señaló: “Aprecio una renovación del entusiasmo popular en esta consulta. Todos con quienes converso o escucho hablar en lugares públicos informales indican un apreciable sentimiento de confianza en el futuro de la nación dentro del Socialismo y por la consolidación de un Estado Socialista de Derecho.

“Plantean que el documento identifica principios económicos que resultan imprescindibles para el desarrollo social; aprecian lo que se refiere a la política exterior en estos tiempos tan peligrosos para el universo; elogian la defensa del territorio nacional y del medio ambiente, y la obligación de directivos, funcionarios y empleados estatales de servir eficaz y respetuosamente al pueblo, aunque expresan que debe agregarse qué les ocurriría en caso de incumplimientos.

“Los cubanos apreciamos a través del Proyecto todo lo que hay que hacer para construir el país que queremos. Se constata que existe confianza en ello. En fin, advierto una reactivación del entusiasmo por todo lo que es posible realizar y una total confianza en el Estado.

“Creo que Cuba le está dando al mundo un ejemplo de lo que es la verdadera democracia, cuando es su pueblo quien está redactando la Constitución Socialista para las presentes y futuras generaciones. Esta práctica está fortaleciendo a la Revolución en momentos en que el imperio norteamericano, sus aliados y lacayos lanzan una sucia ofensiva contra los países latinoamericanos con gobiernos progresistas y revolucionarios como Venezuela”.

Rosa Benavidez Aparicio, directora de la Consultoría de la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba (Canec) en Cienfuegos, consideró: “Tiene una gran significación el proceso de consulta popular que se realiza con toda la población cubana sobre la propuesta de la Ley de Leyes. Cada quien tiene la oportunidad y el derecho de opinar, proponer adiciones, supresiones y modificaciones.

“En cuanto a los fundamentos económicos, el Proyecto recoge el principio socialista de la propiedad como eslabón fundamental, con una dirección planificada de la economía. Posteriormente corresponderá mantener la exigencia debida en el cumplimiento de las leyes para que este principio no se distorsione. Resultan evidentes la integralidad y solidez del texto. El documento reconoce las diferentes formas de propiedad que coexisten en el país, pero deja claro que el sistema económico en esta nación se basa en la propiedad socialista de todo el pueblo. También asume la planificación como un elemento esencial, así como el papel de los trabajadores y su participación en ese proceso”.

Deisy Gavín Morales, profesora de la Universidad de Cienfuegos y de la Escuela de Hotelería y Turismo, apuntó: “La Constitución significa legalidad y también, soberanía; expresión de la libre voluntad del pueblo que la hace realidad y para cuyo bienestar pleno existe. Ahí radica su importancia y nuestro compromiso sagrado de defenderla.

“La que se pondrá en vigencia una vez aprobada por el pueblo es consecuente con el Concepto de Revolución expresado por el Comandante en Jefe Fidel Castro el Primero de Mayo del 2000. El Líder de la Revolución nos indicó hacer en cada momento lo que resulte necesario. Y en el actual nos corresponde contar con una Carta Magna sólida y ajustada a los tiempos actuales y futuros”.

Un comentario en Consulta popular: Confianza y consolidación

  1. Muy cierto sus opiniones y planteamientos. Soy de los cubanos que creemos en el cambio, que apoyamos La Revolución, que queremos una Constitución Actualizada y que nos respalde.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu