Trabajadores

Frenar el cambio climático tiene fecha

La Tierra podría atravesar un punto de no retorno para el año 2035 si los gobiernos no actúan decididamente en la lucha contra el cambio climático, advierte un estudio publicado en la revista de Geociencias “Earth System Dynamics”, de la Unión Europea.

Es indispensable emprender ya acciones radicales para enfrentar el cambio climático. Foto: www.ecoportal.net

Científicos del Reino Unido y los Países Bajos, autores del estudio, aseguran que, de acuerdo al presente escenario mundial, sería poco probable limitar el calentamiento global por debajo de los dos grados Celsius (℃) en el 2100, y consideran que la fecha límite para reducirlo a 1,5 ℃  ya pasó, a menos que se tome una acción climática radical.

Mediante el uso de información de modelos climáticos, el equipo determinó la fecha límite para iniciar acciones con el objetivo de mantener el calentamiento global probable (con una probabilidad del 67 %) por debajo de dos grados Celsius al finalizar el siglo.

El logro de ese propósito depende de cuán rápido la humanidad pueda reducir las emisiones de los gases de efecto invernadero (Gei) que emite principalmente la quema de los combustibles fósiles, causantes del calentamiento en curso; y al propio tiempo incrementar el empleo de las energías renovables, no contaminantes de la atmósfera, cuyo crecimiento se estima actualmente al insuficiente ritmo del 2 % anual.

En este sentido, los científicos consideran también la importancia de eliminar los Gei mediante el desarrollo de las denominadas emisiones negativas, cuyo empleo se lo han planteado ya varios países. Estas novedosas tecnologías serían capaces de extraer de la atmósfera el dióxido de carbono —el más abundante Gei—  y almacenarlo en un lugar seguro, según el estudio, divulgado a finales de agosto.

El Acuerdo de París, adoptado por las Naciones Unidas en el 2015, establece el propósito de limitar para el 2100  el alza del calentamiento global a un máximo de 2 ℃ respecto a la era preindustrial, y si es posible restringirlo incluso a solo 1,5 ℃.

Alcanzar tales objetivos requiere de la mayor voluntad de los gobernantes de todos los países —principalmente de los mayores responsables del trastorno medioambiental—, si consideramos que hasta la fecha la temperatura del planeta se ha elevado  1℃ por encima de la era preindustrial, y que aún la comunidad internacional no ha instrumentado el cumplimiento de lo acordado en la capital francesa hace tres años.

Concretar la aplicación del Acuerdo de París será el objetivo central de la Conferencia de las Partes de Naciones Unidas para luchar contra el Cambio Climático (COP 24), que deberá efectuarse el próximo diciembre en Katowice, Polonia.

(Con información de PL, Notimex y Telesur)